¿Qué festejaron? El país tinto en sangre, ah pero a quién le importa

¿Qué festejaron? El país tinto en sangre, ah pero a quién le importa

Acabó la agonía para la familia del joven universitario plagiado en la ciudad de México el pasado martes, este lunes la Procuraduría General de Justicia localizó el cuerpo de Norberto Ronquillo

Dos macheteros muertos ¿A balazos se arreglará el desastre?
La educación en México con 15 años de atraso ¿y la reforma peñista sirvió para? Nada, nada y…
Bajo fuego cruzado el proceso electoral

Juana María Olguín

Acabó la agonía para la familia del joven universitario plagiado en la ciudad de México el pasado martes, este lunes la Procuraduría General de Justicia localizó el cuerpo de Norberto Ronquillo. Espeluznante no saber qué clase de rufianes han poblado este país quienes en total impunidad secuestran, coartan todas las libertades, cobran por perdonarle la vida, en medio del terror la familia paga y no hay más respuesta. Y matan a la víctima ¡Suerte que los gobernantes andan de fiesta!   

La universidad del Pedregal donde estudiaba Norberto actuó como no se había visto por parte de una institución privada ante el ataque a uno de los suyos. En un comunicado externaron: “La violencia generalizada que vive nuestro país no nos puede vencer, debemos luchar porque lo monstruoso no se convierta en lo cotidiano, porque la inhumanidad no sea parte de lo habitual”. Ante el hallazgo del cuerpo, declararon 3 días de duelo. Lo bueno que la realeza anda de fiesta.

Ah y se oyó tan hermoso cuando Andrés Manuel López Obrador dijo que este lunes no habría aranceles del 5 % a los exportadores ¡qué maravilla! Pero no dijo que desde el sábado hay gasolinazo en contra de los consumidores de la Premium, ahora hay que pagar 4 pesos más por litro y a eso hay que sumar ese robo pernicioso, constante de que son objeto los consumidores por parte de los concesionarios de estaciones. Pero que siga la fiesta, vivan los gobernantes buenos para nada.

En síntesis lo ocurrido con la delegación mexicana en Washington es que se comieron todo lo que les dio el gobierno de Donald Trump. El festejo en Tjuana, Baja California no pudo ser más patético y desafortunado en el que se gastó tiempo, dinero y esfuerzo solo para proclamar a mandíbula batiente que somos más sumisos al mandato de extranjeros y que las ofensas reiteradas a la nación significa nada. Por si fuera poco este lunes que en la conferencia matinal en palacio nacional se festinaba los grandes logros alcanzados, el mandatario vecino reinició sus agresiones y amenazas. 

Hay un acuerdo que el gobierno mexicano no acepta pero Trump lo festinó ante los suyos y es que dice que impuso la compra de alimentos a productores estadounidenses, que serán importados al país, además de obligar a la militarización de la frontera sur. La dichosa guardia nacional no termina de concretarse pero ya está al servicio de lo intereses de los vecinos del norte.

Lo de ser tercer país seguro es una mentada de madre fabulosa y es que eso significa permanecer con los 10 mil migrantes que esperan hasta ahora asilo político en Estado Unidos, -pero que podrían ser cientos de miles- a los que se debe recibir proporcionarles alimentos, vivienda digna y si quieren trabajo y si se les niega ese estatus, el gobierno mexicano deberá dejarlos aquí. No pues qué maravilla y mexicanos trabaje más duro para mantener a los asilados mientras usted recibe del gobierno más obligaciones a cambio de nada.

¿Sorpresa? Que la empresa que ganó la licitación para proporcionar servicio y mantenimiento de alumbrado público por el que recibe 17 millones de pesos (MDP) mensuales no fue localizada en su domicilio fiscal, a propósito que el ayuntamiento de Hermosillo quiere romper el contrato ante la imposibilidad de pagar el costo cada 30 días, más el riesgo que ello representa para las finanzas. La concesionaria recibiría en 15 años 3 mil millones de pesos ¿Se cambiaría de edificio? ¿De extrañarse que no contesten teléfonos? Está raro el asunto o solo es una más de las tranzas de los alcaldes.