Operación Suma

Operación Suma

Luego de jaloneos previos a la definición de candidaturas; rupturas y traiciones por ambiciones no satisfechas; estrategia sanitaria para aliviar moretones, raspones y demás, sigue entonces entrarle a la operación suma con propósitos de multiplicación

Congruencia de incongruentes
Otro palo al PAN
Partidos en disyuntiva

Luego de jaloneos previos a la definición de candidaturas; rupturas y traiciones por ambiciones no satisfechas; estrategia sanitaria para aliviar moretones, raspones y demás, sigue entonces entrarle a la operación suma con propósitos de multiplicación.

Aunque para los del PRI, por la naturaleza propia del trámite, hubo tensiones y jaloneos para definir candidaturas en las diversas plazas de la entidad, nada como lo ocurrido en Cajeme, en donde si bien persisten riesgos de fractura, se avanza de forma notable en la conciliación de intereses.

Primero el telar operado por el dirigente estatal Gilberto Gutiérrez Sánchez ceñido estrictamente al librito tricolor y sus habilidades para el convencimiento; luego la impecable intervención del Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella con propósitos de la necesaria gobernabilidad, y después el tejido fino del mismo Manlio Fabio Beltrones para pacificar inconformidades.

Miguel Ernesto Pompa Corella

Es que por aquellos rumbos andaban muy sazones como parte de lo que parecía pretendido chantaje con el fin de someter a sus intereses las decisiones del PRI en Cajeme, por parte de quienes apostaban a su capacidad y fuerza para revocar la candidatura a la alcaldía ya decidida para Emeterio Ochoa Bazúa y dársela a Abel Murrieta Gutiérrez.

Ya es cuento viejo el operativo para quitar ponzoñas implementado personalmente por el exgobernador, así como también son notables sus resultados al silenciarse, al menos en público, la asonada y reducirse al mínimo los retobos en contra de “El Eme” y de la postulación de Sylvana Beltrones y Manuel Ignacio Acosta, como fórmula al Senado de la República.

De destacarse, que al entrarle a la operación suma con fines de multiplicación, la diputada federal con licencia haya ido este sábado al mero feudo donde se gestó la revuelta, encontrando un ambiente totalmente opuesto al de hace una semanas, entre lo más representativo de la influyente y plural organización que agrupa a los productores del Distrito de Riego Río Yaqui.

Si bien hay quienes desestiman dicha conciliación e incluso hasta califican de traición sus resultados, son evidentes los buenos términos de una relación que amenazaba en todo lo contrario, destacando la frescura, franqueza, conocimiento de la temática agropecuaria y de la problemática del agua de la cabeza de fórmula del PRI al Senado.

Se nos figuran excesos calificar de traidor al presidente del distrito de Riego, Antonio Fornés Gastélum por haber invitado a la candidata e integrarse como candidato a una regiduría en la planilla municipal del PRI o a Baltazar Peral por haber aceptado una coordinación en las campañas del PRI, porque más bien se trata de acuerdos propios de un ejercicio político civilizado e incluso previsto en todos los partidos políticos.

Manuel Ignacio Acosta

Como sea, en dicha reunión de productores del Valle del Yaqui con Sylvana, es muy representativo el retrato en donde aparece al lado de Javier Castelo Parada, quien como senador de la república por el PAN, fue una de las voces más influyentes y ruidosas en contra de la construcción del acueducto El Novillo y de las corruptas políticas públicas de Guillermo Padrés.

Y viene al caso porque en dicha reunión, la segura integrante del Congreso Federal a partir del 1 de septiembre próximo, demostró estar al tanto de la problemática del agua y de los productores de la región, y lo más importante, traer propuestas para entrarle a las soluciones.

Contrario a versiones sesgadas, Sylvana puso en claro su firme posición en favor de la desalación de agua de mar como solución de fondo a la falta de agua en las grandes urbes de la entidad, en tanto que del acueducto El Novillo precisó lo que tanto ha precisado también su compañero de fórmula “El Maloro” Acosta: ese asunto está en manos de los tribunales, pero ambos se han posicionado como promotores de la desalación para abastecer de agua potable a los hermosillenses.

Esa posición es coherente, no deja sentido a nadie y es factor importante en el cierre de filas que ocurre entre priistas y simpatizantes en el sur de Sonora, región por donde andará la fórmula multicitada a partir de este lunes, en el marco de una intensa agenda de contacto directo con la gente desde el mismo arranque de su campaña.

Con eventos masivos de corte popular, reuniones con vecinos y representantes de los sectores privado y social, Sylvana y El Maloro ya cubrieron prácticamente todo el norte y centro del Estado en lo que se nos figura es el primer barrido de varios, mientras que las otras fórmulas se entretienen en inocuas conferencias de prensa; en vendettas internas y rimbombantes nombramientos de generales, como si temieran a los actos públicos porque exhibirían su poca capacidad de convocatoria y no se dieran por enterados que los votos se consiguen en las calles, con la gente y no con demagogias que vomitan a través de medios de comunicación y redes sociales.

A propósito de vendettas, rústico el papelito asumido por el expriista neopanista Antonio Astiazarán, quien ahora es instrumento al interior del blanquiazul para ajustar cuentas que no se atrevieron hacer las estructuras formales en ese partido.

Kiki Díaz Brown

Irse contra Carolina Lara y sumarse a la fobia enfermiza que le profesa a la diputada la dirigente Alejandra López Noriega, deja muy mal parado al guaymense y no por nada fue tildado como misógino por la legisladora del PRI, Kiki Díaz Brown, en elemental defensa que asumió en favor de su compañera de legislatura, además socia de género.

Contundente el posicionamiento de la legisladora cajemense al referirse a la intolerancia de la López Noriega y del candidato del PAN al Senado, amenazando con la expulsión Carito Lara porque se atrevió a hacer uso de sus derechos como militante de ese partido y que se ventila en tribunales.

Se trata de descalificar aspiraciones políticas de mujeres a través de la violencia de género, dice la diputada al criticar también las campañas orquestadas en contra de otras candidatas de distintos partidos políticos. “¿Estará enterado el Toño que la violencia política contra la mujer ya es un delito en Sonora?”, pregunta Kiki Díaz Brown.

Por otra parte, siguen las buenas noticias en materia social y económica para Sonora, ya que de acuerdo a registros del IMSS, esta entidad ocupó en marzo el segundo lugar a nivel nacional en la generación de empleos, con 10 mil 838 nuevas plazas laborales, solo detrás de Sinaloa en donde se crearon poco más de 14 mil.

Claudia Pavlovich

Ese es el reflejo de la llegada de nuevas inversiones para la instalación de nuevas empresas o la consolidación y ampliación de las que ya operan en territorio estatal, como resultado de la eficaz promoción que realiza en todos los foros la gobernadora Claudia Pavlovich.

Sin salirnos de asuntos del Palacio de Gobierno, inquietante para este reportero la radical postura del gobernador de Arizona, Doug Ducey, quien en sus primeras declaraciones en favor de la militarización de la frontera entre México y los Estados Unidos, se escuchó más extremo que su mismo presidente.

A ojo de buen cubero, la posición del mandatario de Arizona va a contracorriente de los buenos propósitos y buenas relaciones tan publicitadas con el gobierno de Sonora y su homóloga Claudia Pavlovich, así como contra el ambicioso esquema de cooperación de la Megarregión e incluso el corredor seguro entre Sonoyta y Puerto Seguro.

Ojalá estemos equivocados y dichos efectos no ocurran y todo sea tal como lo subrayó la jefa del gabinete, Natalia Rivera, con quien coincidimos en que tales medidas anunciadas por Trump son de orden federal y fuera del ámbito de facultades de gobiernos estatales.

Julio César Ulloa Girón

Por lo pronto, unánime el reconocimiento para el presidente Enrique Peña Nieto al responder a la agresividad del orate que despacha en la Casa Blanca, diferendo en el que la mandataria sonorense tendrá especial protagonismo dada su condición de presidenta de Asuntos Internacionales de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

Y en asuntos domésticos sumamente importantes, todo indica que otra vez fue desactivada la perversidad panista de Salvador Díaz Holguín, quien de nueva cuenta decidió afectar a los hermosillenses saboteando el servicio de recolección de basura.

Buena la chamba del secretario de la comuna capitalina, Julio César Ulloa Girón y el director de Servicios Públicos, Luis Fernando Pérez Pumarino, quienes posibilitaron que durante este fin de semana se recogiera la acumulación de basura y normalizado el servicio en casi un centenar de colonias y comunidades rurales.

En nuestro caso es menester reconocer que no nos vimos afectados por las estupideces del dirigente del sindicato de trabajadores de la comuna capitalina, ya que incluso durante semana santa hubo normalidad en la prestación de dicho servicio.