LUNES CULTURAL: la Danza nacional de luto: falleció Martha Bracho

LUNES CULTURAL: la Danza nacional de luto: falleció Martha Bracho

LA MUERTE SE EMPECINA en herir el corazón de la cultura sonorense: ayer falleció la profesora Martha Bracho, madre y ángel tutelar de la Danza de Sonora. En el Libro VI de mi obra “La Saga de la Cultura Sonorense”, que acabo de terminar (cuándo se publicará es otro tango), comienzo así su capítulo

La hora de las etnias: el Presidente de la República está con ellas
¿Por qué insisten en meter a los padres de la ABC en enredos políticos?
La campaña contra el Presidente llega a extremos ridículos

Carlos MONCADA OCHOA

   LA MUERTE SE EMPECINA  en herir el corazón de la cultura sonorense: ayer falleció la profesora Martha Bracho, madre y ángel tutelar de la Danza de Sonora. En el Libro VI de mi obra “La Saga de la Cultura Sonorense”, que acabo de terminar (cuándo se publicará es otro tango), comienzo así su capítulo:

  “Cuando una mujer joven y bella, con su carrera artística floreciente en el centro del país, decide quedarse a enseñar en una comunidad que no entiende su arte y lo rodea de prejuicios, debe haber sucedido un milagro. Esto debió ocurrir a Martha Bracho, que aceptó venir a dar un curso de tres meses, invitada por el rector Norberto Aguirre Palancares, y se quedó aquí por el resto de su vida.

  “Era ya, pese a su juventud, bailarina y coreógrafa de éxito. Había iniciado su carrera con los mejores augurios, según se lee en Revista de Revistas del 28 de noviembre de 1937, fecha del festival-examen en el que recibió el título de profesora de baile. Se tituló también maestra y coreógrafa por la Escuela Nacional de Danza y se integró a la Academia de Danza Mexicana en 1948. En 1952, con el apoyo de una beca, amplió sus estudios en Connecticut. Cuatro años después, el 9 de febrero de 1954, arribó a Sonora”.

  Sus primeros alumnos, según recuento de Luis Enrique García, fueron Ana María Rocha, Martha Licona, Margarita Chávez, Matilde Suarez, Rosa María García, Lourdes Miranda, Norma Yolanda Ruiz, Beatriz Juvera, Ofelia Méndez, Margarita Oropeza, Margot Encinas, Guadalupe Bernal, María Luisa Riesgo, Rosa María Irízar, Sandra Olivares, María Teresa Alessi, María de Jesús Ortega, Thelma Castro, Guadalupe Valenzuela, Guadalupe Marín, María del Carmen Ortiz, Mercedes Corral, Griselda Sau, Evangelina Osio, María Antonieta Castañeda, Yolanda Bernal, Guadalupe Duarte, Marisela Lizárraga, Alicia Flores, Carlota Amalia Valenzuela, Rosa María Pineda.

   La maestra fue objeto de un homenaje en 1995, al inaugurarse el Teatro de la Ciudad y pronunció unas palabras. En 2008 recibió la medalla José Limón como reconocimiento a su calidad de pionera de la danza. Asistía a Un Desierto para la Danza con puntualidad desde el principio, en 1993, y lo estuvo haciendo mientras su estado de salud se lo permitió, hará seis o siete años. Murió como maestra emérita de la Universidad de Sonora.

   Ayer comenzaron a reactivarse los recuerdos.

  SINTETIZO OTRAS NOTICIAS culturales y de manera relevante, el estreno de la primera obra de la joven chelista Nubia Jaime, en el Teatro de la Ciudad. No pude asistir. Ruego que la repitan.- Me preguntan que si le entregaron ya el trofeo Ícaro a Roberto Corella y contestó que no, e ignoro cuándo se lo darán. Supongo que en la próximo muestra regional de teatro de la que no se informa todavía.- Hay que anotar en la agenda las actividades del Kiosco del Arte, porque como son numerosas y variadas, es difícil memorizarlas. El  12 y el 19 habrá danza en la Universidad, en el ya conocido programa “MartESdanza”.- Buena idea del Ayuntamiento de Hermosillo; organizó el Kino Fest con arte y competencias de pesca combinadas con la limpieza de la playa.- Ayer, en el Centro de las Artes, la exposición científica y artística para conmemorar los 500 años de la muerte de Leonardo da Vinci. Confiamos en que no habrá más noticias fúnebres esta semana.

carlosomoncada@gmail.com