Se habían tardado

Se habían tardado

Irrefutable la imposibilidad de la mayoría de la gente para acceder a créditos bancarios o automotrices para adquirir un vehículo en el mercado legal; irrefutable también que sus precios son prohibitivos e inalcanzables y sobre todo, resulta irrefutable la necesidad de las familias de contar con automóvil dada la problemática de la siempre ineficiente movilidad urbana

Viene bombardeo
Habrá reelección
Firme apoyo federal a Sonora

Irrefutable la imposibilidad de la mayoría de la gente para acceder a créditos bancarios o automotrices para adquirir un vehículo en el mercado legal; irrefutable también que sus precios son prohibitivos e inalcanzables y sobre todo, resulta irrefutable la necesidad de las familias de contar con automóvil dada la problemática de la siempre ineficiente movilidad urbana.

Las anteriores realidades que derivaron en la invasión de miles de unidades pafas a vialidades de ciudades sonorenses, arrojan otras consideraciones irrefutables: la perversión, el aprovechamiento y el oportunismo de quienes vieron una ventana de oportunidad en ese boom de carros chuecos para hacerse de unidades de lujo y de ninguna manera para resolver necesidades familiares o de trabajo.

Y lo peor, utilizar ese nicho de oscuridad y vacío de información, para cometer delitos, muchos de ellos de alto impacto y los más, resultar impunes cuando causan accidentes de tránsito, con efectos muy costosos para la economía de quienes conducen unidades nacionales, para integrar un todo que urgía ser atendido en lo local, toda vez de la parsimonia de la autoridad federal, responsable de origen de la masiva introducción ilegal de autos extranjeros a territorio nacional.

Bandera de campañas y compromisos de gobernantes, la legalización de autos chuecos no resuelve el problema de fondo, ya que como se recordará, el último trámite de esa naturaleza a fines del siglo pasado concluyó con miles de beneficiarios, sin que se detuviera el flujo de unidades en complicidad de autoridades aduaneras corruptas, en combinación con la urgencia de quienes necesitan un auto, así sea en calidad de chatarra.

Célida López Cárdenas

Han quedado en nada propuestas sobre la integración de un padrón estatal de chuecos cuando menos para identificar unidades y propietarios, porque se alega que tal procedimiento reconocería derechos y representaría una regularización de facto, con la invasión consecuente de facultades exclusivas del Gobierno Federal.

Así como para muchas familias, para nadie resulta desconocido, el que los carros chuecos son un instrumento de primera necesidad para bandas criminales, tanto en la comisión de delitos del fuero común como de alto impacto, que como bien se sabe, en estas últimas semanas dicha problemática se ha agudizado y obligado a autoridades a atacar espacios hasta ahora intocables.

Se supone que a solicitud de la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas la Coordinación Ejecutiva de Verificación al Comercio Exterior inició un operativo en el municipio capitalino para la detección e incautación de unidades de modelo 2010 para delante, así como de alta gama o de lujo de cualquier año, dada la insultante presencia de autos de super lujo.

Nos tocó ver la estrecha coordinación entre la CEVCE y la dirección de Seguridad Pública municipal, que laboran de manera conjunta en la revisión de automóviles, estrategia que se supone se aplicará en todos los municipios de la entidad, previa solicitud de alcaldes y alcaldesas, ya que sin excepción, la presencia incontrolable de chuecos es un problema general.

Omar Antonio González Beltrán

Es posible que esa decisión sea impopular ya que pagan justos por pecadores, faltando solo que se socialice de forma intensiva los diferentes aspectos que sin duda benefician a los propietarios de dichas unidades que se hicieron de ellas para resolver necesidades de movilidad de su familia y trabajo y no para darse lija evadiendo responsabilidades fiscales o para delinquir.

Es por eso que es necesario precisar que el operativo en proceso en Hermosillo es solo en contra de los autos denominados de alta gama del modelo que sea; no serán decomisados modelos anteriores al 2010, condicionado a la vigencia de su afiliación; que sea conducido por quien la afiliación acredita y que tenga licencia de conducir vigente.

Desde esa perspectiva, así no sea decomisable, cualquier automóvil que porte placas pafas está sujeto a revisión, también para verificar que no tenga reporte de robo, previéndose que en un plazo no mayor de un mes será obligatorio la contratación de un seguro de daños a terceros como mínimo, lo cual también posibilitará que las autoridades conozcan con oportunidad casos de robo de dichas unidades.

Pues mucha chamba tiene por delante Omar Antonio González Beltrán, titular de la Coordinación Ejecutiva de Verificación al Comercio Exterior, cuando además sabemos que a la estrategia de la alcaldesa de Hermosillo están por sumarse Cajeme, Nogales, Navojoa, Caborca, Agua Prieta y en fin la mayoría de las manchas urbanas de la entidad, todas afectadas por la ola de inseguridad y por donde circulan BMW, Mercedes Benz, Jaguar, camionetonas de lujo y miles de autos modestos.

Gamaliel Cañedo Maciel

Nos comentan, que para proceder con este tipo de acciones coordinadas, las autoridades municipales interesadas deben hacer la solicitud de forma directa a la Secretaria de Seguridad Pública Estatal o sea a David Anaya Cooley, para con la intervención de la autoridad hacendaria, la Coordinación Ejecutiva de Verificación del Comercio Exterior haga su chamba.

Y bien el líder de ODEPAFA, Gamaliel Cañedo Maciel, quien en lugar de estridencias frente al operativo de decomiso, recomienda a los afiliados a esa organización que tramiten el seguro contra daños a terceros como elemental acto de buena fe y que no hay de qué preocuparse si son propietarios de autos cuyos modelo sea inferior al 2010 y no sean de lujo, siempre y cuando traigan consigo su carta de afiliación vigente en el carro y quien maneje esa unidad sea el propietario.

La verdad es que el arranque de ese operativo despresurizó las congestionadas vialidades capitalinas este miércoles y también sacó de las calles a vivales que se pasean en carísimas unidades de lujo y que obviamente disponen de suficiente dinero para hacerse de carros nacionales.

Por supuesto que con esas medidas de control se dificulta el accionar de los malandros y refuerza la seguridad en las calles de Hermosillo, por lo pronto, y ya veremos como evoluciona la estadística al paso de las semanas conforme se generalice su aplicación, para de esa forma mantener a la baja los índices en robos a casa habitación, a negocios, a personas y de vehículos.

La gobernadora Claudia Pavlovich preside reunión regional de mujeres

Lo que son las cosas, los frecuentes episodios de alto impacto, con ejecuciones callejeras, violentos enfrentamientos entre bandas y la esporádica presencia del crimen organizado, opaca, oculta y esconde buenos resultados en el combate a delitos de orden común, ese que afecta el patrimonio directo de los ciudadanos y muchas veces su integridad física.

En robo a casa habitación, en el 2017 se registró una media mensual de dos mil 160 eventos; en el 2018, mil 164, y en lo que va del 2019, mil 130 casos; en robo a negocio la media mensual se ha reducido de 847 en el 2017 y 767 en el 2018, a 627 en lo que va este 2019; en robo a persona también la tendencia es a la baja con una media mensual en lo que va de este año de 527, en comparación de 766 y 585 de los registros en el 2017 y 2018, respectivamente.

Lo que son las cosas, luego de disfrutar de un flujo vehicular apacible por la mañana con calles y bulevares sin tanto carro, el gozo se fue al pozo al menos en amplio sector del centro de Hermosillo aledaño a los palacios y al Vado del Río, luego que diversas organizaciones de taxistas bloquearon el paso, obstruyeron accesos y demás, para prácticamente secuestrar a miles de ciudadanos por alrededor de tres horas.

Los trabajadores del volante andan enojados y exigen que autoridades estatales vayan en contra de prestadores de servicio de transporte a través de plataformas digitales como UBER, alegando que disfrutan régimen de excepción de requisitos a los que ellos están obligados.

La verdad es que lejos, muy lejos está la calidad, seguridad y precio que ofrece UBER a los usuarios respecto a la rusticidad operativa del servicio de taxis tradicional, que en lugar de protestar y causar tantas molestias, mejor deberían de mejorar para ser competitivos, que si bien tienen razón que actualmente a ellos se les imponen requisitos y a su competencia no, sacan mucha ventaja ya que además de ser mucho más caros sus traslados, no le meten ni cinco a sus unidades.

Karem Valles Sampedro

Pues la movilización de esa bola de taxistas para protestar en la Agencia Fiscal del Centro de Gobierno, nos dejó encajonados e inmovilizados bajo infernal calor cuando nos dirigíamos a la cobertura del Sexto Encuentro Nacional de Armonización Legislativa “Hacia la Conformación de un Código Penal Único”, en materia de protección de los derechos de las mujeres para que vivan entornos libres de violencia, que presidió la gobernadora Claudia Pavlovich, con la asistencia de connotados liderazgos feministas de diversas partes del país y representantes de organismos de gobierno y de los poderes Legislativo y Judicial.

Nos comentan que en representación de Nadine Flora Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, asistió María Fabiola Alanís Sámano, directora general para una Vida Libre de Violencia y para la Igualdad Política y Social, así como también anduvo por ahí la monotemática legisladora federalWendy Briceño Zuloaga, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, así como la abundante representación femenina en la XLII Legislatura del Estado de Sonora, encabezadas por la diputada María Alicia Gaytán Sánchez, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género.

Y dicho evento se realiza cuando se da a conocer la propuesta de la directora de Atención a la Mujer del Ayuntamiento de Hermosillo, Karem Valles Sampedro, que de ser aprobada por el cabildo, derivará en la imposición de sanciones a hombres que lancen piropos a mujeres, lo cual sinceramente nos parece una soberana vacilada sin pies ni cabeza.

Si en casos realmente graves que van desde la agresión física, acoso y demás, las autoridades ministeriales se enfrentan a situaciones que les impiden aplicación de sanciones, sabe en que piensa esta joven funcionaria al creer que se podrá castigar por conductas de apreciación, cuando además ya se incluyen en los diversos códigos las tipificaciones relativas a la violencia contra la mujer.

Lo apruebe o no el cabildo, ese asunto no corresponde a ayuntamientos regularlo o sancionarlo ni siquiera incorporándolo al bando de policía y en suma, es una vacilada inocua propia de ociosidades de quienes no saben que hacer con sus cargos o que simplemente se dejan mangonear por asesorías de idiotas.