Sacudida en la 4T

Sacudida en la 4T

Las revelaciones con las que Germán Martínez Cázares justificó su renuncia a la dirección general del IMSS, es sólo el botón de muestra de lo que ocurre en toda la estructura del gobierno federal donde a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se imponen criterios monetaristas que se resumen en una mayor recaudación a como dé lugar y escatimar el gasto en todos los rubros, también a como dé lugar

Incongruencias indignas
Costumbrista la 4T
Un buen día para Sonora

Las revelaciones con las que Germán Martínez Cázares justificó su renuncia a la dirección general del IMSS, es sólo el botón de muestra de lo que ocurre en toda la estructura del gobierno federal donde a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, se imponen criterios monetaristas que se resumen en una mayor recaudación a como dé lugar y escatimar el gasto en todos los rubros, también a como dé lugar.

El ejecutor de dicha estrategia es el académico, economista, matemático y tecnócrata, Carlos Manuel Urzúa Macías, formado en lo más rancio del abolengo neoliberal, que alejado durante más de 15 años del servicio público atendiendo sus responsabilidades en el Tecnológico de Monterrey, fue llamado por el presidente Andrés Manuel López Obrador para instrumentar un ejercicio de acopio de recursos financieros para poder fondear estrafalarios megaproyectos y programas populistas.

Y lo está haciendo muy bien, no sólo a costa de la salud de los mexicanos afiliados al IMSS, sino también con cargo a la calidad de vida en Estados y Municipios mediante la restricción y reducción de flujos de ministraciones en abierta violación a la ley de presupuesto de egresos de la federación de este año, así como también en la demora en la entrega de recursos financieros y por ende, el retraso en la ejecución de obra pública en proceso, incluso, por eso los nuevos plazos para concluir la modernización de la carretera de cuatro carriles en Sonora y el lento avance en la construcción del Hospital de Especialidades en Hermosillo.

En todas las dependencias del gobierno federal opera como el verdadero titular un director de administración, que nombrado por Urzúa Macías, es a quien tienen que supeditarse los titulares del gabinete legal y ampliado, sin que medie ninguna reforma que de certeza jurídica a ese nuevo formato con el que se supone se hará realidad la famosa austeridad republicana.

Guillermo Noriega Esparza

Sería bueno platicar con el delegado ¿? del IMSS en Sonora, Guillermo Noriega Esparza, ya que de acuerdo a un diagnóstico nacional, las políticas criminales e inhumanas de austeridad en el sistema de salud también afectan a esta entidad junto a otras 23 entidades, principalmente en el área de abasto de medicamentos y recortes de personal de enfermería, de pasantes y demás.

Dicen que el quisquilloso expromotor de la ciudadanización de políticas de Estado, adelantó que tirará los trastes en caso de encontrar cosas turbias y limitaciones en las tareas que le fueron encomendadas, sin que tengamos idea si su salida sería por esos motivos o porque simplemente pasará personal de base a partir del primero de junio próximo.

Es menester reconocer que al menos en Sonora, los efectos de la pichicatería federal ha sido contenida por la tozuda y terca gestión de la gobernadora Claudia Pavlovich, quien luego de que el presupuesto de inversión que propuso para este año sufriera severos recortes, ha podido rescatar algunos cachos, como es el caso de la reanudación de la construcción de la presa Pilares por allá en la región de Alamos, prospectándose que en alguno días pudiera conocerse noticia similar en el caso del Fondo Minero.

Pero el caso es que lo ocurrido con el exdirigente nacional del PAN, pudiera replicarse en otras áreas donde sus titulares tengan cierta dignidad, frente a Urzúa Macías y a la todopoderosa Oficial Mayor Raquel Buenrostro, a quien se le adjudican las renuncias de Clara Torres, del Programa de Estancias Infantiles y de Simón Levy, de Sectur.

Claudia Pavlovich

Es que entiende la urgencia de lana que tiene López Obrador, al resultar una alucinación aquello, que con sólo eliminar la corrupción en el gobierno, se dispondrían al menos 500 mil millones de pesos al año para beneficiar a la gente y como ya vio que no es así, se hacen ajustes y recortes hasta en el sector salud y en educación, llegando incluso a que el siguiente ciclo escolar arranque sin libros de texto.

Usted ponga el nombre de cualquier secretaría de gabinete federal o de organismo del gabinete ampliado, porque en todos aplica la argumentación de Martínez Cázares al referirse a la que señala como una injerencia perniciosa de funcionarios de la SHyCP que ponen en riesgo la prestación de los servicios de salud; un rediseño institucional en el que importa más el cargo que el encargo, cuando el eje de su reforma deben ser las personas que se atienden en el IMSS, y no los funcionarios que trabajan en el IMSS”.

También cita medidas neoliberales que supuestamente López Obrador proclamó su fin, al implementarse desde Hacienda, draconianas medidas de austeridad y recortes y más recortes de personal, en lugar de actuar a la inversa en favor de la buena salud de los derechohabientes.

Además de calificar como remodelación cosmética del IMSS al inventarse la figura de delegados administrativos estatales nombrados por hacienda y así anular la representación tripartita del Consejo Técnico, denunció la aplicación de un excesivo control del gasto en materiales y suministros médicos que tiene repletos a nosocomios del IMSS de personas adoloridas, víctimas además del maltrato y de la demora en recibir atención.

Alfonso Durazo Montaño

Sin duda, es inhumano ahorrar y controlar en exceso el gasto que a fin de cuentas es escatimar los recursos para beneficio de los mexicanos más pobres, en tanto que se fortalecen los servicios de salud privados como alternativa ineludible ante un IMSS en proceso de desmantelamiento.

También asegura en las 11 cuartillas de su carta de renuncia, que los recursos del IMSS, producto de cuotas del sector laboral y aportaciones patronales son desviados a otros fines y se niega a ser florero y acatar decisiones tomadas fuera del IMSS, además de negar ser lambiscón ni barbero de nadie.

Lapidario el ex chipilón de Felipe Calderón, quedando pendiente cuanto tiempo tenga que batallar para reasumir su escaño en el Senado de la República, cuando ya presentó la solicitud respectiva, que de concretarse dejará descuadrado al dirigente nacional de la CATEM, Pedro Haces Barba, quien como se sabe, aprovechó la plataforma senatorial para crear esa nueva corporación sindical al servicio del oficialismo morenista.

Habrá que esperar algunos días para dimensionar el impacto y efectos políticos de la renuncia en mención, que guardando las proporciones, tendrían muchas similitudes con aquella que presentó Alfonso Durazo a Vicente Fox, en el marco de la discrepancia del sonorense a la presunta proyección que desde Los Pinos se operaba para perfilar a la Marta Sahagún como candidata del PAN a la presidencia, con revelaciones y consideraciones que ciertamente dieron regular exhibida política a los protagonistas.

Miguel Ernesto Pompa Corella suma a sindicatos de la UNISON a acuerdos para actualizar su relación con el ISSSTESON

Fox y las promotores de esa estulticia reaccionaron y rápidamente se esfumó tan estúpida posibilidad, sin que tengamos idea si los planteamientos de Martínez Cázares generarán alguna reconsideración del por lo regular obcecado presidente López Obrador, aunque se descarta de inicio, ya que además de alegar que distinto al renunciado él dispone de otros datos sobre el IMSS, mandó a esa vacante a un incondicional, Zoé Robledo Aburto, político chapaneco nacido en sábanas de seda con el logotipo del PRI y que desde diciembre se desempeñaba como subsecretario de gobernación.

Por lo demás, tejió fino el secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella para mojar la pólvora a los dirigentes del STAUS y el STEUS, quienes se engancharon redonditos al irse contra de uno de los puntos de la minuta acordada el martes pasado, que a cambio de ser modificado con una ampliación de plazo para obtener beneficios en los trámites de pensiones y jubilaciones, dieron por buenos los resultados del resto de la negociación y cancelaron una marcha que habían convocado para este jueves.

Muy bien por “El Potrillo” al atender la solicitud de ampliar la fecha del 1 de noviembre de 2017 al 28 de febrero de 2019, para tramitar jubilaciones y pensiones con porcentajes aplicables antes de la reforma de 2005 a la Ley 38,  y muy bien también el que representantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como de la Sección 54 del SNTE y del Sutspes, integrantes de la Junta Directiva del ISSSTESON, hayan aprobado dicho ajuste que les fue propuesto por el director general del Instituto.

Como ven, las cosas marchan bien en esa negociación para que así sea de forma gradual y paulatina, por fin la planta laboral de la UNISON, se sume al mandato de la Ley 38 del organismo y asuma las condiciones que rigen al resto de las instancias afiliadas, para resolver de fondo una relación inequitativa y privilegiada desde fines del 2006.

Diputados y regidores del PRI encabezados por “El Roger” y el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal

A propósito de un ejercicio político responsable y de suma, muy buen mensaje al respetable envían el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado y los integrantes de la bancada del PRI en el Congreso del Estado, en el marco de una reunión en la que reforzaron mecanismos de cooperación y colaboración para dar prioridad a las soluciones de las necesidades de los habitantes de ese municipio sin tomar en cuenta colores o intereses partidistas.

Encabezados por el coordinador de ese grupo parlamentario, el diputado Rogelio Díaz Brown, en la reunión estuvieron Nitzia Gradías Ahumada, Rosa Icela Martínez Espinoza, Jorge Villaescusa Aguayo y Luis Armando Alcalá Alcaraz, así como también los regidores Emeterio Ochoa Bazúa, Rebeca Godoy y Ana María Castro Monzón,

Y bien por el ejercicio de memoria realizado por el periodista Germán Contreras, al recordarnos que este 22 de mayo se cumplieron siete años de aquella estupidez perpetrada por el entonces gobernador Guillermo Padrés, de inaugurar el célebre Monumento al Tubo, ahí en la plaza 100 años frente a la Universidad de Sonora, en una franca provocación y estímulo a la confrontación entre sonorenses de Hermosillo y Sonorenses del sur de Sonora.

Séptimo aniversario de una de muchas estupideces de Guillermo Padrés: el Monumento al Tubo

En un contexto crispado por la ilegal construcción del acueducto El Novillo y la corrupción evidente indexada en esa repudiada obra, tuvieron la ocurrencia de hasta erigirle un monumento, el mismo que ante las reacciones de repudio, un mes y medio después fue retirado de ese lugar, luego que su estructura fue utilizada para expresar denuncias e inconformidades contra un gobierno que ya estaba en franco saqueo del erario de Sonora.

Dicen algunos que el promotor de esa estulticia fue del orate coordinador de imagen del gobierno padrecista, Javier Alcaraz y otros que fue otro desacabalado, Roberto Romero López, pero el caso es que a todos les fue como en feria, con esa fallida forma de festejar agravios cometidos en contra de todos los sonorenses.