Queremos seguridad pública y parte de ello es respetar al policía

Queremos seguridad pública y parte de ello es respetar al policía

Una deuda con una financiera en Colombia derivó en el suicidio de la madre que se tiró de un puente en Colombia con su hijito de 10 años. Con tan solo 32 años ésta mujer se vio acorralada ante el acoso que sufrió por un préstamo a una empresa que ahora se sabe cobra esos dineros a punta de golpes y amenazas de muerte. Fue así que enferma por el miedo por el abuso que le aplicó dicha organización, no creyó que hubiera otro camino que saltar desde una altura de 100 metros, con su vástago en brazos

Dos macheteros muertos ¿A balazos se arreglará el desastre?
Que eficiencia del sistema penitenciario ¿qué más quieres Memo Padrés? Aquí están tus gatos
Otra vez, colombianos los asaltantes ¿más el talento local?

Juana María Olguín

Una deuda con una financiera en Colombia derivó en el suicidio de la madre que se tiró de un puente en Colombia con su hijito de 10 años. Con tan solo 32 años ésta mujer se vio acorralada ante el acoso que sufrió  por un préstamo a una empresa que ahora se sabe cobra esos dineros a punta de golpes y amenazas de muerte. Fue así que enferma por el miedo por el abuso que le aplicó dicha organización, no creyó que hubiera otro camino que saltar desde una altura de  100 metros, con su vástago en brazos.

Pese a las súplicas, Jessy Paola Moreno Cruz, de 32 años, se lanzó al precipicio. Sus cuerpos fueron rescatados poco después. Vecinos de la víctima dijeron que la señora había sido desalojada de su hogar, por la empresa financiera a la que le debía dinero. Que esos préstamos se cobran con tasa de interés sumamente elevada y con interés sobre interés en caso de un retraso. De no pagar, te agreden y hasta se amenazan de muerte. Por cierto avisan que en la ciudad de México ya existe esa organización, que opera bajo esos esquemas.

Desde 2015 colombianos en la capital del país ofrecen préstamos bajo esa modalidad ósea que no tarda en entrar en operaciones en Sonora y que empiecen a agarrar clientes, a los que les cobrarán con sangre la deuda. Lástima que nadie aprende en cabeza ajena. 

Que se divorcia dice Angélica Rivera, no por favor, que será de nosotros. Que personaje tan patético el de esta señora, quien hizo sin lugar a dudas su peor papel como primera dama, que debe ser su peor actuación. Para colmo de males todo México conocía el final de la película. Se ha ido el peor presidente que ha tenido México y se termina una costosa telenovela. Ahora lo que debe ser un final bueno y real es investigarlos, llevarlos a juicio y recuperar todo lo que Enrique Peña Nieto y su consorte rentada se llevaron. Basta de impunidad.

Si algo nos lastima ahora mismo en todo el país, en cada ciudad de la nación es la inseguridad, esa que se cultivó de a poco o de a mucho y la voz  de desesperanza de la sociedad es porque se restablezca algo de paz y quietud, pero en medio de la crisis nunca estamos conformes con lo que hace la policía y se nos olvida que ellos son la extensión del Estado mexicano, que son una autoridad que debe ser respetada y que si los tocas, los golpes o los atacas con un arma, tienen la facultad de responder, incluso con letalidad. Si te resistes y peor aún les levantas la mano vas a pagar las consecuencias.

Este jueves un hombre que amenazaba con suicidarse se subió arriba de una vivienda, llamaron a la policía y en un intento de controlarlo uno de los oficiales resultó herido, son lesiones que tardan más de quince días en sanar. Ante ello un oficial le dispara al agresor y le tira a matar. Eso es defensa propia y como casi siempre sucede hay una cantidad de gente juzgando la actuación de los agentes. A estas alturas con tanto drogadicto ingresando a las viviendas de nuestra gente trabajadora, con tanto saqueo a comercio ¿tienen fuerzas para defender a estos seres humanos que viven en un estado de intoxicación? ¿Qué se niegan a ser útiles para sí y sus familias?

La autoridad actuó conforme a la ley, la persona era una amenaza real para los elementos de la policía. Por favor, recuperemos la cordura. Respetemos al policía, honremos su esfuerzo para salvarnos de tanta maldad con que lidian todos los días ¿crees que podemos hacerlo? ¿Me ayudas?