Puros Entreteloncitos

Puros Entreteloncitos

CAMPAÑITA: debe ser muy difícil para el alcalde Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, desplegar toda su inmensa voluntad de servicio cuando prácticamente a

Quieren DAR MÁS
Palo a López Caballero
Un fiasco lucha anticorrupción

CAMPAÑITA: debe ser muy difícil para el alcalde Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, desplegar toda su inmensa voluntad de servicio cuando prácticamente a diario debe desarmar bombas herencias de sus antecesores y eludir trampas y obstáculos de quienes operan para que le vaya mal a Hermosillo.

“El Maloro” no se arredra y asume con hombría los retos y rezagos de un municipio con tan compleja problemática, como es en donde están las sedes de los tres poderes del Estado y jurisdicción política en la que a pesar de la demostrada incompetencia de las abundantes y seguidas administraciones del PAN, se mantiene como fuerte bastión de ese partido.

Desde ese partido y de otro que se dice ciudadano directamente emparentado, se mantiene sostenida campañita en contra de la gestión malorista, no faltando incluso quienes lo critican por asistir a eventos institucionales y por ocupar espacios en presídiums.

Manuel Ignacio Acosta

Seis años de panismo en el municipio capitalino empatado con seis años de corrupto e incompetente padrecismo en Sonora, dejó un saldo funesto para los hermosillenses en materia de seguridad pública; vialidades destrozadas; espacios públicos en el semiabandono; capacidad de respuesta al mínimo y compromisos crediticios mayúsculos.

INVENTOR: para los operadores de la estrategia en contra de los hermosillenses, ni más ni menos que “El Maloro” es el inventor de los baches en Hermosillo, ya que antes calles y avenidas lucían impecables; los bomberos eran felices y disfrutaban de excepcionales condiciones para desempeñar su noble responsabilidad; no había fugas de agua y la delincuencia emigró a otras latitudes frente a una policía municipal numerosa, bien equipada y profesional que cubría todos los rincones del municipio.

También inventó que por las noches la mancha urbana de la cabecera municipal está en la semioscuridad, cuando al contrario, es tal la excelencia del alumbrado público que se resisten a la modernización de dicha infraestructura.

Debe ser frustrante tener que lidiar a diario con los enemigos del progreso, de los timoratos y pusilánimes que se resisten a los cambios que demandan los ciudadanos, y que por supuesto nunca van a reconocer que las cosas se están haciendo en la dirección debida; por todos los rumbos del municipio se observan obras y acciones en proceso, y se atacan de frente los problemas.

Javier Gándara

HERENCIAS: las herencias nefastas más emblemáticas con las que tiene que lidiar el jefe de la comuna capitalina son el monumental endeudamiento acumulado por las administraciones de Javier Gándara y Alejandro López Caballero, sin que esos recursos se hayan reflejado en el mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.

También está el postergado incremento a la tarifa del agua y la operación de la planta tratadora, producto de una política electorera y ese aldeanismo que deriva en el pateo del bote y no estar a la altura de los retos que plantea el desarrollo de la sociedad.

Otra herencia es esa intangible pero concreta percepción de impunidad; acumuladas demandas sociales insatisfechas; ausencia de autoridad moral de quienes llegaron al Palacio municipal a servirse con la cuchara grande, tocando a “El Maloro” la atención a ese sentimiento de revancha de sectores marginados que se refleja en acciones delicuenciales.

FLASH: está el caso de la irracional destrucción del Hermosillo Flash perpetrado por Gándara Magaña y Guillermo Padrés y que resulta en un caso judicial con prospectivas muy costosas para los ciudadanos de la Capital del Estado.

No estaría mal que profesionales del derecho exploraran la vía jurídica que obligue a Gándara Magaña, el extitular de Sidur, José Inés Palafox y a López Caballero, a satisfacer las demandas de la familia del ya fallecido periodista Eduardo Gómez Torres y poner punto final a esta página negra en contra del ejercicio de la comunicación en Sonora.

Durante dos trienios, desde el Palacio Municipal se pateó el bote en ese litigio judicial que para el oficialismo panista siempre estuvo perdido y que ahora pretenden que sea la actual administración la que asuma las consecuencias de ese atropello.

En cambio, desde el inicio de su gestión, Acosta Gutiérrez le entró al diferendo y por la vía legal se comprometió a restituir el espacio físico, permisos, licencias y demás donde se encontraba la pantalla electrónica Hermosillo Flash hasta hace 7 años, para dejar las cosas tal como estaban hasta antes de la marranada perpetrada por el en aquel entonces rampante autoritarismo panista.

Dicha propuesta se complementaría con una indemnización de siete millones de pesos con la que se cubriría el equipamiento tecnológico de ese medio electrónico, para así ofrecer una solución integral a esa herencia maldita, pero por lo visto, como Don Eduardo era el periodista y sus hijos no, al parecer se resisten a trabajar en lo que hacía su padre y optaron por exigir la friolera de 77 millones de pesos para darse por satisfechos.

Walter O. Valdez Trujillo

TENEBRA: la semana pasada, Eduardo Gómez Limón salió con la vacilada que el Juez Segundo de Distrito había solicitado la destitución del alcalde por desacatar el pago de esa indemnización, patraña infantil rápidamente desmentida por el mismo alcalde y el titular del jurídico de la comuna, Walter Octavio Valdez Trujillo, quienes precisaron que se atiende el reclamo por el acto ilegal perpetrado por Gándara Magaña, pero no en los términos monetarios exigidos.

Pues Gómez Limón se subió a la ola panucha en contra del alcalde y lo hizo de la forma más burda posible: mintiendo, engatuzando y aprovechando la lógica solidaridad de los representantes de los medios de comunicación en ese caso.

Lo cierto es que está firme la oferta de solución del ayuntamiento y contrario a los dichos del heredero de Gómez Torres, lo que queda es esperar que el juzgado resuelva al respecto, quedándonos la duda de porqué el actual radicalismo de los agraviados no lo aplicaron por ejemplo contra López Caballero.

UNISON: y tal como ocurre cada año, los sindicatos de académicos y de empleados de la Universidad de Sonora, coincidieron en la fecha de emplazamiento a huelga, el 28 de abril, conflicto que podrá evitarse con una efectiva mediación de parte de las autoridades del trabajo y posturas responsables, realistas y solidarias del STAUS, el STEUS y la autoridad universitaria.

Javier Quintanar

El dirigente de los docentes sindicalizados, Javier Quintanar Gálvez y su homólogo que representa a trabajadores manuales, Ismael Arredondo Casillas, hicieron los anuncios respectivos, para de esa forma iniciar una ruta ya muy paseada por los actores universitarios.

Vamos a ver cómo se llevan las cosas particularmente en el caso del STAUS, con quien el rector casi saliente, Heriberto Grijalva Monteverde sostiene grave diferendo, sin descartar que el rector electo, Enrique Velázquez tenga decisiva participación como buen componedor en las negociaciones, porque a fin de cuentas a partir del 16 de junio asume la rectoría y los compromisos laborales pactados.

El peor escenario sería el estallamiento y que el relevo en rectoría se de en el marco de una universidad paralizada por una huelga de más de 45 días.

Enrique Velázquez

Y BUENA la encerrona que por alrededor de cinco horas sostuvo el Comisionado de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia con el Secretario de Seguridad Pública de Sonora, Adolfo García Morales, luego de la plenaria de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario región Noroeste, llevada a cabo en Hermosillo la semana pasada.

Ya platicaremos con García Morales al respecto, pero por lo pronto podemos elucubrar que el intercambio de información debió ser importante, así como la toma de acuerdos que consoliden los avances logrados en Sonora en ese tan sensible rubro.

COMMENTS