Warriors espera lo peor con la lesión de Durant

Warriors espera lo peor con la lesión de Durant

Mientras los Warriors tomaban ayer el vuelo rumbo a casa en la bahía de california, Kevin Durant iba camino a Nueva York para ser evaluado con una re

Ana Cristina Narváez domina los 3 mil con obstáculos
Nadal barre a Wawrinka y se convierte en el ‘emperador’ de Roland Garros
FIFA repartirá 400 mdd en premios en Rusia 2018

Mientras los Warriors tomaban ayer el vuelo rumbo a casa en la bahía de california, Kevin Durant iba camino a Nueva York para ser evaluado con una resonancia magnética que mostrara la gravedad de la lesión que sufrió en el quinto duelo de las Finales de la NBA.

El campeón se mantuvo con vida en la serie con una amarga victoria en la que Durant salió en el segundo cuarto con una lesión en la pantorrilla derecha. Los médicos de Golden State valoraron que la dolencia pudo ser una torcedura en el tendón de Aquiles, que lo dejaría fuera la próxima campaña.

Durant había estado ausente de la postemporada desde el 8 de mayo y el lunes, antes del partido, recibió el alta médica para jugar el duelo en el que los Warriors afrontaban la eliminación ante los Raptors. Con menos de 10 minutos en el segundo periodo sintió una molestia que lo hizo abandonar el partido.

La valoración de los servicios médicos de Golden State prevén que su estrella sufrió una torcedura que lo alejará varios meses de las duelas, justo cuando estaba en el umbral de ir a la agencia libre para ser el más cotizado de los jugadores. Con esta lesión se prevé que tome la opción de 31 millones de dólares que le restaba con Golden State.

Para los Warriors no hay margen de error y deben ganar dos juegos para lograr el tricampeonato en fila y el cuarto título en cinco años, pero anímicamente deben afrontar el golpe de saber que Durant entra en la incertidumbre sobre su futuro.

Bob Myers, manager de los Warriors, informó entre sollozos la complicada condición de Durant al final del encuentro con la lesión en el tendón de Aquiles.

Tenía autorización para jugar esta noche, fue una decisión consensuada. No creo que haya nadie a quien culpar”, explicó Myers en conferencia de prensa al concluir el encuentro. “La gente que ha cuestionado que quisiese jugar estaba equivocada. No sabremos el tiempo que estará fuera hasta que no se le haga la resonancia magnética”.