Y ahora, diputados de Encuentro Social, cuéntenme una de vaqueros

Y ahora, diputados de Encuentro Social, cuéntenme una de vaqueros

Carlos MONCADA OCHOA Los diputados del Partido Encuentro Social convocaron ayer a la prensa para decir que ellos se mantienen en la alianza “Juntos

¿La defensa de Padrés por el lado sentimental? ¡Le entramos!
Vida y milagros del Centro Ecológico de Sonora
De inmediato deben reestructurarse todos los partidos

Carlos MONCADA OCHOA

Los diputados del Partido Encuentro Social convocaron ayer a la prensa para decir que ellos se mantienen en la alianza “Juntos haremos historia”, y que si le dieron la espalda a sus compañeros de MORENA (no usaron esa expresión, pero lo que dejo escrito aquí es el equivalente), en un momento en que se requería de manera especial que la alianza hiciera su efecto, fue porque tuvieron ideas diferentes y se apegaron a la legalidad.

  ¿Para qué demonios creen que son las alianzas? ¿Sólo para que les regalen diputaciones que por ellos mismos jamás habrían conseguido?

  Imagina, Lector, que en un apartado rumbo de tu barrio un grupo de malandrines te atacan a puntapiés y puñetazos, y que tu amigo y compadre que te acompaña, en lugar de echarte una mano permanece apartado, y  luego, cuando te dejan pisoteado y sangrante en el suelo, se te acerca y te dice: “No intervine porque habría incurrido en un acto ilegal ya que no soy autoridad, y siento lo que te pasó, compadre, pero no dudes de que nuestra amistad sigue intacta”.

   El líder de la bancada ratificó que quieren que los planes del presidente electo salgan adelante. Pero el programa de López Obrador  pretende alcances nacionales, Sonora incluida, y requiere el concurso de sus seguidores auténticos en todos los frentes, no en unos sí y en otros no, no sólo en los asuntos que convienen a uno de sus aliados, sino en todos, máxime cuando los adversarios de enfrente son poderosos.

  Para el siguiente acto de traición, perdón, de desacuerdo, no será necesario que todos los del PES se reúnan ceremoniosamente como ayer, ante la prensa. Bastará con que expidan un boletín en el que informen, con una sola línea: “Seguimos en la alianza. 

  Ahora sí, cuéntenme una de vaqueros.

UN DESVELO MENOS

  La decisión tomada por la gobernadora, de hacerse cargo del transporte urbano en Hermosillo, y que comenzó a operar cuanto antes, le quita a la presidenta municipal una preocupación. Recuérdese que había hablado en la campaña de municipalizar el servicio y lo habría hecho con fundamento, pues la Constitución General se lo asigna a los Ayuntamientos.

  De todas maneras, aunque el grueso de la responsabilidad recaiga en el gobierno del estado, el servicio sigue prestándose en el municipio de Hermosillo, y no debe serle totalmente ajeno a la alcaldesa y su gente.

   Para corresponder que tendrá un desvelo menos, deberá permanecer atenta al desarrollo de la nueva situación, para el caso de que la municipalización llegara a conformar una solución adicional.

  (El caso obliga a preguntar, una vez más, dónde quedaron los 600 millones de pesos que le robaron al FEMOT).

 

carlosomoncada@gmail.com