Un viacrucis el transporte público ¡Choferes descorteses!

Un viacrucis el transporte público ¡Choferes descorteses!

De susto los inventos que hace gente sobre aspectos tan importantes como son los ritos para celebrar a los santos, parte inherente de la religión católica. Haber ¿por qué sería bueno robarse a San Judas Tadeo? O la otra idea de que cuando pides su intercesión para casos desesperados, lo hagas al mismo tiempo que blasfemas en su contra. Pues como ya está cerca la celebración de la velación en una iglesia de Navojoa, decidieron encadenarlo al altar, por si las moscas

Entre velocidad e impericia para manejar ¡la muerte tiene permiso!
Se suicidó paciente del IMSS en Obregón ¡No saben su nombre!
La PGR si sabe encontrar bandidos, lo que le falta es ¿qué quiera?

Juana María Olguín

De susto los inventos que hace gente sobre aspectos tan importantes como son los ritos para celebrar a los santos, parte inherente de la religión católica. Haber ¿por qué sería bueno robarse a San Judas Tadeo? O la otra idea de que cuando pides su intercesión para casos desesperados, lo hagas al mismo tiempo que blasfemas en su contra. Pues como ya está cerca la celebración de la velación en una iglesia de Navojoa, decidieron encadenarlo al altar, por si las moscas.

¿Porqué para adorar a un santo, lo robarías primero? No hace sentido, si todas las iglesias, todas las religiones, todas las organizaciones espirituales invocan a que los seres humanos se hagan mejores personas, que descubran y potencien sus dones y habilidades, en que forma y manera se podría auspiciar que robe ¿y para que se te conceda un milagro? Finas personas abandonemos usos y costumbres dañinos que no conducen a nada bueno, más que a más perjuicios y castigos.    

Isaac Flores Cota, párroco de la iglesia San Judas Tadeo en Navojoa dijo que después de que le han robado el santo dos veces, los feligreses que son muy devotos, le pidieron que mejor lo encadenara como manera de precaución. No hay mucho dinero para comprarlo a cada rato. Igual el sacerdote se mostró sorprendido y no sabe dónde se creó esta idea de que hay que apropiarse de él violentando toda norma social y derechos patrimoniales. 

Quién sabe que destino tenga el transporte público en Sonora, pero ayer probé y confirmé la pésima experiencia con la que tienen que lidiar a diario la pobre gente. Resulta que no tuve más opción y con la esperanza de que las cosas no estuvieran tan fregadas, subí a una unidad en la piedra Bola a un costado de la Iglesia San José, sobre el boulevard, Agustín de Vildósola, la misma que venía llena, con gente de pie y bueno hasta allí era más de lo mismo. El problema fue para descender. 

El chofer un tipo bastante joven, pero con un mal genio rebosante. Malhumorado no se quiso parar donde le pedí bajar y me dejó a 5 cuadras arriba. Lo que agradecí enormemente es no tener que volver a usar el servicio, pero eso no disminuye la preocupación por el enorme grueso poblacional que no tiene más opción que soportar todo lo malo que engloba el transporte público.

Ahora para acabarla de jorobar piden 4 meses para que se sienta la mejora y no es posible extender tanto el castigo, que además ya ha padecido por tanto año esta sociedad. Para colmo de males es inexplicable porqué el dirigente del sindicato de la empresa Sictuhsa, Manuel Quiñonez amenaza con estallar huelga el próximo lunes 29 de octubre. Pobres usuarios, no veo la forma en que esto mejore y cómo es que podría suceder el milagro.

Que conveniente, que se reunieron la gobernadora Claudia Pavlovich y los alcaldes para juntos pedir dinero a la federación para darlo a los migrantes cuando pisen territorio sonorense. No quiero ser mala onda, pero por principio de cuentas no me hace sentido que con Enrique Peña Nieto ya más lejos que nunca de la administración pública, con un Andrés Manuel López Obrador casi -pero no- al frente del país ¿ante quién harán su solicitud?

Lo otro es que hay territorios sonorenses que reúnen todas las características, que emularon los migrantes para salir de su país, inseguridad espantosa y horrorosa que ha desplazado a los residentes de sus pueblos o igual la falta de toda clase de servicios y no vayamos muy lejos, a San Pedro el Saucito y el poblado Miguel Alemán les hace falta todo, es un abandono histórico que pone en riesgo a sus habitantes y los menciono porque el primero está a 30 minutos de la capital. Pero en fin quieren ser “candiles de la calle y oscuridad de sus casas”. Bueno.