Tricolor sigue arrastrando la cobija

Tricolor sigue arrastrando la cobija

Entre los 22 que jugaron el partido entre Estados Unidos y México, promediaban menos de 23 años. Venció la juventud del equipo de las Barras y las Est

Graves lesiones, el sello de la jornada nueve del Clausura 2017
Eventos deportivos cancelados por sismo en CDMX
Osorio da prelista de 28; Pizarro, fuera del Mundial

Entre los 22 que jugaron el partido entre Estados Unidos y México, promediaban menos de 23 años. Venció la juventud del equipo de las Barras y las Estrellas, que superó por 1-0 al Tricolor, en Nashville.

La irreverencia que tuvieron los jóvenes de México contra Uruguay, les faltó ante Estados Unidos. Contra un representativo con un promedio de edad menor que el del Tricolor, los chamacos del Tuca Ferretti se atascaron y acabaron perdiendo.

El ataque quedó en manos de dos jugadores que el semestre pasado brillaron en el torneo Esperanzas de Toulon y piensan más en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que en llegar a Qatar 2022. Diego Lainez, de 18 años, y Roberto Alvarado, recién cumplidos los 20, fueron los que tenían la responsabilidad de generar las oportunidades al ataque de México.

Desesperado por los pocos balones que había en la ofensiva, Ángel Zaldívar perdió la concentración y se fue expulsado.

En el otro lado, también había jóvenes que esperaban sorprender a una nación que empieza a gustar del futbol y necesita de nuevos héroes. Con Landon Donovan lejos de las canchas y sus mejores elementos cerca de la despedida, el técnico interino Dave Sarachan llamó a un representativo con un promedio de edad de 22.5 años.
Esos muchachos se foguearon primero contra Brasil, equipo con el que perdieron por 2-0, y después vencieron a México por 1-0.

En el minuto 71, cuando México ya tenía uno menos, hubo un centro desde la banda, desorganización en la defensa de México y el gol de Tyler Adams, el único del juego.