¡Qué falta de señorío en el Congreso del Estado!

¡Qué falta de señorío en el Congreso del Estado!

Varios diputados se abstuvieron de asistir este domingo a la entrega, por parte de la gobernadora Claudia Pavlovich, de su IV informe a la presidenta de la mesa directiva del Congreso. ¿Se anotaron con esa actitud desdeñosa un éxito político? ¿No son representantes “populares” obligados a atestiguar, con todos sus detalles, en beneficio de los ciudadanos supuestamente representados, un acto histórico, nada menos que el cumplimiento de un deber constitucional?

Prueba de fuego para AMLO: miles de campesinos soliviantados
Antes de crucificar a la Suprema Corte, hay que informarse
LUNES CULTURAL; maravillosa semana de Danza, Teatro, Música, Libros y Pintura

Carlos MONCADA OCHOA

  Varios diputados se abstuvieron de asistir este domingo a la entrega, por parte de la gobernadora Claudia Pavlovich, de su IV informe a la presidenta de la mesa directiva del Congreso. ¿Se anotaron con esa actitud desdeñosa un éxito político? ¿No son representantes “populares” obligados a atestiguar, con todos sus detalles, en beneficio de los ciudadanos supuestamente representados, un acto histórico, nada menos que el cumplimiento de un deber constitucional?

  Por lo pronto incurrieron en una falta de educación y mostraron una seria confusión entre las rivalidades políticas y las fobias personales. No son éstas las que hacen fuerte a un partido de oposición sino la entereza y la decencia con que se da la cara al adversario y la inteligencia con que se aprovechan los recursos configurados por la Ley para hacer valer los argumentos: el discurso en la tribuna, el trabajo en comisiones, el debate y la crítica.

  Los diputados faltistas se quedaron en la estrategia de vecindad, donde se niega el saludo por dar crédito al chisme y se rompen puentes de concordia porque “me afiguró que..”. Les falta señorío, legisladores y legisladoras.

SIGUE EL RIDÍCULO EN B. C.

   ¡Qué papelazo el de Jaime Bonillas, gobernador electo de Baja California!. Que con el 70 por cierto de los votos, manifestó ayer en la televisión nacional, ganó la consulta para conocer si los bajacalifornianos están de acuerdo en la ley que le permitirá gobernar cinco años, en lugar de los dos previstos en la elección.

  Ganó el 70 por ciento ¿de cuántos votos en total? Sólo dijo que la votación se efectuó hasta que se agotaron las boletas, pero no cuántas boletas se imprimieron.

  La ley en cuestión no tiene validez aún porque no ha sido publicada en el órgano oficial del gobierno del Estado. En cuanto el Congreso declaré que ganó la caricatura de consulta, la enviarán los diputados al gobernador para que la publique. Pero el gobernador no la publicará porque está consciente de que es inconstitucional. Entonces el Congreso, que cuenta con mayoría morenista, la mandará publicar por sus pistolas. ¿Y?

  El efecto de la publicación no será que ya Bonillas tendrá el camino libre para detentar el gobierno por cinco años, sino que las fuerzas de oposición, y en general, los ciudadanos indignados por la maniobra, podrán presentar recursos contra la ilegalidad ante el Instituto Nacional Electoral y la Suprema Corte de Justicia.

  Ojalá que esto llegue pronto a su fin. El espectáculo en que han envuelto a los bajacalifornianos es degradante.

EXTRAÑO LO DE MICHOACÁN

  4i policías fueron emboscados en Michoacán y les mataron a 13. Los boletines no hablan de bajas entre los delincuentes. Los jefes de éstos deben gozar de total impunidad para que armen la trampa y disparen al grupo de policías, bastante numeroso como para no haber improvisado una defensa rápida.

  Y acababa de anunciar por la mañana, el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, un leve quiebre favorable en la estadística de homicidios dolosos. No por ello hay que cejar. Ayudará que agarren a tres o cuatro asesinos, o a uno de los cerebros, y que los refundan en la cárcel por todos sus cochinos años de vida.

carlosomoncada@gmail.com