Mujeres, tesoro político

Mujeres, tesoro político

Nuevamente Sonora marca la pauta a nivel nacional, al suscribirse el compromiso para prevenir y erradicar la violencia política contra las mujeres por

Crecen Claudia y Sonora
Puros Entreteloncitos
Patrimonialismo idiota

Nuevamente Sonora marca la pauta a nivel nacional, al suscribirse el compromiso para prevenir y erradicar la violencia política contra las mujeres por razón de género, que compromete a dirigentes de partidos, instituciones electorales y autoridades estatales.

Y no podía ser de otra forma, dada la especial circunstancia de que esta entidad sea gobernada por la única mujer con ese rango en México, Claudia Pavlovich e incluso sean tres mujeres las que presidan los organismos conductores y garantes de los actuales comicios, Guadalupe Taddei, Olga Alicia Castro y Carmen Patricia Salazar.

En efecto, la presidenta del Instituto Estatal Electoral de Sonora, la vocal ejecutiva del INE en la entidad, y la presidenta del Tribunal Estatal Electoral, flanquearon a la mandataria estatal en este tirón más para avanzar en que la equidad de género no solo sea el cumplir mandatos de ley en materia de postulación a candidaturas, sino que dicha participación esté blindada contra la violencia.

Simplemente, el evento de este martes en la sede del IEES fue parte de un curso lógico de todo ese impulso que se a dado a la mujer a partir del 13 de septiembre del 2015, que incluyen reformas y modificaciones constitucionales y leyes secundarias promovidas por la gobernadora para erradicar la violencia de género, así como políticas públicas encaminadas a ampliar el espectro de oportunidades para la mujer en la vida productiva.

En materia electoral impulsó la paridad de género 50/50 que obligó a partidos políticos a tomar en cuenta al sector femenil de la sociedad en la postulación de candidatas y dejar de lado el arraigado patrimonialismo varonil y/o a la simulación, al delegar a segundo lugar a mujeres en las postulaciones o simplemente no tomarlas en cuenta.

Gilberto Gutiérrez Sánchez

Faltaba cerrar la llave, para que la lograda equidad en el paquete de candidaturas de todos los partidos políticos, conlleve el respeto a dicha participación y establecer compromisos y bases para evitar que no sean objeto de violencia política solo por el hecho de ser mujeres.

Y eso fue lo que hicieron al estampar sus firmas las dirigencias estatales del PAN, PRI, Panal, Verde, PRD, MC, MORENA, MAS, PES y PT, destacando el evidente respeto de éstas a la institucionalidad y figura de la gobernadora, así como el amplio reconocimiento que hicieron al tomar la palabra, en el marco de un ritual que una vez más puso en evidencia las precarias limitaciones intelectuales y rusticidad del dirigente del último partido citado, Jaime Moreno Berry.

El citado caciquito de pacotilla fue el único fuera de sintonía al pretender aprovechar su espacio para entablar un debate, con alocadas denuncias respecto al acoso y extrema violencia que sufren las candidatas del PT por todo Sonora, aunque como era de esperar, todos lo tiraron a loco.

De ahí en fuera, las representaciones partidistas tuvieron intervenciones acordes al sentido de los compromisos firmados y para lo que fueron convocados, destacando la relatoría que hiciera la gobernadora al cerrar la reunión, respecto a como como candidata a la gubernatura todas las mañanas se sacudía el lodo que le tiraban sus adversarios para seguir en la brega y conquistar la buena voluntad del electorado sonorense.

Inéditamente bien la intervención de Alejandra López Noriega, quien incluso le habló de tu a la mandataria y expuso con coherencia la posición del PAN respecto al tema; categórico Gilberto Gutiérrez Sánchez al ampliar hasta los varones el derecho de tener una participación político electoral sin violencia y advertir sobre el irreductible propósito de su partido, de salvaguardar la dignidad e integridad de las mujeres en política.

José Guadalupe Curiel

Titubeante el del PRD, Miguel Angel Armenta, quizás confundido por su reciente amorío con la derecha panista; documentados y excelentes en sus exposiciones el dirigente del Panal, Carlos Sosa y el del Panal, Luis Mario Rivera; cálida y con muchas tablas María Dolores del Río de Movimiento Ciudadano; comprometido y con mucha disposición José Guadalupe Curiel, del Movimiento Alternativo Sonorense, y por escrito expuso la representante del PES, cuyo nombre se nos escapa ya que no pudo estar Manuel de Jesús Baldenebro, así como tampoco el de MORENA, Jacobo Mendoza, aunque en el documento aparecen sus firmas.

Circunspecto y muy atento al desarrollo del evento, el Fiscal en materia de delitos electorales, Pedro Pablo Chirinos, quien poco más temprano estuvo en la MESA CORSAS que preside nuestro amigo José Alfredo Ochoa, en donde ilustró sobre los criterios jurídicos y las conductas y actos que podrían ser considerados sujetos de sanciones.

Imposible sustraerse uno al recuerdo de aquellos épicos debates que protagonizó el ahora funcionario judicial en ese mismo espacio cuando era representante del PAN en el proceso electoral del 2015, teniendo como colosal adversario al representante del PRI, Erick Iván Jaimes, ahora secretario de la Consejería Jurídica del Gobierno Estatal o cuando fue víctima del troglodismo del hijo del ya mentado Moreno Berry.

Pedro Pablo Chirinos

Como sea, se percibe en las posiciones de todos de que en la erradicación de la violencia contra la mujer en política, hay que ir de las firmas a los hechos, aunque desde nuestra perspectiva, no advertimos al menos hasta ahora actos contra ellas o campañas que las denigren, a no ser que sea denigrante y violatorio al compromiso firmado, que a algunas se les critique por sus desequilibrios mentales o por sus poses y conductas aristocráticas, por tránsfugas, por ignorantes, y así, porque además dichos casos abundan en el sector varonil en campaña y también se les señala.

Bueno el detalle de la ciudadana presidenta del IEES al ceder su tiempo de intervención a Olga Haydee Flores Velásquez, en representación de la Red de Mujeres en Plural en Sonora, destacando además la presencia de la titular del Instituto Sonorense de la Mujer, Blanca Saldaña, acosada por la talacha reporteril en la pelea por acabalar la cuota de notas del día.

Dada la naturaleza del evento los consejeros electorales fueron desplazados de sus sillones tradicionales como integrantes del Consejo General y en las butacas del reducido espacio divisamos a Daniel Núñez, Ana Maribel Salcido, Vladimir Gómez, Daniel Rodarte, Claudia Alejandra Ruiz, y Francisco Arturo Kitazawa y por ahí también el secretario particular de la ya saben quién, Manuel Puebla y a la jefa del gabinete, Natalia Rivera.

Queda claro que la mujer es un divino tesoro político que hay que cuidar con todos los recursos que se tengan al alcance y en esa tarea, Sonora es prácticamente un santuario erigido por la gobernadora Pavlovich y apoyado por todas las fuerzas políticas actuantes en Sonora, que pactaron el compromiso de que en este proceso electoral se podrán hacer garras, pero las mujeres son intocables.

Natalia Rivera

Pues deben andar muy ocupados por rumbos de la vocalía ejecutiva del INE en Sonora, porque como ya se habrán enterado este miércoles a partir de las seis de la tarde se lleva a cabo el debate entre las fórmulas en competencia por los escaños sonorenses en el Senado de la República, previéndose un fuerte agarrón entre las mancuernas Sylvana-Maloro, Lilly-Alfonso y Toño-Leticia, no descartándose que le hagan montón a la cabeza de la dupla del PRI, porque simple y sencillamente encabeza las preferencias electorales.

Pues los machitos en dicho debate deberán tener cuidado para no violar compromisos como el asumido este día, quedando abierta la posibilidad de que dicha violencia la ejerzan las féminas, a partir de que como dice el dicho, “nos podremos hacer pedazos, pero nunca nos haremos daño”.

Sylvana Beltrones

El debate se llevará a cabo en el Centro de las Artes de la Universidad de Sonora y se dice que el formato será similar al pasado debate presidencial, con transmisión en vivo de Telemax, el Canal 8 universitario y a través de redes sociales.

Tenemos la impresión de que quienes han festinado por adelantado las presuntas debilidades de Sylvana Beltrones se llevarán amarga sorpresa, para unos, y grata confirmación para otros, pero lo que si es seguro, y así lo esperamos, es que habrá un buen nivel dadas las trayectorias y personalidades en el escaparate, quedando pendiente el saber cómo les va en el ejercicio de confrontar sus propuestas.