Pusilánimes y ladinos

Pusilánimes y ladinos

Malas noticias respecto al seguimiento judicial a la bestial masacre en Bavispe el lunes pasado, ya que contrario a lo que pudiera pensarse, el gobierno federal regatea la facultad de atracción de dicha indagatoria y alegando que se trata de delitos del fuero común, se lava las manos y deja ese asunto a las autoridades de Sonora

Caos en el PAN-Sonora
Seguridad, reto de todos
Proyecciones al cierre

Malas noticias respecto al seguimiento judicial a la bestial masacre en Bavispe el lunes pasado, ya que contrario a lo que pudiera pensarse, el gobierno federal regatea la facultad de atracción de dicha indagatoria y alegando que se trata de delitos del fuero común, se lava las manos y deja ese asunto a las autoridades de Sonora.

Así es, no sólo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador renuncia al ejercicio de autoridad que lo obliga el envalentonado crimen organizado, sino que se deslinda de sus responsabilidades de procurar justicia para las víctimas y sus familiares, en un contexto de repelente he histórica inacción ante la afrenta del asesinato de menores de edad junto a sus madres.

De acuerdo a evidencias irrefutables respecto a las circunstancias del mortal atentado, así como las armas utilizadas, se nos figuró una soberana estupidez que el delegado de la Fiscalía General de la República, Pavel Humberto Núñez Moreno haya instruido la divulgación de un comunicado, para de inicio, dejar en manos de la fiscalía estatal las investigaciones, a reserva de que si se reconfirma lo que el mismo secretario federal de Seguridad, Alfonso Durazo –delincuencia organizada, armas de grueso calibre y demás—entonces si atraerán la investigación.

Así se las gastan estos pusilánimes y timoratos, quienes disfrutan con placidez ver pasar el tiempo, el cual lo pierden de forma miserable, cuando desde que se dio a conocer la terrible noticia el lunes por la tarde, debieron ponerse las pilas y asumir lo irrefutablemente evidente: que se trató de delitos de orden federal en lugar de eludir responsabilidades.

Pavel Humberto Núñez

Además, por la magnitud e impacto de lo acontecido, en lugar de mandar comunicados estúpidos, debieron sumar su concurrencia a las indagatorias, porque hasta donde estamos informados, todo lo realizado hasta ahora e iniciado de forma por demás tardía y con sobrada contaminación de la escena del crimen, está a cargo de la autoridad estatal.

Por supuesto que a la gobernadora Claudia Pavlovich no le arredra ese nuevo reto e independientemente a las omisiones y recursos legaloides de la FGR para no comprometerse, ella apretará hasta donde tope para que esa masacre no quede impune y por lo pronto, para dejar constancia de esa férrea voluntad, acudió hasta la comunidad La Morita para acompañar a deudos de las víctimas que recibieron cristiana sepultura.

No sobra decir que persiste la ausencia de Durazo, a pesar de que se trata de hechos ocurridos en su solar nativo, donde se supone tiene su residencia su padre y ahí cerca, en Agua Prieta, tiene más familiares cercanos y millonarios negocios.

Y si López Obrador insiste con su actitud blandengue y sin aceptar que es fallida su estrategia, que no es estrategia si no sólo fantasías propias de idiotas, pues las instancias estatales deberán de atender el reclamo ciudadano y así endurecer acciones en contra de esos animales, que al cabo de todas formas la autoridad federal considera que sus crímenes son del fuero común.

La gobernadora Claudia Pavlovich en las exequias de la familia LeBarón en Bavispe

En efecto, la mandataria estatal acudió a las exequias de la familia LeBarón, acompañada del Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella y del titular de Seguridad Pública, David Anaya Cooley y desde allá reportan un ambiente tenso, de ira a duras penas contenida y con ganas de venganza de parte de una comunidad agraviada por criminales y por un gobierno federal condescendiente con ellos.

Y para completar el cuadro, mientras retacábamos estos Entretelones nos llega la infausta noticia de una nueva agresión armada más al sur de Bavispe, en la sierra de Sahuaripa cerca de la comunidad de Matarachi, en donde por lo pronto se tiene el trágico saldo de una mujer asesinada y una persona herida, luego de un ataque con armas de fuego mientras transitaban a bordo de un vehículo por esa ruta que comunica con la mina de Mulatos y se bifurcan caminos hacia Yécora y Güisamopa.

Conocemos muy bien esa región y sabemos de los avatares de los ciudadanos frente a la evidente presencia de la maña y lo inquietante que resulta que luego de la publicitada distribución de la famosa Guardia Nacional, ni un solo elemento haya sido concentrado por esos lugares, así como tampoco fue el caso de Bavispe e incluso en su momento hicimos los reclamos correspondientes.

Además, luego de que la 4T asumió el poder, se observa un repliegue de fuerzas del ejército que se agrega a que la policía federal desapareció y sobre vías federales ya no hay patrullaje, lo cual ha dejado en la indefensión a la gente, ya que los ayuntamientos carecen de la fuerza y de los recursos para enfrentar a tan complejo reto.

Nuevo atentado en la región serrana y rápida reacción del Gobierno del Estado

Esas son las realidades del México de hoy, mientras el presidente recula de forma cobarde y le apuesta a una estrategia de larguísimo plazo y condicionada a que resulten acertadas sus ocurrencias en materia económica y fantasías de pacificación a punta de besos y abrazos.

Resulta evidente que López Obrador, Durazo y todos esos geniecillos no saben ni papa de lo que es la inseguridad pública en la sierra de Sonora y por ende no pelan un chango a nalgadas si intentan alguna reacción y por eso, al bote pronto se lavan las manos y le tiran la pelota a la instancia estatal.

De lo anterior no hay mejor muestra de las versiones a contracorriente de Durazo y Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Sedena, ya que el primero asegura que lo ocurrido en Bavispe es por la disputa territorial del narco, mientras el segundo asegura que la región no estaba en foco rojo y que se consideraba segura.

Y la verdad es que sin la colaboración y suma de la Federación, el gobierno estatal y los municipios están en una muy difícil situación, que se agrava por recortes presupuestales, ya que el gasto para reforzar acciones para la seguridad, se ha destinado para financiar becas para ninis y fondear programas populistas, de los cuales ni se dan por enterados los integrantes de bandas del narco.

Félix Higuera Moreno

En fin, López Obrador debería entender que defender la vida de los ciudadanos como suprema función del Estado, no puede ser tipificado como autoritarismo, y más bien tal argumento es producto de su ignorancia de lo que actualmente padecen comunidades enteras a la largo de todo el país.

Por lo pronto, rápida la reacción del Estado para primero atender a la persona herida que fue trasladada a Hermosillo esta misma tarde y segundo reforzar acciones en esa región mediante un fuerte despliegue de fuerza de parte de la Policía Estatal de Seguridad Pública, bajo la directa supervisión de Anaya Cooley.

Y un paréntesis para manifestar nuestra extrañeza por la renuncia de Félix Higuera Romero a la subsecretaría de Salud, ya que teníamos la percepción de que hacía un decoroso desempeño en dicha responsabilidad y era factor de equilibrio ante la ladina tecnocracia de por esos rumbos.

No tenemos idea de las razones para tirar la toalla o si se la tiraron, o bien podría tratarse de los efectos por reciente información dada a conocer respecto a irregularidades detectadas en la dirección de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades en la adquisición materiales para combatir el dengue y otros padecimientos transmitidos por moscos, de lo cual se responsabiliza al titular de dicha dependencia Gerardo Álvarez Hernández.

Guillermo Noriega Esparza

Ya se sabrá, pero por lo pronto, se nos figura que Higuera Moreno hacía una buena chamba.

Y sin salirnos del sector salud, la reprogramación de citas de personas que reciben tratamiento contra diversas manifestaciones de cáncer en el área oncológica del IMSS en Ciudad Obregón y la explicación “técnica” del delegado, Guillermo Noriega Esparza, deja ver de nuevo que sobre la salud de la gente se imponen tecnicismos y supercherías.

Faltan a la verdad los asesores del Memo Noriega al decirle que demorar por unos días la aplicación de tal o cual medicamento en nada afecta a alguien que batalla contra el cáncer y de plano la riegan al explicar que tal demora se debe a la falta de medicamentos dado el progresivo retiro de un proveedor a nivel nacional y mientras el nuevo se pone al día.

Carecen de progenitora quienes aseguren que la suspensión de tratamientos, así sea por un día, no afecta la salud de los pacientes y lo sabemos a ciencia cierta, dado nuestra cercanía a casos donde aplicar o no un medicamento ha sido cuestión de vida o muerte.

Pero como decíamos, este es el México que nos toca vivir, en donde se privilegian divisas dogmáticas y obsesivas por sobre el sentido común, ya que en todo caso, si se pretende sacar del juego a una empresa proveedora, primero se debió hacer acopio de sus abastos y así la nueva y amada proveeduría caer en lo blandito y sin afectar a quienes padecen esa enfermedad.

Rodolfo Lizárraga

Y nos dimos una vuelta por el Congreso del Estado donde los sufridos integrantes de la representación popular sonorense dieron cuenta de abultado orden del día, destacando el punto de acuerdo para exhortar a todos los niveles de gobierno, Federación Estado y Municipios, para que establezcan mejores esquemas de coordinación que puedan prevenir hechos violentos y a la vez, garanticen el auxilio y respuestas inmediatas en caso de que éstos sucedan.

Muy bien ese posicionamiento, y mal el enfermizo protagonismo del díscolo diputado Rodolfo Lizárraga, quien antes de votar el asunto, se plantó ante el pódium para repetir como novedad lo que ya se había dado lectura. Repelente.