¡Pensar que uno se asombraba de las uniones de un mismo género!

¡Pensar que uno se asombraba de las uniones de un mismo género!

Sí nos asombraba saber que había hombres y mujeres que luchaban porque se les permitieran casarse con una pareja de igual género, ¿qué decir de todo lo que está por venir?

Respetamos la diversidad sexual, respétennos también
Otro bastión nacional saqueado por los piratas: la CFE
Murió el Profr. Parra Enríquez, pionero del sindicalismo universitario y político

Carlos MONCADA OCHOA

    Sí nos asombraba saber que había hombres y mujeres que luchaban porque se les permitieran casarse con una pareja de igual género, ¿qué decir de todo lo que está por venir?

. Había quienes se horrorizaban, otros hacían chistes. Y miren ahora dónde andan homosexuales y lesbianas. Son triunfadores y triunfadoras Hay estados de la República, como Sonora, que todavía no cambian sus leyes, pero para allá van.

   En lo personal, no tengo objeción contra los matrimonios igualitarios. Cada quien su vida. Pero como abogado, me entretengo en pensar en las situaciones que, como seres humanos sujetos a pasiones, podrían vivir esas parejas. No necesariamente seguirán casadas toda la vida. Supongamos, pues, que resuelven divorciarse y que tienen un niño, desde luego, adoptado. ¿Con quién se quedará la criatura?

  En términos generales, la legislación normal asigna la patria potestad de las niñas a la esposa, y de los niños, si ya tienen siete años, al varón. Esta disposición puede cambiar por acuerdo de los esposos o por orden judicial. ¿Pero qué hacer si los dos divorciados son varones?

  Los divorcios forzosos son aquellos en que hay demanda de por medio Uno de los cónyuges quiere el divorcio, el otro se niega, entonces el primero  lo demanda. Está obligado a decir por qué quiere divorciarse, señalar la causal (la llama así la ley), por ejemplo, el adulterio. Si el esposo demanda a la mujer podrá presentar un video o fotografías en donde aparezca su mujer besándose apasionadamente con otro hombre. Pero si son dos las mujeres casadas, ¿estará configurado el adulterio si se muestran fotos de la demandada besando a  otra mujer?

  La prueba más evidente de adulterio, en una pareja de lesbianas casadas, será que una de ellas resulte embarazada.

  Imaginemos a dos esposos homosexuales que adoptan un niño y se mantienen unidos. El niño crece, llega a la mayoría de edad. ¿Escogerá un hombre para casarse o una mujer? Si se casa con una mujer, ésta será afortunada: ¡no tendrá suegra! Pero si se trata de lesbianas casadas que adoptaron una niña y llega ésta a la mayoría de edad; el hombre que se case con ella será infeliz: ¡tendrá dos suegras!

  Todo esto tiene aire de broma, pero la realidad es que el asunto se ha visto como si el matrimonio de la pareja varón-varón o mujer-mujer fuera a quedar resuelto con la firma del acta respectiva. La conducta humana ofrece múltiples posibilidades y tarde o temprano tendrán que estar previstas en el Código Civil. Por lo pronto alguien debería preocuparse por llevar una estadística a fin de ir estudiando la evolución de esos matrimonios.

¿PASO A PASO, DIPUTADA?

  La diputada federal Wendy Briceño, contenta por los últimos avances legislativos en la lucha por la igualdad de géneros, manifestó que las mujeres han logrado conquistas “paso a paso”.

  ¿Pasó a paso, diputada? Muchos hombres tenemos la impresión de que las están obteniendo a grandes saltos. Y esto no es una objeción. No más digo.

carlosomoncada@gmail.com