Por la Rectoría: dos damas y dos veteranos de este proceso

Por la Rectoría: dos damas y dos veteranos de este proceso

Ayer comenté sobre la personalidad de tres aspirantes a Rector, doctores Enrique Velázquez Contreras, Rafael Ramírez Villaescusa y Raúl Guillén López. Hoy continuaré con las dos damas del grupo y con dos veteranos de procesos de elección rectoral

López Obrador impone agenda al PAN y al PRI
Eh, los de MORENA: aprovechen el triunfo para hacer un gobierno sin gritos ni componendas
Prioritaria y urgente misión de las nuevas diputadas locales

moncadaCarlos MONCADA OCHOA

Ayer comenté sobre la personalidad de tres aspirantes a Rector, doctores Enrique Velázquez Contreras, Rafael Ramírez Villaescusa y Raúl Guillén López. Hoy continuaré con las dos damas del grupo y con dos veteranos de procesos de elección rectoral.

Quedó registrada Amelia Iruretagoyena Quiroz, egresada de Trabajo Social en 1966, cuando la carrera tenía nivel técnico, pero fue la primera en presentar examen, en junio de 1990, cuando se había convertido en licenciatura. Fue coordinadora de la Escuela de Trabajo Social , directora de Servicios Escolares y dirigente del STAUS. El año pasado recibió reconocimiento por sus 45 años de servicios de la Casa de Estudios. En cierto medio le preguntaron si contaba con el apoyo de Manlio Fabio Beltrones, Me parece un insulto para la Junta Universitaria insinuar que los políticos pueden influir en este proceso.

La otra aspirante es Etty Estévez Nenninger, Maestra en Educación, pedagoga por la UNAM, Doctora en Ciencias con especialidad en Investigaciones Educativas y autora de varios textos excelentes, uno de los cuales es forzoso citar: “El doctorado no quita lo tarado”. Que nadie se deje engañar por el título: es un estudio sólido y fundamentado que valora la eficacia de los estudios de posgrado con estadísticas y datos duros de la Universidad. Los miembros de la Junta Universitaria están obligados a leer al menos las partes fundamentales de este libro para medir el conocimiento que Etty tiene en la materia.

En cuanto a los que llamamos “veteranos” son el médico cirujano Juan Bautista Lagarda Muñoz, el primero que se registró en cuanto se lanzó la convocatoria. No creo que haya estado nervioso pues es su cuarto intento por conquistar la rectoría. Se registró en 2001, cuando ganó Pedro Ortega Romero; en 2009 y en 2013, ambos procesos ganados por Heriberto Grijalva Monteverde, y en el que se lleva al cabo. Es maestro de la Escuela de Medicina.

Para el licenciado en Economía y licenciado en Derecho Fermín Machado Castillo el presente es su segundo intento. Se registró en el proceso de 2013.Es doctor en Finanzas por la Universidad Veracruzana y docente del Departamento de Sociología y Administración Pública. Ha dado más de 30 años de su vida a la Universidad.

Con estos cuatro aspirantes y los tres de ayer, vamos a la mitad. A ver si me animo a enfocar a los siete restantes.

 

DATOS QUE QUIZÁ SON DE INTERÉS

He leído que a algunos de mis amigos de Face Book les parece elevado el número de quienes se registraron. En realidad, no hay límite para ello, con tal de que cumpla el aspirante con los requisitos demandados. Pero puede interesarles que el mayor número de precandidatos se registró en 2009: llegaron a 15, y que en la elección de 2001 participaron también 14 universitarios.

La apertura que se ha dado en esta elección es digna de elogio pues antes, la Junta estudiaba los expedientes y anunciaba los nombres de los finalistas, sin que nos quedara claro, a los simples mortales, por qué habían descartado a los demás. La apertura abrirá cauces para que lo mismo miembros de la comunidad universitaria, que los simplemente interesados en el presente y futuro de la Casa de Estudios, conozca los currículos y las propuestas de cada aspirante.

Y los podrá conocer y escuchar a todos en un acto que tendrá lugar en enero en el Centro de las Artes y habrá elementos para considerar por qué la Junta optó por los finalistas, y por qué los demás se marchan en espera de otra oportunidad.

 

carlosomoncada@gmail.com