Todo llega… Solo ten paciencia

Todo llega… Solo ten paciencia

“Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá can

Te deseo tiempo
Me encanta la gente que no se esfuerza por ver el lado negativo de todo
Una mente renovada

“Sólo con una ardiente paciencia conquistaremos la espléndida ciudad que dará luz, justicia y dignidad a todos los hombres. Así la poesía no habrá cantado en vano” Pablo Neruda

La paciencia es un don que todos poseen, pero pocos lo han desarrollado, no es un misterio que no todos pueden controlar bien, cada persona es un mundo y por eso tenemos diferentes personalidades, algunos son más irritables que otros y tendemos muchas veces a que eso nos afecte emocional y físicamente.

La paciencia es una virtud y hay que saber apreciarla por suerte podemos trabajarla y poco a poco ir mejorándola, “todo llega a su debido tiempo” suelen decir,  “el trabajo y esfuerzo siempre dan sus frutos” son  frases que nos llevan a pensar que con sacrificio y empeño podemos lograr todo lo que nos propongamos, sabiendo que muchas veces nos encontraremos en situaciones difíciles en las cuales querremos renunciar y dejar todo a un lado y ahí está la mayor prueba, confiar en ti y saber que  todo tiene su tiempo, lo único que debemos hacer es esmerarnos y no perder nuestras metas de vista. Pero ¿Qué necesitas para ejercitar tu paciencia?

Eres dueño de tus decisiones pero no eres el dueño de las decisiones de las demás personas, es sabido que no podemos controlar todo lo que pasa en el mundo y es un hecho que hay que aceptar, solemos estresarnos muchas veces por cosas que en realidad no son tan importantes o responsabilidades que no son nuestras  por lo que  para deshacerte de un poco de estrés y mejorar notablemente tu paciencia tienes que fijar cuales son realmente tus prioridades y seguirlas. Pronto te darás cuenta de que, te sentirás mucho mejor.

Parece que la rapidez es algo característico de esta nueva generación del siglo XXI, queremos todo para ya, para este preciso momento cuando sabemos que en la mayoría de las ocasiones esto no es posible. En la vida todo es un proceso por eso debemos dar a todo su tiempo.

Vive el presente, nos pasamos pensando en cómo será nuestro futuro, preocupándonos por cosas que ni siquiera han pasado y muchas veces eso nos atormenta. Aprendamos a vivir el hoy y a disfrutar las cosas que tenemos, en vez de preocuparnos ocupémonos de lograr o solucionar eso que tanto nos atormenta, todos los problemas tienen solución solo reflexiona acerca de ello y mira hacia adelante.

Ten claros tus objetivos, si tienes tus metas difusas te confundirás, siéntate y haz una lista de lo que realmente quieres en tu vida y enfócate en lograrlo.

Poner a ejercitar tu paciencia no sólo mejorará tu salud sino también tus relaciones con tu pareja, con tu familia, en el trabajo y muchas más. Te ayudará a relajarte, a ver la vida desde otra perspectiva más positiva optimizando tu rutina, enfrentar las dificultades con calma y así tomarás mejores decisiones, más certeras y confiables, los beneficios que trae poner en práctica la paciencia, el amor y la tolerancia siempre serán buscando mejorar tu calidad de vida.

 

Tomado de: el rincón del Tíbet.com