Proponen mesa de diálogo para avanzar en gasoducto de Sonora

Proponen mesa de diálogo para avanzar en gasoducto de Sonora

Autoridades tradicionales de la tribu Yaqui en Loma de Bácum y Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobernación, acordaron la instalación de una mesa de diálogo con todas las partes en discordia por la instalación del Gasoducto Sonora que permanece clausurado con más del 90 por ciento de avance en su construcción

En Oaxaca suman 76 muertos y gente viviendo en la calle por sismo: Murat
Critica movimiento contra el ‘gasolinazo’, activismo del PAN- Sonora
Logra Fiscalía sentencia de 22 años de prisión por homicidio de periodista en SLRC

Daniel Sánchez Dórame/Excélsior

Autoridades tradicionales de la tribu Yaqui en Loma de Bácum y Ricardo Peralta Saucedo, subsecretario de Gobernación, acordaron la instalación de una mesa de diálogo con todas las partes en discordia por la instalación del Gasoducto Sonora que permanece clausurado con más del 90 por ciento de avance en su construcción.

La propuesta del Gobierno de la República y la empresa IEnova, es resolver en la comunidad indígena los rezagos en materia de educación, salud, deporte, tecnología y desarrollo social.

El gasoducto atraviesa toda la geografía sonorense desde los Estados Unidos para abastecer con gas natural a plantas de la Comisión Federal de Electricidad e industrias de sur de Estado, así como a municipios del norte de Sinaloa en donde actualmente está llegando el combustible desde Chihuahua, debido a la inconformidad de uno de los ocho pueblos que habita la tribu Yaqui donde falta apenas un tramo del ducto por enterrar.

El “Gasoducto Sonora” es un sistema con una longitud aproximada de 833 kilómetros que atraviesa desde la frontera entre Sonora y Arizona hasta Sinaloa, con una capacidad de 770 millones de pies cúbicos diarios para transportar gas natural desde el desierto del Sásabe hasta municipio de El Oro en la costa del Pacifico, en su trayecto abastecerá de combustible a varias industrias e incluso reducirá los costos de operación de la CFE.

Actualmente siete de los ocho pueblos que integran la tribu Yaqui dieron su aval para que el tubo atraviese por 90 kilómetros de su territorio, paralelo a la Carretera Federal México 15 a una profundidad de dos metros, a excepción de la Guardia Tradicional de Loma de Bácum quienes consideran que la obra significa un riesgo para la comunidad y que solamente beneficiará a empresarios.