Real Madrid destrona al Barça y avanza en Copa del Rey

Real Madrid destrona al Barça y avanza en Copa del Rey

El francés Karim Benzema firmó en el tiempo añadido el empate a tres entre Sevilla y Real Madrid, en un gran duelo de futbol en el que el equipo de Jo

‘Gullit’ Peña queda libre tras accidente vial
Nick Foles, nombrado el MVP del Super Bowl LII
‘Chicharito’, imparable; de nuevo es el mejor de la Bundesliga

El francés Karim Benzema firmó en el tiempo añadido el empate a tres entre Sevilla y Real Madrid, en un gran duelo de futbol en el que el equipo de Jorge Sampaoli cambió la actitud de la ida y estuvo a punto de romper el récord de Zinedine Zidane, que acabó sumando su partido 40 invicto.

Un destacado, aunque fortuito, gol de Benzema en el último minuto del partido salvó el récord del Real Madrid, que se convirtió en el equipo español con más partidos consecutivos sin perder, superando al Barcelona de Luis Enrique, y firmando su pase a cuartos de final. Los tantos de Danilo en propia puerta, Jovetic e Iborra fueron respondidos por goles de Marco Asensio, Sergio Ramos a lo ‘Panenka’ de penalti y Benzema.

El 3-0 de la ida en el Santiago Bernabéu quitó algo de presión a este partido y quizá por ello el equipo que entrena el argentino Jorge Sampaoli salió con mucho desparpajo.

Con nada que perder, los sevillistas salieron al ataque desde el silbido inicial y con tres jugadores muy adelantados, los argentinos Luciano Vietto y Joaquín Correa y el francés Wissam Bern Yedder.

Después de un par de intentonas ante el meta Kiko Casilla, fue en un centro lateral cuando el brasileño Danilo Luiz, en su intento de despejar, introdujo el balón en su portería.

El 1-0 llegó antes de que se cumpliera el minuto nueve, con un autogol de Danilo, y hasta ese momento el conjunto del francés Zinedine Zidane estuvo a merced del rival.

A partir de ahí, el equipo visitante se enteró de que había empezado el partido y que no podía dejar que el rival se le subiera a las barbas y que se creyera que había posibilidad a la proeza.

El Real Madrid empezó entonces a hacerse presente en el centro del campo y a acercarse a los dominios del portero David Soria, este jueves titular por delante Sergio Rico y del italiano Salvatore Sirigu.

Marco Asensio, Lucas Vázquez y sobre todo el hispano-dominicano Mariano Díaz, en un rebote ante David Soria, crearon los primeros peligros de los madridistas.

De ahí hasta el descanso el partido estuvo ya abierto, porque el conjunto local no cejó en buscar la meta rival y gozó de alguna oportunidad de poner el 2-0, aunque el alemán Toni Kroos también tuvo en sus botas el empate.

El partido se fue al descanso con la mínima ventaja local y con la lesión de un muy batallador Correa, quien incluso tuvo que ser sustituido antes de que concluyera la primera parte para darle la oportunidad de debutar al delantero montenegrino Stevan Jovetic, fichaje de invierno al igual que el defensa francés Clement Lenglet, quien había salido de titular.

En la reanudación el Madrid no quiso más sorpresas y sí salió intenso, hasta el punto de que Marco Asensio, a los tres minutos, puso el empate tras una gran galopada a la contra con la que dejó atrás a todos los que le salieron al paso.

Por si había alguna duda, el tanto madridista dejó aún más sentenciada la eliminatoria pues el Sevilla tenía que marcar otros cuatro y que el adversario no lo hiciera.

Jovetic, en su primer remate como sevillista, logró muy poco después el 2-1 para, al menos, intentar acabar con triunfo e incluso con algún tanto más con claras ocasiones para ello.

Sampaoli hizo ingresar al francés Samir Nasri y a Víctor Machín ‘Vitolo’ para formar un equipo netamente ofensivo con el que corrió muchos riesgos en la defensa, de los que el equipo visitante no quiso desaprovechar, aunque fue Iborra el que metió el tercero para los sevillistas.

Sergio Ramos, de penalti del argentino Kranevitter a Casemiro, puso el 3-2 en el tramo final del encuentro y el francés Karim Benzemá, en el tiempo agregado, el empate a tres definitivo, lo que hizo que el Madrid siga invicto un partido más.