Puros Entreteloncitos

Puros Entreteloncitos

CAPRICHOS: por causas de fuerza mayor estuvimos unos días fuera de la conectividad de internet y ese blackout fue aprovechado para un troleo inmiseric

Arrugan lo planchado
Se mueve la justicia
Contrasentidos

CAPRICHOS: por causas de fuerza mayor estuvimos unos días fuera de la conectividad de internet y ese blackout fue aprovechado para un troleo inmisericorde de parte de quienes promueven la histórica estupidez de rechazar la construcción de un hospital, porque enfermos y sus familiares, además del acompañamiento que dicen es tradicional en estos casos, darían mal aspecto y afectaría la plusvalía de sus propiedades.

Ya pusimos orden y mandamos por lo más pando del resbaladero a esos que desde el anonimato recurren a la maledicencia tan al estilo de aquellos tiempos del autoritarismo padrecista, contra cualquiera que no se someta a sus caprichos por más despatarrados que éstos sean.

Leer las razones de su rechazo a la construcción de ese hospital pinta de cuerpo entero su clasismo ramplón, ignorancia y egoísmo social, quedando sólo como legítima preocupación lo relativo a vialidades, aspecto siempre incorporado a obras de esa naturaleza, tal como ya fue aclarado por el Secretario de Salud, Gilberto Ungson.

Gilberto Ungson

SINRAZON: la inversión de mil millones de pesos es un hecho en el lugar ya decidido, resultando una soberana jalada el proponer la mudanza de dicha obra a donde ahora está el estadio Héctor Espino, cuya demolición encarecería el proyecto y acabaría de ahogar a ese sector como uno de los más transitados de Hermosillo.

Esas presuntas familias unidas de exclusivas cerradas residenciales, deberían de moderar sus hormonas como forma de evitar manejos falsarios como eso de adjudicar la propiedad del terreno donde se construirá el nuevo nosocomio a familiares de la gobernadora, especie categóricamente desmentida con la escritura pública que señala que desde el 2001 pertenece a la Secretaría de Salud.

Así las cosas, se anula esa maledicencia y queda claro que la única participación de la gobernadora fue su capacidad de gestión para que desde Los Pinos se presupuestara ese gasto, con el fin de que para el 2019, Sonora cuente con el hospital más moderno del noroeste del país, que operará con la más avanzada tecnología para la atención a la diversidad de enfermedades que sufre la gente y con instalaciones físicas adecuadas y suficientes.

Por supuesto que también se incluyen obras periféricas que le da carácter integral al proyecto, al incluir paradas de camiones, estacionamientos, distribuidor vial, ampliación de vialidades, entre otras que incluso impactarán de forma muy positiva a todo ese sector, contrario a la anacrónica postura de quienes repelen a los pobres y más si están enfermos, a pesar de que por sus ofertas de salud, el nuevo hospital ofrecerá atención que satisfará hasta el más exigente de los residentes del rumbo.

Miguel E. Pompa Corella

CABILDEO: sabe si ya haya condiciones para el cabildeo con el fin de calmar ánimos, aclarar dudas y empapar de la información a integrantes de ese grupúsculo de prepotentes, estrategia puntual emergente toda vez lo inesperado del rechazo, toda vez que difícil que hubiera alguien que previera oposición a ese nosocomio.

El diálogo ya inició y la gobernadora es la principal impulsora a través del Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, aunque al principio las condiciones no sean las mejores frente a la obcecación de algunos y algunas representantes cuya presunta posición económica los hace creer que fueron hechos a mano y que por eso se atreven hasta a enviar citatorios y de seguro son autores de la posición oficial del rechazo y cuyo contenido debería de avergonzarlos

CRECEMOS: de acuerdo al INEGI, durante el 2016 la economía de Sonora creció un 5.6 por ciento, por encima de la media nacional y sólo detrás de estados como Quintana Roo, Michoacán, Aguascalientes y Guanajuato.

La confianza se gana todos los días y en esa labor anda la gobernadora Claudia Pavlovich, logrando así revertir la tendencia a la baja que marcó la administración de Guillermo Padrés y del PAN, que metió a la economía estatal en un bache histórico, con todo y los efectos en la calidad de vida de la gente.

Claudia Pavlovich

Y la tendencia para este ya avanzado 2017 se mantiene al alza, a pesar de campañitas con la obvia intención de desacreditar, generar incertidumbre, propiciar enconos sociales y propagar falacias, que por lo pronto no han prendido por la fortaleza del andamiaje gubernamental construido a partir de septiembre del 2015.

HONESTIDAD: los presupuestos gastados de forma honesta y aplicados de acuerdo a la normatividad, ha sido factor importante para que el gobierno recupere su papel de motor de la economía, con mucha obra pública, que deriva en un sector empresarial con mejores posibilidades de crecer, generar más empleos y producir más y mejores bienes y servicios.

A fines de agosto se cierra el proceso de fiscalización y revisión de la primera cuenta pública ejercida en su totalidad por la actual administración estatal, así como de los ayuntamientos y en función de los resultados que entregue al Poder Legislativo el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, podremos medir los efectos de la pesada carga ética que imprime la gobernadora Pavlovich en todos sus mensajes.

Jesús R. Moya G.

Sabemos del intenso trabajo técnico que despliega el ISAF en los procesos de fiscalización y de la estricta, dura y quisquillosa posición de su titular Jesús Ramón Moya Grijalva, con el fin de no dejar ni un cabo suelto en el propósito de comprobar que cada peso del presupuesto de egresos del 2016, se haya aplicado de acuerdo a la normatividad.

Y sobre aviso no hay engaño, porque toda la estructura de la administración estatal y de los municipios, saben que no habrá misericordia en caso de salir con cuentas mochas, que en ese rubro ya fue más que suficiente lo ocurrido durante los seis años del padrecismo.

ENREDO: y vamos a reconocer que nos sorprende el que se haya complicado el proceso de designación del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, cuando todo lucía como de terciopelo, en el marco de decisiones colegiadas a cargo de reconocidos ciudadanos y ciudadanas, a través de un mecanismo y metodología que dejó fuera decisiones unipersonales de la comisión seleccionadora.

A través de un complejo sistema de puntajes otorgados a aspirantes por parte de nueve distinguidos ciudadanos, para promediar desempeños y así escoger a los mejores cinco perfiles, se suponía que el resultado sería indiscutible.

Pues no ocurrió así, porque en función de los puntajes obtenidos, al ser designados Aarón Grajeda, Reyna Elizabeth García Moraga, Alberto Haaz Díaz, Miriam Monreal Vidales y Aquiles Fuentes Fierro, no faltaron quienes cuestionaron sus perfiles, que con razón o no, derivaron en la declinación de García Moraga, quien por supuesto y al igual que los demás, de ninguna manera es “ciudadana” químicamente pura.

Karina Gastelum

EUFEMIA: incluso, a la luz de esas designaciones, la periodista en receso y cabeza de Sonora Ciudadana, Leticia Cuesta, renunció a la comisión seleccionadora y su argumentación sólo aportó confusión por carecer de la precisión debida y más bien lució como un capricho personal al no conseguir algún propósito que se había fijado en relación al nombramiento de su preferencia.

Miren, las cinco designaciones fueron a través de una metodología aprobada y aplicada por unanimidad por Marco Antonio Andrade, Guillermo Noriega, Karina Gastelum, Jorge Arispuru, Luz Mercedes León, José Javier Vales, Teresita Lanz, Alvaro Bracamonte y la citada Leticia Cuesta y el producto final fue a fin de cuentas una decisión colegiada, resultando un exceso el pretender anularlo en su totalidad por razones que aún no entendemos.

Sabe si detrás de la carta de renuncia haya razones “duras” que explicarían la decisión, pero por lo pronto eso queda en el ámbito del misterio hasta que la presidenta de Sonora Ciudadana decida lo contrario y diga lo que sabe y nos entere de las razones que la llevaron a cuestionar todo el proceso.

Incuestionable la calidad moral y condición ciudadana de la comisión seleccionadora, aunque tampoco pueden ser considerada químicamente pura, incluida Leticia Cuesta, y por eso, acertado el acuerdo para la reposición parcial de la posición a la que declinó García Moraga, en los términos de la Ley que crea el Sistema Estatal Anticorrupción.