Mediación entre el orate y el guardia de seguridad ¿es en serio?

Mediación entre el orate y el guardia de seguridad ¿es en serio?

Los asesinatos políticos es parte casi “natural” de la historia de la humanidad y en México no es la excepción. Hay una crudeza en la narrativa no oficial de como murieron importantes personajes de la vida de este país, algunos de esos pilares fueron muertos por órdenes del sistema porque así “convenía”, pero lo que ocurre ahora es brutal, las cifras revelan un promedio de 11 candidatos, a puestos de elección, exalcaldes o ediles en funciones, acribillados ahora falta saber ¿por quién? Y ¿por qué?  

Los peligros del sexenio panista abundan, esta mañana me dan con todo en las redes sociales
Buen sueldo al obrero ¿No sería un gran paso hacia la justicia social?
En duelo, se vivió Día por la Erradicación del Feminicidio y Desaparición de Mujeres ¿sí?

Juana María Olguín

Los asesinatos políticos es parte casi “natural” de la historia de la humanidad y en México no es la excepción. Hay una crudeza en la narrativa no oficial de como murieron importantes personajes de la vida de este país, algunos de esos pilares fueron muertos por órdenes del sistema porque así “convenía”, pero lo que ocurre ahora es brutal, las cifras revelan un promedio de 11 candidatos, a puestos de elección, exalcaldes o ediles en funciones, acribillados ahora falta saber ¿por quién? Y ¿por qué?  

Los asesinados llegaron a 88 en los últimos días en lo que lleva este proceso electoral, que inició el 8 de septiembre. Ataques que incluye diputados, síndicos. La cosa está que arde y por lo visto la clase gobernante no luce asustada, será acaso porque en cuidar sus traseros es en lo que se utiliza la poca policía que hay. Y a esta encarnizada lucha por el poder le restan 60 días aproximadamente así que ¿y contando?

Espero que David Ugalde Tecuapa, el guardia de seguridad que laboraba en la caseta de vigilancia, del fraccionamiento Campanario, quien fue brutalmente golpeado por un vecino, -dizque abogado-,  se haya equivocado al decir que esta semana tendría un encuentro de “mediación” con el troglodita que lo mandó al hospital, por la paliza. El pobre hombre y con justa razón dijo estar muy atemorizado de verlo frente a él.

¿Mediación señores de la procuraduría de justicia del estado? Realmente espero que sea un error de concepto de Ugalde Tecuapa y que sea en realidad una primera reunión con el agente del ministerio público encargado de lesiones. Quien esperaría que lo atienda muy bien y bonito para que por principio de cuenta este señor deje de tener miedo, no debe. No debería es la víctima. Aunque debo reconocer que a muchos funcionarios del sistema de procuración de justicia se les ha olvidado que sus principales responsabilidades son con el perjudicado.    

No dudo que el proyecto de mediación sirva, pero para faltas administrativas, conflictos mínimos entre vecinos, entre familiares, pero llevar al guardia de seguridad de tercera edad, y ponerlo frente al orate que lo maltrató ¿es en serio procurador?

El sistema de mediación tristemente se ha convertido en una pelea de borrachos solo que uno de ellos lleva pandilla y va armado hasta los dientes, mientras que la víctima va sola, casi siempre sola porque el personal panista que quedó enquistado en la dirección de la defensoría de Oficio del Gobierno del estado, nunca tiene tiempo para acompañar a sus “defendidos”, así que el abogado del demandado más los metiches que nada tienen que hacer allí, hacen picadillo a la víctima, ante la indiferencia del responsable de esa área, quien más bien parece invitado de piedra. Si estuviera ausente, nadie lo notaría. Hace nada.

Para colmo todos como pandilla los funcionarios de la procuraduría de justicia aceptan lo que mandata el abogado del responsable, mientras trapean con los derechos de la víctima. No sé digo deben estar cansados, agotados de tanta porquería que ven, pero cómo se les va a olvidar que la razón de su existencia es la aplicación de la ley a secas y no por recomendaciones de tal o cual.

Si no quieren y no pueden, cambien de trabajo señoras y señores. Este pueblo jodido, hambriento paga demasiado dinero para que el día que tiene una desgracia y comparece en sus oficinas salga temeroso porque todos cantan a coro la única solución que ofrece el victimario. No frieguen.