Negligencia y abuso del constructor de la carretera Janos a Agua Prieta. Es una vergüenza

Negligencia y abuso del constructor de la carretera Janos a Agua Prieta. Es una vergüenza

Se llama en todos los tonos y formas a los ciudadanos a que no se excedan en ningún sentido, ni en la ingesta de alimentos, alcohol, en riesgos, aun así, los peligros abundan. En ley se convirtió el uso y costumbre de camiones de carga con doble remolque ¿y los daños y perjuicios al pavimento?

La PGR administra lenta la justicia a los gobernadores ratas
Amenazó CFE con subir tarifa por sus líos con los Yaquis
Al magistrado del poder judicial electoral ¿embargarán su riqueza?

Juana María Olguín

Se llama en todos los tonos y formas a los ciudadanos a que no se excedan en ningún sentido, ni en la ingesta de alimentos, alcohol, en riesgos, aun así, los peligros abundan. En ley se convirtió el uso y costumbre de camiones de carga con doble remolque ¿y los daños y perjuicios al pavimento?

Es de enojar que la riqueza escasa que quedó en pie después del tsunami, Guillermo Padrés que arrasó Sonora, al día de hoy la autoridad estatal no sabe qué hacer con ellos, dos casos en particular: el estadio Héctor Espino y el parque la Sauceda. Dicen que los viajes ilustran y ahora acompañaré esa frase con y “también provocan envidia”. Concurrimos a la capital del estado de Chihuahua aquello es bellísimo. El centro histórico, cívico majestuoso. Más aun es cien por ciento peatonal.

Son momentos históricos de la vida nacional así que el esmero se ve, no tiene desperdicio el fino acabado de las colosales estructuras, las enormes plazas. Avenidas amplias. Y la limpieza se siente y respira

Volteas los ojos a la capital de Sonora, y ouch. Calles pésimamente trazadas, angostas, no aptas para el abundante tráfico, no hablemos del mega caos que se produce en las horas pico. Ah encima tráileres en bulevares de la ciudad. Y lo triste es que no hay plan para rediseñar este rancho grande.

Nunca hubo planificación, para Hermosillo, nadie tuvo visión de futuro y aquí estamos atrapados en un crecimiento del aforo vehicular, en vialidades que sirvieron hace 4 décadas. Atascados con casi cero espacios abiertos, plazas que sirvan de pulmón verde. El Parque Infantil, miserable, apenas bueno para el municipio más chico, pero para la capital del estado, es una penosa instalación, pero eso si cada administración gasta millones y millones de pesos en pintar los vejestorios.

Dos espacios que podrían ser de beneficio comunitario, de libre acceso para actividades al aire libre lo son el estadio Héctor Espino y el Parque la Sauceda y ambos patrimonios han sufrido extraños y sospechosos incendios, el primero para devaluarlo y convertirlo en plaza comercial o en súper del rey Midas.

La Sauceda, parque hecho con dinero público que luego fue a dar a manos de prestanombres de Manlio Fabio Beltrones ¿no saben qué hacer con él? Esperan la opinión del Señor, al que le regaló Alejandro López Caballero casi 80 millones de pesos en reparaciones al interior y en vialidades. Ayer las pérdidas en ese espacio fueron cuantiosas. Ardieron 4 hectáreas y el fuego arrasó con todo lo que encontró a su paso. No hace sentido si se construyó con dinero de este pueblo el dinero ¿por qué no dejarlo en un espacio público, gratuito?

Vaya negligencia y abuso del constructor de la carretera de Janos a Agua Prieta. Es probable que de ver la infraestructura vial que poseen los vecinos, en buen estado, amplísimas, se incremente la sensación de desgracia local, cuando encuentras que hay kilómetros y más kilómetros de terracería, a la que no se molestaron en darle un mínimo tratamiento, agua, pintura, chapopote. Aquello era una sola nube de tierra que se expande de extremo a extremo en esa vergonzosa entrada a Sonora.

A vuelta de rueda y ni así era posible no sentir el golpeteo del camión. La unidad cerrada herméticamente y así y todo se sentía el polvo en las vías respiratorias. Insisto que es un abuso de parte de quién tiene la obra a cargo y de los ineptos funcionarios que no prevén la enorme movilidad de los días de asueto. Habrá quien llame a cuentas al empresario para que le meta talento.

A estas alturas a nadie va a engañar con la idea de que apenas si le alcanzará por eso no riega la vialidad alterna. Entre los moches, la forma brutal en que se infla la obra, le alcanza para demasiado. Y en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) algo deberían hacer. El hartazgo es mayúsculo. Responsables de turismo, no se les cae la cara de vergüenza por esa pésima imagen y trato a los locales, nacionales y extranjeros.

Se hizo ley el uso y costumbre de las empresas transportistas de camiones de carga con doble remolque. El accidente en la autopista siglo XXI en Guerrero, con saldo de 28 personas muertas 3 con lesiones de consideración no tiene desperdicio, era una pipa con doble arrastre. Que nada tiene que ver salieron a decir los empresarios del giro. Malditos cínicos y creen que porque el gobierno no los mete en cintura nada pasará. Bien, esperen sentados al karma ya verán en sus propios pellejos el precio que pagarán.