Misteriosas indefiniciones

Misteriosas indefiniciones

De plano hacen muy largo el cuento titulado “Devaneos políticos en Cajeme”, cuyos protagonistas estelares mantienen en el misterio sus reales intencio

Tarantas diputadiles
Puros Entreteloncitos
Caldo flaco PAN-PRD

De plano hacen muy largo el cuento titulado “Devaneos políticos en Cajeme”, cuyos protagonistas estelares mantienen en el misterio sus reales intenciones o estas son cambiadas de un día para otro por decisiones propias o de terceros, en el marco de una dinámica francamente tendiente a la frivolidad.

Que el diputado federal con licencia Abel Murrieta Gutiérrez renunció a su militancia en el PRI, sin haber certeza si tal renuncia ocurrió; que enojado porque sabe que será aplastado por Emeterio Ochoa Bazúa en la convención municipal del 11 de marzo, decidió salirse de ese proceso interno; que está en pláticas con el PAN para abanderar a ese partido en la disputa por la alcaldía, y así.

La última versión es que al dar una revisadita a los numeritos y prospectivas que resultarían de representar a esas deterioradas siglas, se decidió no entrarle a tal aventura e incluso a falta de perfiles competitivos, decidieron que en una de las plazas más emblemáticas del panismo sonorense, no postulará candidato y que el capital político que le queda, tanto a los pitufos como al Abel, será donado al proyecto ciudadano de Rodrigo Bours Castelo.

Todos son rumores y versiones no confirmadas o sólo confirmadas a medias y además sujetas a cambiar de un momento a otro, para vivirse misterioso ambiente de indefiniciones entre quienes traen las puntas de los hilos de esa enredada madeja de intereses aún en la penumbra de la opacidad.

Abel Murrieta

Y debemos poner nombres y apellidos a esos que traen las puntas de los hilos de la enredada madeja, porque no son otros que Antonio Astiazarán Gutiérrez, dirigente de facto del PAN estatal y su segundo de a bordo, Ramón Corral Avila, además de Ricardo Bours Castelo, quien dicho sea de paso, no por ese jaloneo se iba a perder su periplo por tierra santa acompañado por su esposa, quedando el Abel en calidad de madeja.

Tenemos la perspectiva de que sectores políticos de Cajeme tomaron como cierto e inmutable el papel determinante que ha tenido esa jurisdicción política en los resultados de los últimos procesos electorales y por ello se han embarcado en dinámicas negociadoras que tan buenos resultados les dio en el 2009 apoyando al PAN, emparejaron números al hacerlo con el PRI en el 2015 y ahora batallan para acomodarse con la pretensión de continuar como los presuntos fieles de la balanza electoral de Sonora.

A ver cómo les va en esta ocasión, porque de concretarse su suma al proyecto del menor de los hermanos Bours Castelo, un eventual triunfo de éste, se sale del esquema tradicional de la clase política, porque por esos rumbos no les serán otorgadas cuotas ni espacios de operación, habida cuenta que el candidato independiente ya las entregó o está por entregarlas a la planilla que representa y que de ganar será parte del cabildo cajemense.

Dicen que no hay que pandear el becerro antes de tenerlo, pero eso es lo que sabemos como adelanto y como adelanto podemos asegurar que “El Pipigo” no es dado a que se le impongan condiciones a cambio de apoyo, ese mismo apoyo que si bien es bueno venga de quien venga, ya de por sí y sin bules para nadar, lo tiene en un buen nivel de competitividad y más cuando todo indica que en un par de días recibirá el apoyo que hace días le habían dado al Abel los agrotitanes del rumbo.

Emeterio Ochoa

Por supuesto y por obvias razones, que lo más conveniente para el PRI y para Ochoa Bazúa, es que Murrieta Gutiérrez fuera el candidato del PAN a la alcaldía y también por obvias razones es conveniente, hasta por razones familiares, para el menor de los Bours Castelo el que no sea así, en lo que ya denominamos un novelón propio de un ranchote grande, a cuyos habitantes comunes mortales ya le deberían dar la satisfacción de su conclusión.

Con menor intensidad y ruido tales jaloneos también se desarrollan en Caborca, municipio que luego de muchos trienios por fin fue rescatado de la corrupción panista y que en ese proceso electoral el PRI pretende que siga en buenas manos postulando a la alcaldía a Rodrigo Acuña Arredondo, en tanto que la alcaldesa ahora con licencia, Karina García Gutiérrez se perfila para de nuevo representar al III Distrito en el Congreso del Estado.

Las cosas lucen bien para los del PRI por esos rumbos, aunque no faltan los prietitos en el arroz que dejan ver el presunto apoyo que recibe de segmentos del tricolor a casi seguro candidato del PAN a la alcaldía, al corrupto empresario de la construcción, Ignacio García Fierros.

Estamos en la colecta de la información correspondiente, pero por lo pronto todo indica que el padrecista de hueso colorado y exdiputado local, tiene más apoyo entre priistas que entre panistas, despropósito que puede resultar en un enredo similar al de Cajeme.

Candidato del PAN a la alcaldía en el 2015, García Fierros puede ser considerado como uno más de los emblemas y ejemplos de lo que fue la corrupta e incompetente administración de Guillermo Padrés y su pandilla, condición que fue factor importante para que Karina y el PRI recuperaran esa plaza y a pesar de eso, todo indica que dicho sujeto quiere volver a intentarlo ahora frente Acuña Arredondo, con la intención de capitalizar presuntas fisuras entre el priismo caborquense.

Rodrigo Acuña

Pues mal harían factores de poder del tricolor en ese municipio el ponerse de tapete a un individuo corrupto hasta el tuétano y que durante su gestión como diputado local fue exhibido como traficante de influencias al aprovechar su investidura legislativa para hacerse de contratos de obras entregados por la SIDUR, lo cual incluso obligó a la entonces contralora, Guadalupe Ruiz Durazo a exonerarlo de cualquier ilegalidad, a pesar de constancias documentales firmadas por él de puño y letra y con papelería del Congreso del Estado, donde solicitaba esos favores al entonces titular de la SIDUR, Enrique Torres Delgado.

Incluso, el entonces alcalde de Caborca, Francisco Jiménez se deslindó de esas trapacerías al aclarar que enterado de que su administración incurriría en ilegalidades, se negó a otorgar obra pública a Premaco del Desierto y que esos alrededor de 100 millones de pesos de obras de infraestructura en el municipio ejecutadas por esa empresa fueron con recursos estatales.

Incluso, de acuerdo a informes de esos tiempos, vecinos de la comunidad de Bacanuchi, aseguran que fue la empresa Premaco la que construyó la cortina de la presa en el Rancho Pozo Nuevo, así como otras obras de infraestructura con las que el ratero erigió en ese lugar su emporio hidroagrícola.

Es de esperar que supuestas diferencias y disputas internas en el PRI de la llamada Perla del Desierto, no abran la puerta y ocasionen que ese ayuntamiento vuelva a caer en manos de corruptos e incompetentes.

Luis Becerra

Por lo demás, resistente lomo demuestra tener el galeno Luis Becerra Hurtado, quien a pesar del duro golpeteo en su contra a lo largo de estos días y desde que fungía como subsecretario de Salud, este martes rindió protesta como subdirector Médico del Isssteson.

La verdad es que no nos constan los señalamientos en contra del hijo de un buen amigo nuestro en tiempos universitarios y a la luz de su nombramiento para apuntalar la gestión del titular del organismo, Pedro Angel Contreras, obviamente no afectaron en el ánimo de quienes toman ese tipo de decisiones, que para ser precisos es nada más y nada menos que la gobernadora Claudia Pavlovich.

Hasta hace un par de días firmaba como subsecretario de Salud y como por esos rumbos ahora las manda cantar Enrique Claussen, obvio que había que ahuecar el ala para que el guaymense se acuerpe con su equipo, encontrando reacomodo en un área que creemos es mucho más dinámica y de contacto directo con la gente, en este caso con los alrededor de 180 mil derechohabientes del Isssteson, espacio en el cual Becerra Hurtado tiene la oportunidad de desmentir en toda la línea todo lo que se ha dicho de él.

Asuntos imprevistos de última hora evitaron nuestra cobertura a la comparecencia en la Mesa CORSAS, de la directora del Instituto de Crédito Educativo del Estado de Sonora, Yazmina Anaya Camargo, a quien hay que atribuirle el rescate financiero de esa noble institución, también víctima de la incompetencia panista como gobierno.

Buena y detallada información aportada por la funcionaria estatal, obviamente empapada de lo que ocurre en la instancia que encabeza, destacando su claridad en la ejecución de programas de recuperación de la cartera vencida, que si bien aún el adeudo llega a los 800 millones de pesos de créditos morosos, ha logrado recuperar al menos 100 millones de pesos.

Yazmina Anaya

Con el dinero que se ha logrado recuperar se han podido otorgar créditos a 23 mil jóvenes estudiantes en 2017 por un monto de 150 millones de pesos y para mantener esa tendencia, se reforzaron sus programas de recuperación de cartera vencida e incluso eliminó el pago de intereses a quienes se comprometieran a pagar en una sola exhibición el adeudo o que hicieran un plan de pagos periódicos.

En la siguiente entrega le daremos un entre mayor a la entrevista de los Corsas a Anaya Camargo, porque antes de cerrar estos Entretelones queremos dar la bienvenida la campaña de la Fundación Piel con Vida, con el fin de promover la toma de conciencia sobre los peligros que representa para nuestra piel la alta irradiación solar y las medidas para evitar el cáncer en la epidermis, que dicho sea de paso, es de alta incidencia en esta región.

“Bloquéalos Ya”, es el lema de esa campaña emprendida por la coordinadora de la mencionada fundación, Tere Iveth Villanueva, con quien hay que reportarse para ver de qué forma se puede apoyar a ese esfuerzo y si así lo decide, solo es cuestión de entrar a la página www.fundacionpielconvida.org o marcar al celular 6622232864.