No olvidan a Pedro Infante, lo visitan en el Panteón Jardín

No olvidan a Pedro Infante, lo visitan en el Panteón Jardín

Pedro Infante es uno de los artistas que se mantiene en el recuerdo del público mexicano, por lo que a más de seis décadas de su fallecimiento, años

Cuarón, feliz por el éxito de Roma: ‘trascendió fronteras’
Exmanager ‘organiza’ encuentro entre Juan Gabriel y López Obrador
‘Game of Thrones’: Sale guión de la octava entrega hecho por fans

Pedro Infante es uno de los artistas que se mantiene en el recuerdo del público mexicano, por lo que a más de seis décadas de su fallecimiento, años tras año fanáticos se dan cita en el Panteón Jardín de la Ciudad de México, para visitar su tumba y dejar algún arreglo floral.

La última morada de Pedro Infante forma una especie de casa en cuyo centro se erige una columna con el busto del ídolo mexicano, quien protagonizó más de 60 películas entre las que destacan Escuela de vagabundos, Pablo y Carolina y Los tres huastecos.

Perdimos a un ser que tanto amamos acá en la tierra…” se puede leer en la lápida colocada de lado izquierdo en la tumba de Pedro Infante, toda vez que se deja ver que aquel espacio es un homenaje luctuoso al ídolo de México, quien protagonizó la cinta Tizoc la cual ganó el Globo de Oro como Mejor Película Extranjera en 1958.

La tumba de Pedro Infante Cruz, quien falleciera trágicamente el 12 de abril de 1956, a causa de un accidente aéreo, se encuentra a unos pasos del mausoleo en el que descansa la actriz Blanca Estela Pavón, con quien Infante trabajó en distintas ocasiones, la primera en 1946 bajo la dirección de Ismael Rodríguez en la cinta Cuando lloran los valientes.

Tras un accidente aéreo y ser encontrada a las faldas de volcán Popocatépetl, Blanca Estela Pavón, falleció en la misma forma en que lo haría Pedro Infante ocho años después; sin embargo, producciones como Nosotros los pobres y Ustedes los ricos, le dieron el reconocimiento del público mexicano como una de las actrices con una carrera prolífica además de otorgarle el sobrenombre de “La Chorreada”.

Dentro del mausoleo de Blanca Estela Pavón, el cual está rodeado de árboles, se pueden observar varios recipientes con flores frescas de color rojo y blanco, así como una serie de fotografías de la actriz, quien perdiera la vida a los 23 de años de edad. Se cuenta que el día en que la actriz era velada en la Asociación Nacional de Actores (ANDA), Pedro Infante expresó: “Se nos fue la ‘Chorreada’, se nos fue…”.

Los restos de Jorge Negrete, actor que protagonizó al lado de Pedro Infante la cinta Dos tipos de cuidado también se encuentran en el Panteón Jardín ubicado en el sur de la Ciudad de México.

Un cristo de más de un metro de altura permanece en medio de la tumba del intérprete originario de Guanajuato, cuyo espacio da la apariencia de una jardinera en la que se puede observar el crecimiento de nube, así como algunas flores de cempasúchil y veladoras colocadas recientemente por visitantes.

MIEMBROS DE LA ANDA DENTRO DEL PANTEÓN JARDÍN

El espacio para los miembros de la ANDA se encuentra cuesta arriba a la entrada principal del Panteón Jardín y una cruz enorme con las siglas de dicha asociación da la bienvenida a visitantes y curiosos, quienes buscan el lugar donde descansan famosos como Germán Valdés “Tin Tan”, Pedro Armendáriz, Javier Solís, Gustavo Rojo, entre otros.

En memoria del ‘Pachuco de Oro’ Germán Valdés ‘Tin Tan’ con admiración y cariño” se puede leer sobre la tumba del ídolo mexicano, quien falleciera el 29 de junio de 1973. Alrededor del sepulcro se encuentran algunas calcomanías de uno de los actores y cantantes más reconocidos de la llamada Época de Oro del cine mexicano.

Flores blancas y amarillas decoran el espacio de “Tin Tan”, aspecto parecido al que actualmente hay sobre la tumba de Pedro Armendáriz y su hijo Pedro Armendáriz Pardo, ambos fallecidos víctimas de cáncer.

Los restos de la dramaturga Mercedes Pinto descansan en dicho camposanto, y es posible ver uno de los textos que el escritor Pablo Neruda dedicó a la también oradora y periodista, quien además fuera madre de los actores Rubén y Gustavo Rojo, mismos que tras su muerte, la acompañan en este lugar.

Por otro lado, Javier Solís, mejor conocido como ‘El Rey del Bolero Ranchero’ también tiene su última morada en el Panteón Jardín. Su espacio, a pesar de no sufrir los estragos del tiempo, no cuenta con el mantenimiento visible que se puede observar en las tumbas de sus vecinos.

En el espacio conocido como ‘El cementerio estelar de México’ es posible observar dónde reposan los restos de figuras de la actuación, como José Elías Moreno y Carlos López Moctezuma, este último destacado por su personaje de villano en varias cintas de la Época de Oro del cine mexicano. Entre los pasillos del lugar se puede encontrar el mausoleo, en visible estado de abandono, del ingeniero Guillermo González Camarena, inventor de la televisión a color.