Sonora tiene rumbo

Sonora tiene rumbo

Realista el lema con que se promueven las acciones y los hechos que contiene el II Informe que rendirá a la representación popular sonorense la gobern

Comunicadores en guardia
Carecen de calidad moral
La justicia en reversa

Realista el lema con que se promueven las acciones y los hechos que contiene el II Informe que rendirá a la representación popular sonorense la gobernadora Claudia Pavlovich, porque por supuesto que Sonora ya tiene rumbo luego de seis años de la desorientada, incompetente y corrupta gestión del PAN-Gobierno de Guillermo Padrés.

Dos años de arduo trabajo requirió la gobernadora Claudia Pavlovich para restablecer el orden, fijar el rumbo del maltrecho barco y reconstruirlo, pero como hay mucho por hacer, no se valen alardes, festejos ni fastuosidades y por ello se mantienen criterios de austeridad y simplemente se cumplirá con el protocolo que fija la Constitución local.

Así las cosas y tal como ocurrió el año pasado, no habrá evento político ni besa manos con motivo del cumplimiento de esa obligación constitucional, sin derroche mediático y recurriendo a las pautas ordinarias para detallar a la gente el contenido del documento que entregará la mañana del próximo viernes 13 a la 61 Legislatura del Estado de Sonora.

Miren, la gobernadora ya visitó en dos ocasiones a todos los municipios de la entidad y algunos muchas más que una o dos veces y sabemos que ya se apresta emprender esa tercera gira anual, escenario que sin duda será aprovechado para de forma coloquial y cercano como acostumbra, informará de forma puntual a la gente lo realizado y lo que falta por hacer.

Eduardo Bours

En el primer informe el lema fue Primero lo primero, que no era otra cosa que la reconstrucción, atender lo urgente y la emergencia heredada por la corrupción padrecista, y ya en este segundo informe con Aquí Hay Rumbo, el mensaje es que las cosas van por la dirección correcta; se retomó el camino del trabajo donde los principales ejes son el pensar en la gente y sus intereses; invertir en la gente y de trabajar cerca de la gente.

Resulta incontrovertible que ahora Sonora está mucho mejor que hace dos años, lo cual pareciera fácil decir toda vez el tiradero panista heredado, pero la diferencia es precisamente eso, el haber resurgido prácticamente de las cenizas y de casi cero en los rubros más importantes de la vida comunitaria, como lo es la salud, educación, seguridad pública e infraestructura.

Y ahora no queda más que seguir arreando y remando en la misma dirección que marca la transparencia, la honestidad, la rendición de cuentas y la eficacia en la ejecución del gasto, frente a un año que luce complicado por el ingrediente electoral y por eventuales apreturas del cinturón por la emergencia que vive buena parte del sur del país por los recientes sismos.

En efecto, nos gusta el lema “Aquí hay rumbo” y también nos gusta la contraposición a ese mensaje, la popularizada etiqueta que se maneja de forma masiva en las redes sociales que dice #LoBuenoEsQueYaNoEstan, en obvia referencia a la caterva de bandidos, unos en la cárcel, otros a punto de caer, los más amparados y otros tantos en el disfrute del fuero, pero que permiten contrastar el Sonora de ahora y frente al futuro y el reciente nefasto pasado.

En todo este contexto, sugerente el posicionamiento con el que Eduardo Bours Castelo declina al proyecto de buscar un escaño en el senado por la vía de la candidatura independiente, intención que desató fuerte golpeteo en su contra, desde la estulticia de que se trataba de un complot de esa familia portadora de tan ilustre apellido para adueñarse de Sonora, hasta la estupidez de pretender cerrarle el paso achacándole responsabilidad penal por la tragedia en la guardería ABC.

Odracir Espinoza

Obvio que el exgobernador es temido y por eso la sarta de insidias lacayunas que generó el sólo hecho de plantear la posibilidad de ir por la vía de la candidatura independiente en este proceso electoral, lo cual a fin de cuentas no ocurrirá, porque luego de varios días de reflexión y de consultas seguramente allá en las alturas, la decisión fue declinar a un proyecto con tantas desventajas y obstáculos, que en efecto permiten que siga rampante la partidocracia en este país.

Como sea, enfatiza que cree firmemente que las candidaturas independientes, con todo y las trabas que persisten, han sido útiles y continuarán siéndolo, en beneficio de la gente.

Así lo cita y profundiza nuestro amigo el exmandatario sonorense en su exposición de motivos con que fundamenta el hecho de que no nos tocará cubrir un esfuerzo que a ojo de buen cubero lucía con muy buenas perspectivas de éxito, dejando como colofón el abordaje así sea genérico, sobre lo que él advierte ocurre en Sonora, el gobierno y en el PRI.

Resume los motivos de su declinación: “Como siempre lo he dicho, en todo momento he procurado mantener principios y convicciones. Entre ellas están la congruencia, la lealtad, el agradecimiento y la persistencia”, dice al mencionar su paso como priista en diversas posiciones. “Por eso prevalece y es más importante ese mensaje de lealtad y congruencia con mi Partido”.

Frente a lo que se viene en los siguientes meses, insiste en que el PRI en Sonora no tiene dueño y que la selección de candidatos no puede continuar como el punto oscuro de la democracia interna priísta. “No debe seguir siendo el resultado de cuotas de poder en el rejuego cupular partidista. No puede seguir siendo patrimonio de personajes, familias y de grupos”, apunta.

Jesús M. Enríquez Romo

Cierra su posicionamiento con cáustica referencia a lo que obviamente infiere ausencia de contrapesos que equilibren el ejercicio de la gobernadora Claudia Pavlovich. “En Sonora tuvimos recientemente un sexenio sin contrapesos, sin equilibrios y de grandes excesos. Todos sabemos cómo nos fue como sociedad. Todos conocemos los resultados para Sonora. No permitamos que vuelva a suceder”, advierte, no quedándonos más que cavilar al respecto y esperar la reacción o respuesta de la mandataria sonorense, sobre un panorama que en lo que respecta a este reportero, no advertíamos.

Bueno, a fin de cuentas quedaron en nada diversas elucubraciones y onanismos intelectuales de temerosos al empuje del exgobernador y de los tradicionales mensajeros en turno, que seguramente se jactarán de ser los causantes de esa declinación.

Por otra parte, ahora si no puede haber ninguna sospecha de que la Fiscalía Anticorrupción a cargo de Odracir Espinoza, tiende actuar contra panistas en función de algún desfiguro mediático de esos bribones, porque la detención de Enrique Romero Galindo, exdirector administrativo de la Promotora Inmobiliaria del Ayuntamiento de Hermosillo se ejecutó antes que los diputados del PAN vomitaran tantas estupideces en la sesión del martes en el Congreso del Estado.

Pues esa acción judicial debe traer con los pelos de punta o francamente en abierta huida al extitular de esa dependencia paramunicipal, Jesús Manuel “El Ñoño” Enríquez Romo, de quien ya sabíamos, cayó en el vicio común de los panistas como gobierno, el raterismo, aunque sin duda más trucha que su subalterno ya en chirriona, porque él si tramitó un amparo para eludir por lo pronto la acción de la justicia al comprobarse la clase de trapacerías en contra el patrimonio de los hermosillenses.

Flor Ayala Robles

Así por el estilo los del PAN, incluso entre jóvenes que no deberían estar maleados por vicios de sus mayores, que en el caso que nos ocupa, la Promotora Inmobiliaria de la comuna capitalina, por lo visto se convirtió en caja grande durante las gestiones de Javier Gándara y Alejandro López Caballero, tocándole a Romero Galindo y al “Ñoño” bailar con la mas fea y no por nada este último pretendió tener fuero, sólo que le pasó por encima la ahora diputada Flor Ayala Robles Linares.

Pero fue tan rústico el manoteo perpetrado en esa paramunicipal ya de por sí saqueada durante el trienio de Javier Gándara, que Enríquez Romo no tiene futuro como persona libre y no pasarán muchos días para que vaya a hacer compañía a su subalterno.

Mientras tanto, se recrudece el drama interno en el PAN, con una desafiante Margarita Zavala que renuncia a su militancia y un Ricardo Anaya que dejó de lado su soberbia y autoritarismo para gimotear por una reconsideración de la exaspirante de la candidatura presidencial por ese partido, en el marco de una fractura histórica y mucho más grave que otras en el pasado.

Humberto Robles Pompa

Como sea y así se trate de un repelente sujeto, el esposo de Margarita, Felipe Calderón tiene capital político en ese partido y también anunció que se va, así como también se va el feroz activista de la ultraderecha y extitular de Conagua, José Luis Luege, en algo así como una bola de nieve que ojalá se haga gigantesca.

Y en el PRI Sonora este viernes hubo fiesta grande, ya que rindieron protesta los comités de la CNOP de los 72 municipios del Estado, producto del intenso trabajo desplegado por el dirigente estatal de esa organización, Humberto Robles Pompa, quien se puede jactar de haber concretado lo que no ocurría en los últimos 30 años, y lo que viene, nos comentó el afamado Buitre.