¿Uso recreativo de la mariguana significa fumarla y quedar idiota?

¿Uso recreativo de la mariguana significa fumarla y quedar idiota?

Carlos MONCADA OCHOA En mi lejana juventud, que a uno le dijeran “¡mariguano!” era motivo justificado para lanzarse contra el otro y romperle el ho

Mi balance personal 2016 (sigue y termina)
Pedro Ferriz, primero que va tras la Presidencia como independiente
Murió Oscar Monroy, gladiador de la literatura sonorense

Carlos MONCADA OCHOA

En mi lejana juventud, que a uno le dijeran “¡mariguano!” era motivo justificado para lanzarse contra el otro y romperle el hocico. “Mariguano” era un insulto. Ahora, lo que da vergüenza a los jóvenes en algunas fiestas es no fumarla. Es curioso que hay quienes la reprueban en lo íntimo pero cuando se arma una discusión al respecto, carecen de valor para dar en voz alta una opinión contraria a la del montón, y guardan silencio.

Ahora que los legisladores aprobaron el uso de la mariguana con fines medicinales, se multiplicaron las sonrisas de complacencia, no tanto porque la Medicina contará con nuevos elementos para combatir las enfermedades, sino porque muchos creen que de esto a autorizar la hierba con “fines recreativos”, sólo hay un paso.

¿Qué quiere decir usarla con fines recreativos? Entiendo que reunirse con los cuates y fumarla para divertirse. El mariguano aspira el humo apestoso y supera completos de inferioridad. Pronto se cree el ombligo del mundo. Dice tonterías y se ríe sin motivo, porque se siente simpático e ingenioso. Se complace en gritar groserías delante de las mujeres. Si la que fuma es una mujer, se desinhibe, echa caderazos ridículos mientras baila. La finalidad del recreo con mariguana es convertirse en imbécil.

Al reprobar el consumo, no ando con moralinas. Simplemente, pregunto: ¿es necesario fumarla? ¿Qué se gana con volverse idiota?

 

LA RECTITUD QUE SONORA NECESITA

En virtud de los nombramientos aprobados por el Congreso en los organismos de reciente creación, ayer debe haber aprobado la asamblea del Instituto Estatal Electoral la renuncia de la consejera Marisol Cota Cajigas para que pase a integrar el Tribunal de Justicia Administrativa. Deja en el IEE un expediente sin tacha.

El acertado y eficaz cumplimiento de sus funciones, así como el criterio independiente y su rectitud al tomar decisiones es modelo de lo que espera Sonora de sus funcionarios. Somos afortunados con esa elección.

 

PAZ LABORAL O PAZ DE LOS SEPULCROS

Una vez más afirma el secretario del Trabajo Horacio Valenzuela Ibarra que hay paz laboral en Sonora porque no ha habido huelgas. Una vez más lo refuta esta columna. El no estallamiento de huelgas es un factor de la paz laboral, pero no el único. Mientras se tolere la no ejecución de laudos definitivos para acatar consignas contra los trabajadores y se atente contra los derechos de éstos, la paz laboral es ilusoria.

Y si en todas las situaciones en que se asesta una bofetada a trabajadores que han recorrido penosamente el camino de la ley para defenderse, es injusto, cuando se les golpea en la institución que se llama Comisión Estatal de los Derechos Humanos del Estado de Sonora, el hecho es monstruoso.

 

carlosomoncada@gmail.com