Una receta distinta para tratar la corrupción

Una receta distinta para tratar la corrupción

Carlos MONCADA OCHOA El diputado David Palafox Celaya, campeón invicto en la guerra a muerte contra la corrupción, lució su más amplia sonrisa al c

LUNES CULTURAL: ¡Don Venustiano, cuánto tiempo sin verlo!
LUNES CULTURAL: festejos del ITSON más los de la UNISON
El narco, de acuerdo con que quiten a los partidos el subsidio

Carlos MONCADA OCHOA

El diputado David Palafox Celaya, campeón invicto en la guerra a muerte contra la corrupción, lució su más amplia sonrisa al comentar cuánto terreno se ganará al enemigo a raíz del convenio firmado por los titulares de la Universidad de Sonora y la Fiscalía Anticorrupción. Se abre con tal convenio la posibilidad de una cátedra que enseñe, de entrada, a detectar a los corruptos. ¡La plaga desaparecerá de Sonora!

La postura del legislador permite suponer que la cátedra ofrecería al estudiante dos grandes facetas, una teórica y otra práctica. En cuanto a esta última, me parece contemplar a los alumnos armando trampas en las que caerán los corruptos a quienes conducirán a presencia del diputado Palafox para que los someta a juicios sumarísimos. Apuesto a que todos resultarán culpables.

A quienes van a encargarse de diseñar el curso, les sugiero tomar en cuenta los antecedentes de la cátedra contra la corrupción que estuvo en vigor en la Prepa de la Universidad; aunque no programada con ese nombre, que es moderno; se llamaba, simplemente, Ética y. la impartía el doctor José Jiménez Cervantes. La reforzaba con la clase de Filosofía.

Ya comenté en otra ocasión, sin que ninguna autoridad me hiciera caso (ninguna autoridad está obligada a hacerme caso puesto que no soy funcionario de gobierno), que está bien localizar a los corruptos, enjuiciarlos y meterlos a la cárcel. ¿Pero no será más útil difundir el ejemplo de servidores públicos rectos, de los maestros y médicos abnegados, los abuelos que dieron carrera profesional a sus nietos que se quedaron sin padres, las mujeres y los hombres que donaron un riñón al familiar que estaba condenado a morir, los protagonistas de sencillos actos de honradez en el barrio, en fin, enseñar con el ejemplo de los buenos sonorenses?

No son ejemplos espectaculares, sobre todo porque quienes cuentan con los medios para darlos a conocer, no sienten interés por ellos. Es más apantallador meter al bote a un político que se robó millones de pesos, como si se disuadiera así a los corruptos dispuestos siempre al riesgo con tal de enriquecerse. Pero deberían probar la nueva receta contra la corrupción, que en el pasado dio frutos. Nada se pierde con probar.

 

LA REVOLUCIÓN MEXICANA

Este año la Revolución Mexicana tendrá suerte. Se podrá festejar su aniversario el mero día en que se cumple, porque el 20 caerá en lunes. ¿Tendrá listo un programa alusivo el Museo Sonora en la Revolución, de Cajeme?

En Hermosillo contamos con estatuas de insignes revolucionarios: de Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles, para comenzar. Tradicionalmente, para no andar de aquí para allá acomodando flores y coronas, los encargados de estos eventos le rinden tributo a Madero, en su monumento del parque de su nombre, y sienten que ya cumplieron.

Por fortuna habrá desfile, que es el mejor vehículo para que llegue un mensaje histórico al pueblo. Llevaremos silla para verlo pasar cómodamente. Y trataremos de recordar qué fue esto de la Revolución.

 

carlosomoncada@gmail.com

COMMENTS