¿Ya demandaron a la FGR revisar expedientes que liberaron a Padrés Elías?

¿Ya demandaron a la FGR revisar expedientes que liberaron a Padrés Elías?

Desapareció el gobierno federal el programa de guarderías infantiles so pretexto que había descubierto niños fantasmas, es decir que se contabilizaban más pequeños de los que realmente había para cobrar subsidios de manera tramposa a la entonces secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) pero cuando se le exige a la actual administración que exhiba los datos, nadie los tiene

En cuatro o cinco meses más habrá trasporte público ¿O en 2020?
Una mujer fue asesinada en Nogales por su esposo ¡3 Niños quedaron en orfandad!
Es real la estrategia, bajar los térmicos de casas y luego ladrones atacan ¿O qué es?

Juana María Olguín

Desapareció el gobierno federal el programa de guarderías infantiles so pretexto que había descubierto niños fantasmas, es decir que se contabilizaban más pequeños de los que realmente había para cobrar subsidios de manera tramposa a la entonces secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) pero cuando se le exige a la actual administración que exhiba los datos, nadie los tiene.     

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el 13 de febrero, aseguró que había una lista de 97 mil 180 “niños fantasmas” registrados en estancias infantiles, el Periódico Reforma publicó este lunes que ni DIF y tampoco la Secretaría de Bienestar Social (antes Sedesol) tenía información al respecto ¿Es un juego éste? Muy perverso y grosero, difamar, montar toda una estratagema de desprestigio al programa, sin los documentos, que avalaran esa verdad jurídica.

El “cuento” de los “niños fantasmas” llevó a suspender el subsidio a estancias infantiles de un presupuesto de 4 mil millones a 2 mil millones de pesos anuales. Dónde está el registro de 97 mil 180 niños que no existen en estos centros infantiles del país ¿todo es una burda mentira?

Una vez más salió a los medios de comunicación, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte y recibió la atención inmerecida, pero en fin, el bandido denunció que fue extorsionado por el ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR) Alberto Elías Beltrán y que los montos que le tuvo que pagar, forzadamente fue para evitar que persiguiera y atacara a su familia. Aceptó pagar la suma exigida, misma que le fue dada por Enrique Peña Nieto, entonces presidente de la República ¡Sí señor!

También acusó vía carta dirigida a la Fiscalía General de la República (FGR) que posee información valiosa que podría agilizar investigaciones que lleva a cabo esa institución. Quiere involucrar o desnudar las trapacerías cometidas por Enrique Peña Nieto quién sabe, pero el ex mandatario se largó a España a descansar de su agitada vida de don Juan que lleva en los últimos meses o ¿puso terreno de por medio?

Lo que si urge es que la Fiscalía Estatal Anticorrupción (FEA) justifique su presencia y el costoso presupuesto que han tenido que pagar los sonorenses, tintos en sangre para nada nada y nada. Ojala que se acerquen a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de Santiago Nieto para aportar datos de los actos de corrupción de Guillermo Padrés, lo que pudo no haber prosperado para mantenerlo pudriéndose en la cárcel, porque ¿compró su libertad a través de cuantiosas cifras de dinero? ¿No?

Ya está avanzada esa investigación en la UIF ojalá que los señores funcionario de la FEA sepan aprovechar esa oportunidad de lujo, antes que concluya el sexenio y solo sigamos esperando que hagan algo y pongan en la cárcel, a por lo menos a una docena de rufianes, empezando por el líder de los saqueadores.

Y si llegó a guardia nacional (así en minúsculas) a Hermosillo a hacer lo mismo que ya hacía la Marina Armada de México (SMAR), el ejército mexicano: pasear en los bulevares ¿Eso es todo? Gastarán gasolina, carros, por ende mi dinero ¿y mi escasa esperanza así? 

Ayer la secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) echó a andar su ridículo programa de despistolización, el país atascado de armas de todas y las autoridades nos dan aspirinitas ¡No es posible! Más de 2 mil armas ingresan a diario de forma clandestina al país, más las que compra el gobierno y que luego misteriosamente aparecen en manos de bandidos y el sistema de gobierno quiere que de forma voluntaria pasen a dejárselas a cambio de un kilo de frijoles. 

Quiero tener fe en el sistema, pero a diario recibes exactamente una docena de razones para desconfiar. Ni hablar.