Tres mil litros de ácido sulfúrico tiró al mar el grupo México ¡Qué bendición!

Tres mil litros de ácido sulfúrico tiró al mar el grupo México ¡Qué bendición!

El Gobierno de Estados Unidos solicitó el decomiso de 12.666 millones de dólares a Joaquín Guzmán después de que fuera considerado culpable de múltiples cargos por narcotráfico en un tribunal de Nueva York

Cómo defender a los policías ¿Matan a inocentes?
Hay nuevo presidente en Cuba, con un enemigo más letal en EU
60 denuncias de violencia contra niños ¿cuantos morirán antes que llegue ayuda?

Juana María Olguín

El Gobierno de Estados Unidos solicitó el decomiso de 12.666 millones de dólares a Joaquín Guzmán después de que fuera considerado culpable de múltiples cargos por narcotráfico en un tribunal de Nueva York. Lo curioso es que no se ha puntualizado de dónde exactamente tomarán o reclamarán ese caudal o si en medio del romance y las adulaciones que Donald Trump le ha lanzado a Andrés Manuel López Obrador, será a él a quien le exija tal paquete de dinero ¡Jesús del Huerto!

La Fiscalía quiere una devolución de dinero que obtuvo como resultado de su acusación penal y llegó a concretar en función del tipo de droga con la que traficó: cocaína (11.809 millones de dólares), heroína (11 millones) y marihuana (846 millones). 

Lo irónico y absurdo que resulta es que las autoridades judiciales “gringas” se crean con la facultad de quedarse con ese dinero, cuando ellos lo que tienen son drogadictos, mientras que en México el país quedó teñido de sangre y convertido en una sola fosa. Porqué ellos se consideran más víctimas que las que dejó y sigue dejando esa actividad ilícita. López Obrador no ha dicho ni pio de ese asunto, esperemos que sepa donde se encuentra ese caudal que quiere el poder judicial de EU.

La tarde del martes se derramaron tres mil litros de ácido sulfúrico en el litoral de Guaymas, los responsables, el Grupo México y de inmediato todos los que debieron reclamar la presencia de cuerpos de auxilio especializado para contener los venenos de ese evento, dejaron su trasero pegado en sus sillas e hicieron nada. Aduciendo que los responsables avisaron que todo estaba bien. Para eso me gustaban. 

En serio ¿no pasó nada? Con tres mil litros de ácido sulfúrico en el mar, en aguas que quedan relativamente cerca de San Carlos, un centro turístico al que concurre demasiada gente tanto locales, naciones e internacionales. Pero para no ir muy lejos, que consecuencias hay para las especies que habita en el lugar ¿Es muerte o solo se contaminarán y después provocarán la enfermedad en el consumidor de ese pescado o marisco?    

Avisó sin prisa ni preocupación alguna la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) que le dieron 5 días al Grupo México ¿para qué? Para que en ese tiempo se extingan las pruebas del delito. Allá que se lo traguen y beban el veneno los asiduos al mar y los productos que de allí emanen. Antes como antes ¿y ahora como ahora? ¿De plano?

Animales de circo, que fueron decomisados luego que el poder legislativo prohibió su uso en la industria del espectáculo, nadie sabe dónde quedaron. Estiman que más del 80 % murieron, otros fueron a dar a manos de traficantes y otros tantos son lindos tapetes. Es una aberración, una inconsistencia en las declaraciones que hacen los directivos de la Profepa y la Secretaría del Medio Ambiente y recursos naturales (Semarnat) quienes creen, suponen, sospechan que quedan unas cuantas docenas de estas criaturas vivas. 

No pues que caray, para salvarlos del uso que se les daba en los circos, los rescataron ¿para qué? Para destruir una actividad empresarial ¿y luego? Nada. Que tragedia las decisiones que se toman en un país como el nuestro y que resultan más perjudiciales para la propia víctima, a la que presuntamente defenderían.