Reaparece recuperado ‘Big Papi’ en Fenway Park

Reaparece recuperado ‘Big Papi’ en Fenway Park

El legendario David Ortiz volvió a ser el centro de atención y protagonista de la noche en el Fenway Park cuando este lunes subió al montículo para h

‘Canelo’ responde con insultos a Golovkin
Tunden a McGregor; gana Nurmagomedov y se desata trifulca
Yaquis vence a Venados y extiende al máximo playoff de beisbol del Pacífico

El legendario David Ortiz volvió a ser el centro de atención y protagonista de la noche en el Fenway Park cuando este lunes subió al montículo para hacer el lanzamiento de honor, previo al duelo que disputan los Medias Rojas de Boston frente a los Yanquis de Nueva York.

Ortiz se mostró completamente recuperado de la herida de bala que sufrió en su tierra natal de Santo Domingo, el pasado 9 de julio y que pudo haberle costado la vida.

Un sonriente “Big Papi” hizo el lanzamiento de la primera bola con el exreceptor titular de los Medias Rojas, Jason Variek, para recogerla en el ‘home’.

Varitek fue compañero de Ortiz con los equipos de los Medias Rojas que se proclamaron campeones de las Series Mundiales del 2004 y 2007.

El dominicano tomó un micrófono en el montículo y agradeció a los seguidores de los Medias Rojas por sus plegarias y apoyo. Luego, ocupó un asiento en la primera fila de las tribunas, a un costado del ‘dugout’ de los Medias Rojas.

Quiero agradecerles a todos ustedes por las oraciones. Lo aprecio de verdad. Muchas gracias. A mis excompañeros por estar ahí para mí. Muchos de ellos fueron a mi casa para ver cómo estaba este chico. Lo mismo que hicieron jugadores de los Yanquis como CC (Sabathia), (Edwin) Encarnación. Muchas gracias a todos. Dios los bendiga. Vamos, Medias Rojas”, expresó Ortiz.

Ortiz llegó al Fenway Park vestido con un jersey blanco de local, con el número 34 y pantalones negros, Ortiz ingresó en el terreno mientras el público se ponía de pie para ovacionarlo.

Más tarde, cuando comenzó el encuentro, ocupó su butaca y regaló el jersey a un niño pequeño que estaba sentado unas filas más atrás.

Ortiz, de 43 años y Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie Mundial de 2013, fue herido por un atacante a sueldo, quien llegó en una motocicleta y disparó a quemarropa cuando se encontraba sentado en una terraza exterior de un club de Santo Domingo, informó la policía dominicana.

Pero más allá de su talento en el béisbol, fue su carácter jovial y su eterna sonrisa lo que se ganó el corazón de la ciudad, pero sobre todo cuando se convirtió en uno de los que más apoyó y motivo para superar el trauma del atentado terrorista del Maratón de Boston, ocurrido en el 2013 y que dejó tres muertos y decenas de heridos.

Desde el mismo montículo, donde esta noche agradeció todo el apoyo recibido, en el 2013 también arengó al público para decirles que Boston jamás se rendiría ante nada.

Esta es nuestra… ciudad”, proclamó, intercalando una palabra malsonante. “Y nadie va a dictar cuáles son nuestras libertades”.

Ortiz se retiró después de la temporada de 2016, con 541 cuadrangulares. Posteriormente, el equipo también retiró su número 34.

La ciudad dio el nombre de David Ortiz a una calle y a un puente, adyacentes al campo del legendario Fenway Park.

El equipo de los Medias Rojas dijo sentirse “feliz” por la vuelta de Ortiz y el comprobar que está recuperado y listo seguir siendo, ahora más que nunca, “Big Papi”.