¿Por qué abandonar la causa de la ciudadanización al primer tropiezo?

¿Por qué abandonar la causa de la ciudadanización al primer tropiezo?

Carlos MONCADA OCHOA Soy un admirador de la rectitud cívica y la inteligencia de Leticia Cuesta, directora de Sonora Ciudadana, desde que la conocí

LUNES CULTURAL: ¿salvado Carranza? Más objetivos no cumplidos
Los dos grandes destinos del mexicano: espiar y expiar
Trece a la mesa como en la comedia de teatro

Carlos MONCADA OCHOA

Soy un admirador de la rectitud cívica y la inteligencia de Leticia Cuesta, directora de Sonora Ciudadana, desde que la conocí en el ajetreo del ejercicio periodístico. De manera que leí con atención su carta de renuncia a la Comisión Seleccionadora y analicé con cuidado la entrevista que dio a Proyecto Puente sobre el apenas formado el Comité de Participación Ciudadana. Las dos razones para renunciar son 1) que entre los seleccionados hay “perfiles priistas” y 2) que los nombramientos han sido cuestionados.

Surgieron cargos de priismo contra la doctora Reyna Elizabeth García Moraga después de haber firmado el dictamen TODOS los miembros de la Comisión Seleccionadora. Cuando fue entrevistada, como los demás aspirantes, confesó que había formado parte del grupo juvenil de un partido político HACE 30 AÑOS. No dijo el nombre del partido, por lo que yo comenté en voz baja (estuve presente en todas las entrevistas) que debió haber sido un grupo juvenil del PRI porque “le dio penita decirlo”. La doctora renunció su nombramiento y dio pie para que se viniera la avalancha.

En cuanto al cuestionamiento de los nombrados, querida Leticia, lamento informarte lo que sin duda ya sabes: si sometes al juicio de los usuarios de las Redes cien diferentes listas de cien diferentes comités de participación ciudadana, TODAS serán cuestionadas.

Ahora bien, el plural “perfiles priistas” indica que debe haber otro u otros entre los cuatro ciudadanos que quedan en el Comité.. ¿Son priistas Alberto Haaz y el historiador Aarón Grageda? Sólo formular la pregunta es ridículo. ¿Y el maestro Aquiles Fuentes? Creo que no lo es, pero ignoro si lo fue en algún momento. Y de la señora Miriam Moreno Vidales, no tengo idea, pero no es difícil averiguarlo.

Desde luego, es inevitable preguntar por qué no se denunciaron esos perfiles ANTES de firmar el dictamen

¿Qué hacer ahora que hay una vacante en la Comisión Seleccionadora y otra en el Comité de Ciudadanos (ambas por renuncia de mujeres: hago esta observación con toda la inocencia del mundo)? Hay que nombrar nuevos titulares, lo que no creo que sea imposible. Sería ideal que quienes tienen facultades para ello, autorizaran que ambos grupos siguieran funcionando mientras se llenan las vacantes. Desde luego, urge que la Comisión vuelva a reunirse porque el presidente del Comité, ingeniero Haaz, en un mensaje claro y digno ha declarado su propósito de acatar lo que los comisionados dispongan.

Es de justicia hacerlo porque la Comisión ha logrado importantes logros, entre ellos, el diseño y aplicación de una metodología adecuada para realizar la selección. Éste no es reconocimiento de este columnista, sino de Leticia Cuesta en el documento que hizo público.

Pensar en repetir el procedimiento de selección es una insensatez. El trabajo de los comisionados, que fue honorífico, y el esfuerzo de todos los aspirantes no debe arrojarse al cesto de la basura.

Éste es un tropiezo, no el fin del mundo. Y desde ahora hay que decirles, a los hombres y mujeres que decidan continuar en la lucha por la ciudadanización, que va a haber muchos sinsabores. Muchos políticos aplauden la transparencia y la participación de los ciudadanos de dientes para afuera. Habrá, ya hay, políticos y funcionarios listos para meter zancadilla. Conociendo la índole de Leticia Cuesta, si dijo que no volverá a la Comisión, es utópico pensar que regresará. Pero ojalá lo haga.

 

carlosomoncada@gmail.com