No es albazo; albazo otro

No es albazo; albazo otro

A pesar de tratarse de un tema ampliamente discutido en diversos ámbitos de la sociedad sonorense; de ser del conocimiento público desde hace tres sem

Mujeres, tesoro político
Mal repartido pastel pluri
Abuso de poder, sin poder

A pesar de tratarse de un tema ampliamente discutido en diversos ámbitos de la sociedad sonorense; de ser del conocimiento público desde hace tres semanas, y cuyos detalles están expuestos con precisión en la Gaceta Parlamentaria, hay quienes insisten en calificar como “albazo legislativo” y “validación en lo oscurito”, al trámite de pleno de la propuesta de reforma constitucional con la que se pretende dar equilibrio a la relación entre los tres Poderes del Estado.

Por supuesto que tales calificativos al procedimiento previsto para este miércoles por la mañana por la representación popular sonorense, son meras argucias mediáticas con las que se pretende descalificar el esfuerzo para homologar a Sonora con el resto de la mayoría de los Estados del país en materia constitucional, frente a los complejos retos y responsabilidades que garanticen la gobernabilidad y que ninguno de los tres poderes se imponga sobre otro, ni invada facultades.

Pero lógico que no hay argumento que valga para quienes el resultado de la elección pasada es sinónimo de absolutismo y autoritarismo, para negarse de plano a la negociación, al diálogo y búsqueda de acuerdos, esencias de la democracia, en una perspectiva y atrevimiento que ni en los tiempos más hegemónicos del régimen priista se intentaron.

Miren, nos creímos muy exclusivos al disponer de una tabla de nombres y puestos que se supone ya fueron palomeados por el mismo jefe de MORENA en la entidad, Alfonso Durazo, pero no, porque al parecer ya rola por todas partes, dejando ver lo que en todo caso sí es un pretendido albazo para hacerse del absoluto control de la operación del Poder Legislativo de la entidad.

Alfonso Durazo

Podría considerase lógica dicha pretensión, dada la correlación de fuerzas al interior del Congreso del Estado, pero si volteamos al pasado, a pesar de que los del PRI, solos sin suma de aliados ni coaligados, también tuvieron tal hegemonía, negociaciones y acuerdos derivaron en compartir responsabilidades, toda vez que se privilegiaban los equilibrios y colaboración entre las distintas fuerzas políticas ahí representadas, sin importar tamaños.

Ahora, en ese ínter de la borrachera, desvelada y cruda de la fiesta del 1 de julio pasado, una gigantesca cuchara morenista se sirvió de la totalidad de las 33 posiciones de confianza y un par más de base, en la que a excepción de un par de casos, pareciera que la estructura de MORENA como partido pretende ser vaciada a la nómina burocrática de la Cámara de Diputados, en algo que sí parece ser un albazo.

Queda abierta la posibilidad que dicha pretensión sea concretada y ante los riesgos de dicho absolutismo y hasta por sanidad política con beneficios para el mismo MORENA, más que nunca resulta una prioridad la reforma constitucional para acotar pretendidos absolutismos, que más allá de su anacrónica concepción, muestran un desenfrenado chemonismo, ese tan propio de la izquierda mexicana, ansiosa de montarse en los espacios dorados de la burocracia gubernamental.

Si para efectos de la reestructuración administrativa del Poder Legislativo, la reforma constitucional a votarse este miércoles, procura un ambiente de negociación para los consensos en las relaciones institucionales entre las bancadas, dicha modificación impacta aspectos sustantivos en la superestructura de la sociedad sonorense, al aportar herramientas legales que eviten ocurrencias o la imposición de marcos jurídicos que dividan a la sociedad sonorense.

Rafael Buelna

Así las cosas, habrá que ver qué ocurre en la sesión de la 61 legislatura este miércoles, dándose como seguro que por rumbos del Congreso se darán cita esos personajes ya tradicionales antes cobijados por el PAN, contra casetas de cobro, los gasolinazos o simplemente contreras, que pretenderán sabotear el trámite, aunque seguramente ya el presidente de la Permanente, diputado Rafael Buelna, ordenó las previsiones para que todo ocurra bajo condiciones de seguridad y si no es así, pues seguramente también, ya tienen definida una sede alterna, tal como se establece en la convocatoria.

Lo cierto es que no hay ningún albazo ni se hace en lo oscurito, además que de ninguna manera subyace en esa propuesta intenciones de invadir facultades del legislativo por parte del ejecutivo o del Poder Judicial, y será cuestión de que entre en vigor para que lo anterior quede demostrado.

Sobre el sentido de los votos que habrán de emitir diputadas y diputados, si se retomó dicho tema, es que ya hubo el planchado correspondiente y se dispone del número suficiente de los mismos, lo cual no debería causar mayores congojas a quienes asumirán su encargo el 16 de septiembre, porque en un ejercicio de negociación con las bancadas y con ayuntamientos, bien podrían revocar lo que se apruebe, aunque para tal ejercicio deberán recurrir a esa voluntad política que ahora al parecer no tienen.

Por lo pronto, todo indica que fructificó la negociación entre el PRI y el PAN, ya que con algunos asegunes la bancada blanquiazul comprometió su apoyo al proyecto de reforma constitucional, en lo que se considera un asunto distractor para el encarnizado debate en proceso dada la rapiña y disputa sobre los pocos restos que les dejó la pasada elección en diversos ayuntamientos, como si dos o tres regidurías fueran las últimas coca colas en el desierto, al grado tal que incluso podrían excluir del cabildo a Myrna Rea en Hermosillo y a Rafael Delgadillo en Cajeme, sin importar que hayan contendido por dichas alcaldías.

Jaime Moreno Berry

Sobre esos temas se platicó ampliamente con el sempiterno dirigente estatal del PT, Jaime Moreno Berry, quien en la Mesa semanal del Colectivo de Reporteros Sonorenses, dejó ver la forma tan confusa y autoritaria como interpretan el mandato popular depositado en las urnas, en el marco de un vaivén declarativo que va de la ofensa y la descalificación de adversarios, a posado comedimiento que pretende tener tientes de democrático.

Nos cae bien el citado personaje, que como se sabe, tiene proverbial fama de negociador con instancias de gobierno de cualquier tendencia, a través de tradicionales tácticas de presión para sacar ventaja a su condición de presunta oposición y que en esta ocasión con faceta oficialista, como que se encuentra fuera de lugar.

De meloso al grado de melcocha al referirse a Alfonso Durazo, va al condicionamiento y a la nada velada amenaza de hacer del PT el partido bisagra en la operación del Congreso del Estado y en ayuntamientos donde tiene presencia en los cabildos, “en caso de que las decisiones tomadas no sean de beneficio de los sonorenses”, dice.

Para el anecdotario la propuesta de reducir a la mitad el presupuesto del congreso del estado para el año próximo, pero no con fines de ahorro, sino que de la proyectada suma de 830 millones de pesos, poco más de 400 millones de pesos, alrededor de un millón de pesos mensuales para cada representante popular, se constituyan en una bolsa con que los diputados y diputadas atiendan necesidades que les planteen los ciudadanos de su distrito.

Rogelio Díaz Brown

Sabe si tal prospectiva tenga visos de veracidad y sobre todo de seriedad, ya que adolece de evidentes bases jurídicas, además de invadir facultades ejecutivas, entre otros planteamientos que hizo ante los Corsas este peculiar personaje, quien lució desbocado, insultante y lengua suelta en diversas referencias hacia la gestión de la gobernadora Claudia Pavlovich, quien en cambio, le hemos escuchado alusiones incluso amables sobre los esfuerzos del dirigente del PT en su activismo social.

Por supuesto que manifestó su rechazo a la propuesta de reforma constitucional, pero también su rechazo a que la próxima legislatura vaya sobre la despenalización del aborto, tema que consideró no prioritario, así como también dijo no compartir la propuesta de reformar la Ley 4 de la UNISON.

Pues ya veremos con un Moreno Berry ansioso por hacer buena su condición de cabeza de la lista plurinominal del PT, pero que en los cálculos definitorios del Instituto Estatal Electoral no le alcanzó, con la esperanza que le pone de que el TRIFE le consiga dicha curul local.

Por cierto, reportan a Rogelio Díaz Brown bien metido en la formulación de un plan de trabajo conjunto con Rosy Martínez, Armando Alcalá y Nitzia Gradias, como integrantes de la bancada del PRI en la próxima legislatura, frente a condiciones de minoría inédita para ese partido.

Luis Mario Rivera

De hecho, “El Roger” ya mantiene diálogo con los aliados en la pasada elección y que también les alcanzó para un asiento en la legislatura Local, Fermín Trujillo, Francisco Javier Duarte Flores, del Panal, y Luis Mario Rivera, del Verde, con quienes empata desde el terreno de la oposición al oficialismo morenista.

Así la vamos a dejar, pero antes queremos enviar nuestro más sincero pésame a nuestro amigo Abel Murrieta Gutiérrez, por el fallecimiento de su Señor Padre, Don Abel Murrieta, troncón de en medio de esa ejemplar familia que nos tocó el honor de conocerlo y tratarlo en varias tertulias anuales allá en su feudo el rancho Nacapule o sea Abelandia, allá delante de Batacosa, municipio El Quriego. En paz descanse y todo nuestro afecto solidario para Abel y su familia.