Una declaración del Maloro más cercana a Padrés que a Claudia

Una declaración del Maloro más cercana a Padrés que a Claudia

Carlos MONCADA OCHOA El acueducto a El Novillo ha sido, y sigue siendo, un problema delicado. No puede el gobierno exigir al Poder Judicial de la F

Con todo el corazón, esa canción se escucha ya…
Apliquemos la eutanasia a los partidos políticos
¡Ahí viene lo bueno: el Plan Nacional de Desarrollo de MORENA!

Carlos MONCADA OCHOA

El acueducto a El Novillo ha sido, y sigue siendo, un problema delicado. No puede el gobierno exigir al Poder Judicial de la Federación y al Ejecutivo que se cierren las válvulas, aunque debería hacerlo pues hay resoluciones judiciales que lo ordenan, ni puede declarar, como acaba de hacerlo el Maloro Acosta, que como el acueducto, ilegal y todo, ya está hecho, que ahí siga porque removerá las heridas causadas a los productores del sur.

Claudia Pavlovich ha hilado muy fino para construir una solución que, hay que decirlo, fue idea por Adalberto Rosas López, “el Pelón”, y apoyada hasta sus últimos días, idea que consiste en no quitarle el agua a quienes les falta para darla a quienes la necesitan, sino en buscar agua suficiente para todos.

Claudia ha logrado cerrar la brecha de rencor alimentada por Guillermo Padrés para dividir a los sonorenses. Y que los coterráneos del sur confían en ella lo demuestra que le dan tiempo para que desarrolle su plan. Dentro de unos días se abrirán los sobres con las propuestas de 19 empresas dispuestas a combinar sus capitaless con los recursos del gobierno para construir la desalinizadora Empalme.Guaymas..

No habrá tiempo, este sexenio, para construir el acueducto Empalme-Hermosillo, que traería a esta capital una cantidad ilimitada de agua, pero sí lo habrá para comenzarlo. Y si se comienza, será factible que el siguiente gobernador o gobernadora lo termine. El beneficio no será sólo para esta ciudad sino para todo el Estado.

Al Maloro debe marearlo imaginar las fuerzas, el ánimo, el valor que requiere la realización de un programa de esta magnitud. Es más fácil decir: la obra ya está, que siga ahí, como lo dijo a Benjamín Barrios, que lo publicó el 7 de octubre en El Sol de Hermosillo. Entonces no habría que perseguir al homicida porque el cadáver “ahí está”, la muerte no tiene remedio, ni castigar al narco que envenena a la juventud porque el joven contaminado por el vició, ya está ahí.

El mismo día 7, el presidente del Distrito de Riego del Río Yaqui, Antonio Fornés Gastélum, hizo pública una respuesta al presidente Maloro, cuyos párrafos principales transcribo:

“La postura que dimos a conocer en el desplegado publicado el jueves 5 de octubre y firmado por la Tribu Yaqui, los productores rurales, el Distrito de Riego del Río Yaqui y el Movimiento Ciudadano por el Agua, es un mensaje claro de que hemos unido esfuerzos con la gobernadora Claudia Pavlovich en el propósito de gestionar, con la tecnología de la desalación, más agua para todo Sonora. Es un mensaje que no merece el menosprecio, mucho menos ser atacado o descalificado, como lamentablemente lo hace el Presidente Municipal de Hermosillo, Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez.

“Compartimos con el Alcalde de Hermosillo el dicho de que “siempre hay que estar a favor de lo que dice la ley”, pero no compartimos su desmemoria; olvida que el gobierno corrupto de Padrés licitó y construyó el llamado Acueducto Independencia en desacato a disposiciones judiciales y que actualmente la obra opera ilegalmente al desobedecer resoluciones judiciales y de carácter administrativo que son violadas por CONAGUA y SEMARNAT.

“No merecemos ser acusados de “fanáticos” por el solo hecho de ejercer nuestro derecho legítimo a la defensa legal y menos cuando –como lo hacemos notar en el desplegado y en otros acuerdos y pronunciamientos— asumimos junto con la gobernadora la responsabilidad de resolver el problema de la falta de agua, no sólo de Hermosillo, sino de todo Sonora. Somos una amplia vertiente social de sonorenses que coincidimos con la iniciativa de decreto promovida por la gobernadora y aprobada por el Congreso del Estado, en donde se define al proyecto de la desalación como “una prioridad de estado,… que nos permita transitar hacia un modelo alternativo de producción de agua con la más alta tecnología; modelo que debe entenderse en una implementación por fases que nos permitan en el transcurso del tiempo crecer hacia otros módulos que en el transitar atempere las posibles afectaciones de las que se duelen legítimamente algunos sectores, particularmente del sur de la entidad.

“Es equívoco que el alcalde de Hermosillo, en lugar de sumarse a la intención de que el agua sea un motivo de unidad de todos los sonorenses, adopte las posturas que emulan la conducta del tex alcalde López Caballero. Sacamos al padresismo del gobierno para acabar con la división y para edificar sobre la unidad”.

A reserva de que se produzca una nueva declaración o aclaración del jefe de la Comuna, que con gusto comentaré, sólo agrego la reflexión de que aprobar una obra ilegal para ganar unos cuantos votos en Hermosillo mientras se pierden docenas de miles en el sur, es mal negocio para quien desea escalar otras alturas.

 

carlosomoncada@gmail.com.