Propuesta a los diputados de una iniciativa de ley

Propuesta a los diputados de una iniciativa de ley

Carlos MONCADA OCHOA No es un secreto, ni para periodistas y políticos que frecuenten el Congreso, que los diputados se exprimen el cerebro en busc

¿Cuánto ha pagado a Tele Fórmula Guillermo Padrés?
La galería de retratos de los ex rectores, incompleta y deprimente
¡LLÉVENSE LA BASURA, LLÉVENSE LA BASURA, LLÉVENSE LA BASURA!

moncadaCarlos MONCADA OCHOA

No es un secreto, ni para periodistas y políticos que frecuenten el Congreso, que los diputados se exprimen el cerebro en busca de temas que les permitan elaborar iniciativas de ley. Si sostienen que lo hacen para mejorar la vida de los sonorenses mediante mejores normas, está bien, no lo discuto, pero me parece más cerca de la verdad que quieren armar un buen bonche de iniciativas –si salen buenas o malas es lo de menos, lo que importa es el número—para presumir ante los ciudadanos que trabajaron en la Cámara.

Y lo presumirán porque cuando falten seis o siete meses para que termine el trienio, saldrán a buscar una presidencia municipal o una diputación federal. “En el Congreso, promoví chorrocientas iniciativas de ley”, dirán a voz en cuello, sin aclarar que la mitad de ellas para nada sirven.

Dicen que así es la política, y considerando los resultados que vemos en la existencia cotidiana, no lo dudo. En consecuencia, que sigan ese camino.

Pero a los diputados que necesitan tema para una iniciativa, les propongo lo siguiente:

Ya está plasmada en nuestro máximo texto legal la obligación del ejecutivo estatal de rendir cada año “un informe sobre el estado que guarde la administración pública en sus diversos ramos” (Art. 46 de nuestra Constitución). Los presidentes municipales tienen una obligación similar. Propongo, para comenzar, que en un proyecto de ley se imponga el mismo deber a los diputados locales.

¡Momento, no he terminado! En la realidad, lo que hacen gobernador y alcaldes es informar sobre sus logros. Los diputados que por su cuenta se molestan en informar (no todos) han hecho lo mismo. Hicimos esto, hicimos aquello, etcétera.

Sugiero que en la futura iniciativa de ley incluyan los funcionarios citados un capítulo dedicado a lo que debieron hacer y no hicieron, a lo que prometieron en campaña o en los programas para el año que cubre el informe y no se ve nada de nada.

No podremos los ciudadanos tener idea clara del “estado que guarda la administración pública” si no nos informan por qué determinadas acciones y planes se quedaron pendientes. Debemos saber, además, por qué no se lograron esos objetivos y, sobre todo, que precisen si se intentará realizarlos y en cuánto tiempo. Y si deciden clausurarlos, por qué razón.

Todo esto quedaría plasmado en la iniciativa de ley, y si los diputados pierden el miedo, podrían incluir sanciones a los incumplidos. Y bien, para redondear la propuesta que aquí expongo, les doy a nuestros dinámicos diputados esta idea: pongan el ejemplo a los funcionarios del Poder Ejecutivo llevando al cabo todo lo anterior, antes que los demás.

Y como pedir no cuesta nada, el proyecto quedaría redondo si el comité o comisión de ciudadanos que vigila el rendimiento de los diputados evalúa las iniciativas de cada uno de ellos, antes de que se vayan en busca de nuevo hueso, perdón, de una nueva posición para servir a su pueblo, a ver si desquitó el jugoso sueldo.

carlosomoncada@gmail.com