No, la Ley no permite que manden fusilar a Roberto Romero

No, la Ley no permite que manden fusilar a Roberto Romero

Carlos MONCADA OCHOA Se han manejado tantos casos de ladrones del presupuesto, comenzando por Guillermo Padrés, que ya debería la gente conocer el

Si no quieren quedarse atrapados en el Congreso, repartan la chamba
El reencuentro nupcial de Margarita y Felipe
Antes de votar, recordar: el peso (y los Pesos) del pasado

Carlos MONCADA OCHOA

Se han manejado tantos casos de ladrones del presupuesto, comenzando por Guillermo Padrés, que ya debería la gente conocer el mecanismo de los autos de formal prisión, que expresado de manera sencilla es éste:

Delito calificado de grave en el Código Penal, a la cárcel mientras se procesa en el juzgado al presunto delincuente y se llega a la sentencia; delito no calificado de grave, a su casa mientras se le somete a proceso que enfrentará en libertad si cubre la fianza fijada por el juez.

Roberto Romero López, el que se robó millones de pesos que estaban destinados a atender problemas de ciudadanos necesitados (además de otros delitos), quedó en libertad al exhibir un amparo de la justicia federal,  seguramente bajo caución, porque ninguno de los delitos de que se le acusa es grave.

En cuando se dio la noticia, docenas de miles se soltaron gritando: ¿En libertad? ¿Cómo es posible? ¡La Fiscalía es un fraude! ¡Aquí hay gato encerrado! Y dan a entender que la libertad que se le concedió es como la libertad de que gozamos usted y yo, y todos los ciudadanos que no son acusados de nada.

No han dado a conocer las autoridades el monto de la fianza fijado a Romero. Si no es una cantidad muy alta, eso sí debe reprochársele al juez, porque el daño causado a los sonorenses  monta  centenares de millones de pesos. La libertad es restringida pues si se le sorprende en un intento de huida, automáticamente se le revocaría la libertad para meterlo a la cárcel.

Es conveniente comunicar a la gente que el proceso no se detiene, sigue adelante. De que no se atore es de lo que todos debemos estar pendientes, pese a que las autoridades niegan como nunca la información a la opinión pública. Mientras más cantan a la transparencia, más le birlan a los ciudadanos las noticias.

Ni siquiera nos han informado qué ha sido de la esposa de Romero que también había sido detenida por las autoridades norteamericanas y también debe ser traída a que responda ante un juez de los cargos de que se la acusa. Seguramente dará fianza y quedará en libertad en las mismas condiciones que su marido, y la gente volverá a quejarse porque lo que quisiera es ver en el paredón a estos ladrones.

Esta columna cumple el deber periodístico de explicar a los lectores que lo ignoran cómo funciona el proceso judicial. Pero eso no implica que el autor no entienda los motivos de esos lectores, que saben que las fianzas salen del dinero que los acusados manotearon.

 

RICARDO ANAYA, UNA FICHA

La relación de los cuantiosos bienes acumulados por el candidato del Frente, Ricardo Anaya, y la detallada descripción de las maniobras que ha realizado para acumular una fortuna mediante empresas fantasmas no ha sido construida sólo por los ideólogos del PRI; se ha agregado la información de ex panistas que le saben de qué pie cojea.

Desde que se declaró el concubinato PAN-PRD quedó claro que el fenómeno que juntos abortaron no tenía futuro. No habría sido necesario levantarle las faldillas a Anaya para ahuyentarle los votos de las urnas. Pero es mejor asegurarse de que no tendrá la menor posibilidad de hacerse del poder.

 

carlosomoncada@gmail.com

.