¿Una revolución? ¡Órale! ¿Y quién va a guiarnos?

¿Una revolución? ¡Órale! ¿Y quién va a guiarnos?

Carlos MONCADA OCHOA Pues resulta que, señoras y señores, ayer me alcancé la puntada de afirmar que el candidato del PRI para 2018 es el secretario

Tatiana Clouthier: no hay que votar con miedo, mejor con esperanza
Ayer, comparecencia en el Congreso con faltas gramaticales
Crear una fototeca: las dos caras de un proyecto

Carlos MONCADA OCHOA

Pues resulta que, señoras y señores, ayer me alcancé la puntada de afirmar que el candidato del PRI para 2018 es el secretario de Gobernación, de acuerdo con estos signos: a unos pasos del edificio se encuentra el reloj chino, en los alrededores hay varios restaurantes de shop suey y, todo el mundo lo dice, la elección del PRI en el tricolor ESTÁ EN CHINO.

Para mi sorpresa, buen número de amigos se enojaron, o tal vez se enfurecieron, no conmigo, espero, y juraron que de ninguna manera ganará en lo futuro el PRI, y que ningún gallo como AMLO, etcétera, temas a los que no me había referido.

Estas reacciones me llevaron a reflexionar, no tanto en el alto grado de indignación ciudadana contra los que gobiernan, lo cual hace rato es evidente, sino a la actitud de la gran mayoría de quienes se quejan. Unos sostienen que “nadie hace nada”, aunque no informan qué están haciendo ellos. Hay quienes le mientan la madre a los funcionarios y suponen que eso es suficiente. Otros propusieron no comprar gasolina durante tres días, no sé cuántos lo acatarían, pero no veo qué daño puedan haber causado a Pemex, si tuvieron la previsión de antes comprar y almacenar la gasolina que iban a necesitar esos tres días.

En Guadalajara detuvieron y consignaron a un individuo que anunció que se dedicaría a quemar expendios de gasolina para expresar su protesta. No creo que esta amenaza, en caso de haberse cumplido, hubiera desembocado en la eliminación de los incrementos al combustible.

Creo que todas las formas de protesta, menos la última, que implica un delito grave, son buenas porque le dicen a los que gobiernan en qué poco o nada los apreciamos. Pero no veo claro cuáles son los caminos adecuados para llegar a buen puerto. No contamos con un líder que nos oriente cómo actuar con eficacia sin dar pretexto para que nos metan en la cárcel o nos hagan victimas de represalias.

Un buen líder nos enseñaría a construir una estructura que nos permita tomar medidas no sólo contra este problema, sino contra otros de igual importancia: los salarios miserables, la recuperación de lo que se han robado los corruptos, la situación de los migrantes, la inseguridad, para mencionar sólo algunos. Si ampliamos la visión tendremos que aceptar que hay que hacer cambios a conciencia, comenzando por echar a la camarilla en el poder, pero hasta en eso seremos inteligentes. Aplicar un patadón en el trasero a TODOS los del PRI o TODOS los del PAN, no, es mejor sacar a puntapiés a TODOS los ineptos y corruptos, sean del partido que sean.

Ojalá surja la posibilidad de soluciones, en el entendido de que no habrá una que opere con rapidez. Creo.

 

A VER QUÉ SALE DE LA CONAGO

En estos días se llevará al cabo la primera reunión de la Comisión Nacional de Gobernadores, ahora en el Estado de Morelos. Los usuarios de las Redes creen que la CONAGO es puro rollo. Sin embargo, si tratan el problema del precio de la gasolina, como creo que necesariamente lo harán, tendrán que adoptar un punto de vista que ofrezca orinentaciones. Les conviene hacerlo porque el conflicto alcanza a la totalidad de las entidades federativas. Los mandatarios que, por pertenecer al mismo partido que el presidente Peña Nieto, se sienten obligados a apoyarlo, podrían hallar argumentos para aliviar la situación de sus gobernados.

Conviene permanecer atentos a las deliberaciones.

 

carlosomoncada@gmail.com