Quentin Tarantino tiene el don

Quentin Tarantino tiene el don

Mucho an­tes que los avances traten de convencer al público, inclu­so antes que los fans sepan por internet lo que están por protagonizar sus estrella

Fher, de Maná, se disculpa por apoyo marítimo a Bolivia
TV británica mostrará grabaciones de princesa Diana
Roger Waters ofrecería concierto en la frontera México-EU

Mucho an­tes que los avances traten de convencer al público, inclu­so antes que los fans sepan por internet lo que están por protagonizar sus estrellas, los famosos se trasladan has­ta CinemaCon de Las Vegas, como otro estilo de fans, para convencer ellos mismos sobre sus próximos estrenos a los dueños de las salas de cine. Y es ahí mismo donde Quentin Tarantino sorprendió con una presentación en vivo, reve­lando el secreto mejor guar­dado en Hollywood… hasta ahora.

Con los estudios Sony, dijo, “vamos a traer al cine el dúo de estrellas más emocionante desde Robert Redford y Paul Newman… con Leonardo Di­Caprio y Brad Pitt.

“En el mundo en que vivi­mos, solía haber un tiempo en que los secretos que se con­taban quedaban adentro de cuatro paredes. Ya no sucede así. Es por eso que tengo que mantener el mayor de los se­cretos bajo las sábanas y no puedo entrar en demasiados detalles sobre la historia. Pero puedo decir que se llama Éra­se una vez en Hollywood y va a transcurrir en la era de Ho­llywood de 1969, durante la explosión cultural que pudo haber revolucionado el cine, en la cima del nuevo estilo del cine en Hollywood.

A pregunta expresa sobre si contará la historia desde un ángulo personal, al haber na­cido y crecido en Los Ángeles, Tarantino comentó que en 1969 tenía siete años y tiene sus propios recuerdos, y que incluso será la primera pelícu­la que hace sobre Los Ángeles, desde Jackie Brown, después de Tiempos violentos.

“Es lo más parecido a Tiempos violentos que he he­cho, con una película que trata totalmente sobre Los Ángeles. Es la historia de un par de per­sonajes, pero con un montón de individuos secundarios in­creíbles diseminados por la ciudad”, subrayó.

El mismo Quentin Taran­tino asegura que piensa ju­bilarse a los 60 años, en su tan querida ciudad de Los Ángeles. Y después de haber cumplido 55, el pasado 27 de marzo, no queda demasiado por filmar, habiendo asegu­rado que “si ni siquiera pode­mos mostrar películas en 35 mm en las salas, donde hoy todo es digital, no creo que llegue a los 60”.

Es por eso que él mismo invirtió de su propio bolsillo para comprar el teatro New Beverly en Los Ángeles donde asegura que, “mientras yo esté vivo, mientras sea millonario, New Beverly va a seguir estan­do abierto para pasar cine de 35 mm”.

En ese mismo cine fue donde se proyectó por prime­ra vez su más reciente cinta Los 8 más odiados (que in­cluso agotó las entradas de estreno el 25 de diciembre de 2016). Pero también fue el mismo Tarantino quien sor­prendió al cerrar las puertas de aquel cine a comienzo de este año.

“Desde el mes de enero el New Bev cerrará las puertas durante parte de 2018 para una variedad de emocionan­tes mejoras. Tenemos gran­des planes en mente”. Y entre esos grandes planes, Quen­tin Tarantino eligió develar su secreto nada menos que en la convención de Las Ve­gas CinemaCon que reúne a los dueños de las salas de cine más importantes del planeta.

El realizador eligió la Ci­nemaCon porque, comentó, “es el lugar donde vienen los más importantes dueños de las cadenas de cine que toda­vía ofrecen la experiencia de salir de casa para ir a una sala de cine, donde realmente se vive la mejor reacción del pú­blico. Y, después de todo… yo también soy colega, como el dueño de la sala de cine New Beverly en Los Ángeles”.

Al respecto, sobre estu­dios como Netflix, que fil­man cine sin pasar por una sala de cine, Tarantino ex­presó amar el cine y amar el cine en las salas de cine.

“Es mi lugar favorito y por eso tengo que agra­decer a quienes exponen el cine de esa forma, por­que son ellos los que man­tienen vivo el espectáculo. Nos dan una buena excusa para salir los fines de se­mana. Y yo también quie­ro mantener la emoción de ese estilo de espectáculo”, dijo.

Leonardo DiCaprio también estuvo presente en CinemaCon para contar su propia experiencia.

“Es difícil hablar sobre una película que ni siquie­ra empezamos a filmar”, comentó con Quentin a su lado, “pero estoy increíble­mente entusiasmado en ver otra película de Quen­tin Tarantino con Brad Pitt (Bastardos sin gloria) y creo que nos va a transportar a una era diferente”.

Aunado a eso, DiCa­prio confesó su pasión por mostrar la mejor época del cine.

“Soy un gran admirador del cine como Cantando bajo la lluvia, por ejemplo, películas sobre Hollywood que muestran la historia detrás del cine y los me­canismos en cómo tra­baja Hollywood. Y al vivir en Los Ángeles, sumergir­me en esta era del tiempo y en la forma que Quentin lo quiere filmar, lo vamos a hacer con una increíble autenticidad.

“Lo puedo confirmar después de haber leído el guión, que también me pa­rece uno de los más increí­bles que se hayan escrito. Y eso ya es mucho decir por­que él ha filmado trabajos maestros en la historia del cine. Por eso estoy tan en­tusiasmado por empezar a trabajar en esta película. Vamos a dar lo mejor para que el resultado final sea fantástico”, expresó.

El secreto ya fue revela­do. Al menos por esta vez, lo que pasó en Las Vegas no pudo quedarse en Las Vegas. Y érase una vez en Hollywood es la mejor ma­nera de empezar a contar una nueva historia del cine, para demostrar que se equivocan quienes dicen que está despareciendo.