Ríos, acequias, comida contaminada ¿Cómo salvas a los tuyos?

Ríos, acequias, comida contaminada ¿Cómo salvas a los tuyos?

En pleno día mundial para la prevención del suicidio, un estudiante de la preparatoria del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) campus, Milpa alta se disparó. A través de un comunicado se informó que, pese a los esfuerzos por ayudarlo, el joven perdió la vida. La escuela canceló actividades. Pues justo hoy sabemos que las cifras de personas que deciden cortar su existencia se han incrementado, pero Sonora se encuentra por arriba del promedio nacional en un ¡61 %!

Policía municipal embistió a motociclista. En su pellejo midió el hartazgo ¿entendieron algo?
Excelente atención proporciona la Procuraduría de atención al adulto mayor ¡Me encantó!
Que eficiencia del sistema penitenciario ¿qué más quieres Memo Padrés? Aquí están tus gatos

Juana María Olguín

En pleno día mundial para la prevención del suicidio, un estudiante de la preparatoria del Instituto Tecnológico de Monterrey (ITESM) campus, Milpa alta se disparó. A través de un comunicado se informó que, pese a los esfuerzos por ayudarlo, el joven perdió la vida. La escuela canceló actividades. Pues justo hoy sabemos que las cifras de personas que deciden cortar su existencia se han incrementado, pero Sonora se encuentra por arriba del promedio nacional en un ¡61 %!

Los seres humanos no entienden la vida, muchísimo menos la muerte y el suicidio es un asunto complicado donde unos y otros consideran el mismo, un acto de valentía que, de cobardía, lo que sí debe quedar claro es que se trata de un problema de salud pública que no se ha tratado jamás. Si este desdén se suma al creciente número de personas adictas a drogas, esto se convierte en algo muy malo.

Expertos coinciden en que no hay una sola causa para el suicidio, son tantas como las dificultades individuales, los desafíos, las presiones para encajar en estas sociedades complejas. De acuerdo a la estadística en Sonora son los niños y jóvenes los más proclives a cortar sus vidas. Durante 2017, las edades oscilaron de 10 a 29 años. 

Por alguna triste y desafortunada razón a la salud mental no se le invierte, no hay interés en ella, lo mismo es con enfermos psiquiátricos violentos que deambulan en la calle, sin hogar que personas bajo un estado de depresión insostenible. A ello sume otros tantos que “funcionan” bajo el influjo de fuertes dosis de medicamento. Estos últimos no resuelven sus problemas, pero han desarrollado una adicción severa a los fármacos. 

Es acaso la contaminación del agua en el municipio de Huásabas lo que provocó la muerte de dos hermanitos de 12 años el varón y la joven de 16. Hasta ahora solo es la sospecha de que una bacteria rara, que no se había mencionado antes, es la causante de los síntomas de ambos menores quienes empezaron con vómito, fiebre, nauseas. El miércoles de la semana pasada los trasladaron al Hospital Infantil del Estado (HIES) donde lamentablemente murieron la madrugada del jueves. 

El fin de semana se bañaron en el río y en las tinajas naturales del cajón de Chotaqui junto a otros 8 menores, solo ellos resultaron afectados. Un antecedente es que habían fumigado la casa, pero nadie de la familia tuvo alguna reacción. Que al día de hoy los afluentes del municipio se encuentran abiertos y la gente llegó allí a bañarse como habitualmente lo hace ¿deberían estar cerrados? 

Acá en Hermosillo, una vez más el sushi, alimento de alta peligrosidad dejó a 5 personas intoxicadas. Las víctimas fueron atendidas en un hospital privado y de allí se generó la alerta y cuando acudió Inspección sanitaria de la secretaría de salud, sorpresa, encontraron fauna nociva en el lugar y quedó clausurado el restaurante. 

Cuantos riesgos: Afluentes, tinajas naturales, negocios que venden comida con sistemas de higiene dudosos, donde quizá ni siquiera se lavan las manos para preparar los alimentos. Dos jovencitos muertos es demasiado, qué ocasionó su deceso ¿la miseria de infraestructura médica que se tiene en la zona donde habitaban? ¿La falta de medicamentos? La contaminación pavorosa de alguna empresa contigua que corrompió aire, tierra, agua. Esperemos que el silencio no sea lo único que haya en los siguientes días, meses, años.