Puros Entreteloncitos

Puros Entreteloncitos

EL TEMO: En estos tiempos de diversidad a pocos escandalizan las preferencias sexuales de los o las de al lado, pero cuando se trata de personalidades

Llegó la hora de la verdad
Derroche de obras
Pacta AMLO impunidades

EL TEMO: En estos tiempos de diversidad a pocos escandalizan las preferencias sexuales de los o las de al lado, pero cuando se trata de personalidades en instancias de gobierno o de representación popular, obliga a la discreción y a la prudencia y que cualquier inclinación no interfiera en su ejercicio.

Es más, dichas premisas debieran ser de obligado cumplimiento por la generalidad de personas públicas, para de esa forma evitar lo que le está pasando al alcalde de Nogales, Cuauhtémoc Galindo Delgado, cuya condición homosexual no ha evitado que escale diversas posiciones políticas como militante del PAN.

Su tendencia hormonal no es ni era ningún misterio y por lo que se ve la mayoría del electorado nogalense no ha tenido reparo en darle su confianza cuando fue electo diputado local, federal y alcalde, sin que hasta hace poco se supiera, se socializara algún exabrupto derivado de sus prácticas amatorias.

Grotesca la irrupción del Temo en ese tipo de manejo informativo, luego que Luis Alejandro Cardona Nicols revelara que su trabajo cerca del munícipe era conseguirle, contratarle, jóvenes para que le dieran servicio personal y privado, lo cual no sería ningún problema si es que a uno de esos contratados no se le hubiera ocurrido extorsionarlo.

Cuauhtémoc Galindo

La reacción del Temito fue culpar a su agente para la localización de talentos amatorios, de estar detrás del intento de extorsión y emprenderla en su contra con amenazas de muerte, tanto de su parte como de su chofer René Alejandro Carrillo, tal como lo cita en la denuncia interpuesta en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, en la cual relata lo que califica de arbitrariedades e inmoralidades del alcalde.

CONSEJOS: Hizo bien Cardona Nicols al acudir con Raúl Arturo Ramírez, ya que según esto el ombudsman sonorense sabe mucho de esos enredaderos y de los riesgos cuando se desatan ese tipo de pasiones, resultando que no por nada solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública estatal medidas cautelares para proteger la integridad física del denunciante.

El caso es que frente al cúmulo de trabajo que tiene la Policía Estatal de Seguridad Pública, el Secretario Adolfo García Morales expuso que resulta imposible comisionar elementos y unidades de forma permanente para cuidar al expadrote del alcalde, pero que se aplicarán rondines de vigilancia, sin que tengamos idea si Raúl Arturito se desgarre las faldillas por ese acatamiento parcial de su solicitud a esa dependencia estatal.

Raúl Ramírez

Por lo pronto, de pronóstico reservado la confrontación en ciernes entre el aún titular de la CEDH y el presidente municipal de Nogales y por ello no faltan quienes ya buscan lugares privilegiados para contemplar mejor a ese par agarrados de la greña. ¡¡Se armaron los p…zos!!

En serio, que luce como una grave irresponsabilidad del alcalde andar en esos bretes cuando por su posición económica y política bien podría tener alguna relación consolidada, estable y permanente con un esposito que no le cause problemas, en lugar de andar reflejando un comportamiento promiscuo y sórdido, con todo y los riesgos que ello implica.

AUSTERIDAD: Ya entrados en ese temita del Temito, sería bueno que a través del Instituto de Transparencia Informativa no enteráramos cuánto la ha costado a la comuna nogalense la contratación de mayugos para el alcalde, cuando se supone que sus finanzas andan muy golpeadas por las ruinas que le heredó Ramón Guzmán, sin que tengamos referencia si al citado empresario de la radiodifusión también le daba por esas mañas.

Adolfo García Morales

Además y acorde a los tiempos de austeridad gubernamental que se viven, bien haría ese alcalde en promover la solidaridad y la filantropía para que los servicios personales que le dan sean de gorra y no sujetos a contraprestación financiera, ya que aseguran que en ese tipo de prácticas sobran en Nogales quienes lo hacen por simple gusto.

400 MILLONES: Buenas las prospectivas de ahorro que derivan del decreto de austeridad impulsado por la gobernadora Claudia Pavlovich, que solamente en el recorte a la nómina con la baja de empleados de confianza y honorarios, se constituirá una bolsa de 400 millones de pesos, a la que se sumarán los alrededor de 51 millones de pesos de prerrogativas que cederán los partidos políticos.

Del dicho al hecho es la mandataria estatal, quien desde el pasado viernes envió al Congreso del Estado la iniciativa de reformas a la constitución local con el fin de dar fundamento legal a la reducción del financiamiento público a los partidos políticos en años no electorales, propuesta que ya prende en otros estados del país o sea que para no variar, nuestra gobernadora también abre brecha en ese tema.

Y como el que dice lo hace, la gobernadora pone el ejemplo y eso desarma argumentos de partidos políticos, que como el PAN y su dirigente David Galván, tuvieron que ceder y aceptar la propuesta, no tanto por ser solidarios con usuarios del transporte urbano, sino por el efecto ciudadano que tendría el negarse aceptar una medida de tan profundo sentido popular.

Claudia Pavlovich

Y falta la suma de más ahorros provenientes del Poder Judicial, que ya en el caso del Legislativo aportará alrededor de tres millones de pesos al desaparecer el apoyo a gasolinas, así como harán lo correspondiente organismos desincorporados y/o autónomos como es el caso del Instituto Estatal Electoral, en cuyo caso podríamos decir que se ha ahorrado carretadas de dinero porque su gasto en medios de comunicación no se ha realizado, aunque sabe dónde esté o si se aplicó en otras cosas.

RUINAS: La verdad es que sin decreto de austeridad, ya el gobierno de Sonora y en ayuntamientos como los de Hermosillo, Cajeme y Caborca ya se habían implementado diversas estrategias para hacer rendir más los recursos disponibles y gastar en sólo lo indispensable para su operatividad.

Ahora se trata de ir más a fondo en esas estrictas medidas de ahorro y lo más importante, que sus efectos trasciendan en la sociedad frente a una ciudadanía hasta el hartazgo de los privilegios de la clse política y gubernamental.

En esas andan Manuel Ignacio Acosta, Faustino Félix y Karina García, a quienes como presidentes municipales les toca bailar con las más feas y el más feo, quienes además deben aguantar insultos y consignas de imbéciles que en las marchas contra el alza de combustibles pretenden adjudicarles la responsabilidad cuando de todos es sabido tal medida fue de orden federal.

De igual forma tratan a la gobernadora a pesar de su comprometida posición en contra de esa determinación presidencial y de las acciones que puesto en marcha para evitar que los efectos repercutan en las clases populares.

Obvio que se trata de una estrategia panista ante la obsesión de sus liderazgos de sacarse la varilla tan profundamente ensartada por los problemas judiciales y cárcel de muchos de sus liderazgos, pero que deberán reaccionar y cuando menos en su representación legislativa, votar a favor de la propuesta de reducir a la mitad las prerrogativas a los partidos políticos.

David Palafox Celaya

Por tratarse de una reforma constitucional, para que entre en vigor deberá aprobarse por las dos terceras partes de los integrantes de la 61 Legislatura presentes en la sesión, por lo que resulta obligada la concurrencia de varios votos, sean estos de los pastoreados por Moisés Gómez Reyna o de la bancadita que coordina Carolina Lara.

POR LO demás, grata convivencia de una docena de amigos generadores de opinión pública reunidos en torno a una deliciosa paella cocinada por nuestro respetado amigo el diputado David Palafox Celaya y en cuyo marco se compuso y se descompuso el mundo por varias horas.

Michelle Rivera, Juana María Olguín, Gaspar Navarro, Arturo Soto, Alfredo Ochoa, Fernando Oropeza, Francisco Cota, Ramón Olea, Armando Fava, Hiram Rodríguez, Miguel Angel Haro, entre otros, fueron partícipes de esa cordial tertulia que a manera de simulacro se realizó en nuestro feudito, y como salió muy bien, ya se organiza la buena.