Se niegan los ciudadanos a ser funcionarios de casillas ¿con razón? 

Se niegan los ciudadanos a ser funcionarios de casillas ¿con razón? 

Primero se supo que los candidatos independientes a la presidencia de la República, falsificaron información, apenas ayer se supo que el tal Bronco, malversó recursos humanos y económicos del gobierno de Nuevo León para su beneficio, ahora lo que faltaba la demostración científica y académica: que por cada peso que el gobierno entrega a los partidos, ellos escarban aquí y allá para conseguir 15 pesos más. Ósea la ilegalidad, la trampa exhibida Que se trata de todas las organizaciones

Cuando será prioridad la violencia intrafamiliar ¡Hay graves daños!
2 accidentes aparatosos, probablemente a la misma hora, uno de ellos dejó una persona sin vida.
¿Qué multaron a los honestos por hacer leperadas? ¡No!

Juana María Olguín

Primero se supo que los candidatos independientes a la presidencia de la República, falsificaron información, apenas ayer se supo que el tal Bronco, malversó recursos humanos y económicos del gobierno de Nuevo León para su beneficio, ahora lo que faltaba la demostración científica y académica: que por cada peso que el gobierno entrega a los partidos, ellos escarban aquí y allá para conseguir 15 pesos más. Ósea la ilegalidad, la trampa exhibida Que se trata de todas las organizaciones.

Si la gente presta atención a esta información que fue a dada a conocer, del informe “Dinero bajo la mesa”, que elaboró la consultoría Integralia, que retrata la dimensión –conservadora– del financiamiento y el gasto ilegal en las campañas, muy probablemente haya problemas el día de la elección en todos sentidos y peor aún que se haga presente el abstencionismo.

Es un abuso monumental que a los partidos no les basten los 11 mil 800 millones de pesos que el gobierno les entrega, en detrimento de los derechos y garantías de todos los mexicanos. Porque a este país le falta educación, salud e infraestructura deportiva, cultural, artística, imaginen cuanto se podría hacer con ese capital tirado a la basura, dicho sea de paso.

Quizá en consecuencia o parte de lo mismo el Instituto Nacional Electoral (INE) detectó que aproximadamente un 10 % de las personas que habían aceptado fungir como funcionarios de casilla desertaron. Olga Alicia Castro Ramírez, vocal ejecutiva del INE en Sonora, explicó que los ciudadanos simplemente renuncian a pesar de que ya habían recibido sus acreditaciones.

Que las excusas para no asistir como funcionarias son varias, quizá todas válidas, pero lo cierto es que el nivel de crispación que ha traído aparejado este proceso electoral debe traer consecuencias a la sociedad apartidista, la que por cierto es la inmensa mayoría de este país. 

Ojalá que haya trabajo serio y de convencimiento de parte del árbitro electoral e incite a los elegidos para que participen y sean nuestros ojos y oídos en el proceso y testigos de primera línea de todo cuanto ocurra allí, todo bueno se espera.