Podrido el sistema judicial y tienen el monopolio de la verdad

Podrido el sistema judicial y tienen el monopolio de la verdad

La Corte Penal de La Haya admitió demanda contra Javier Duarte por crímenes de lesa humanidad primera vez que sucede. La interpuesta contra Calderón en 2011 duró 6 años y se desechó, gracias a la defensa que hizo de él EPN. Lástima que no sea la sociedad, la que demandó al veracruzano

Excelente atención proporciona la Procuraduría de atención al adulto mayor ¡Me encantó!
La PGR exige que no liberen a Roberto Ávila, tiene 10 expedientes más abiertos
Una muerte anunciada: la madre asesinada por su hijo, paciente psiquiátrico

Juana María Olguín

La Corte Penal de La Haya admitió demanda contra Javier Duarte por crímenes de lesa humanidad primera vez que sucede. La interpuesta contra Calderón en 2011 duró 6 años y se desechó, gracias a la defensa que hizo de él EPN. Lástima que no sea la sociedad, la que demandó al veracruzano.

Como si no nos bastaran escándalos de instancias judiciales mexicanas contra presuntos capos del narcotráfico ahora también se suman autoridades de Estados Unidos. Sin decir agua va, soltaron el mitote, de que castigaron en sus riquezas a unas dos docenas de personas, entre ellos un futbolista y un cantante. También les cancelaron las visas, por tanto, ninguno de las dos “famosos” podrá ingresar a territorio gringo. Todo se derivó de declaraciones del delincuente detenido.

En medio del ridículo que hace la Procuraduría General de la República, sus constantes pifias, la forma cínica y descarada con que sus funcionarios amasan fortunas inexplicables, ahora fueron invitados de piedra ante la arremetida del gobierno estadounidense contra mexicanos. Dos de los señalados son personajes famosos y lo absurdo que todo esto se derivó de declaraciones de un sujeto, al que jamás se le había mencionado, pero ahora lo presentan como tremendo personaje.

El “personaje” detenido esta “pesado”, hacía y deshacía. Ah pues lo aprehenden y por declaraciones de él es que criminalizan a las dos docenas de gentes. Habrá que esperar a que se asienten las agua y salgan los de PGR a decir sabe que tontería, capaz que a anunciar la liberación del mismo. Como ha pasado con anuncios espectaculares de “detuvimos a fulano de tal”, no termina la conferencia y el narcotraficante sale por la puerta trasera. Se sabe que estaba libre, cuando lo asesinan en la calle.

Digo y lo sostengo, es mucho ruido y pocas nueces. Los empresarios dedicados al lavado de dinero se encuentran cobijados en todos los sectores económicos y sociales. Ellos y sus mujeres hacen “obras de caridad”, el gobierno les dispensa la paga de impuestos, son personajes infaltables a los actos oficiales, presiden toda clase de patronatos. Y el gobierno gringo castiga a 22 y por un chivatazo de un detenido eso sí que es jodidez extrema.

Por donde se vea el sistema judicial mexicano está podrido y tienen el monopolio de la verdad, la que siempre será en apego a lo que dicta el gobierno. Como parte del gran poder que atesoran ejercen un nepotismo desvergonzado. Solo sus hijos, esposas, novias, amantes, hermanos, cuñados, sobrinos, nietos, tienen los merecimientos para entrar a esas instituciones.

Como si eso no fuera suficiente, la corrupción es otra de sus debilidades…que estos señores se dignen a explicar con manzanas como es que alcanzaron esa “epifanía” de “no hay pruebas suficientes” para soltar a Guillermo Padrés Dagnino. Que alguien diga la cruda realidad, qué pasó, dónde se aceitó la maquinaria a punta de billetes para que soltaran a la lacra. Dónde y a quién.

La Corte Penal de La Haya admitió demanda contra Javier Duarte por crímenes de lesa humanidad primera vez que sucede. Ya antes se interpuso una contra Felipe Calderón en 2011 duró 6 años y se desechó, gracias a la defensa que le hizo el gobierno de Enrique Peña Nieto. Ahora apenas se admitió, falta una importante cantidad de procedimientos y que prospere la acusación y de ser así suceda el juicio.

De esto solo lamento que no sea la sociedad, la que demandó al veracruzano, sino un diputado de un partido político.