Los ecos del movimiento #BlackLivesMatter, del deporte al cine

HomeEntretenimiento

Los ecos del movimiento #BlackLivesMatter, del deporte al cine

Las protestas contra la brutalidad policial hacia los ciudadanos negros en Estados Unidos y el racismo en general, lideradas por el movimiento #Black

Salma Hayek se burla de Trump y lo llama cabeza de calabaza
Marriage Story con Scarlett Johansson lidera nominaciones en Globos de Oro
Actriz acusa a Steven Seagal de acoso sexual

Las protestas contra la brutalidad policial hacia los ciudadanos negros en Estados Unidos y el racismo en general, lideradas por el movimiento #BlackLivesMatter tras la muerte de George Floyd, provocaron una gran solidaridad.

Empresas, organizaciones y personalidades de todos los sectores multiplicaron las declaraciones de apoyo y reflexionaron sobre su propio trato de las minorías, mientras empleados negros relataron en las redes sociales la discriminación que han sufrido.

Existe “un consenso creciente” sobre la necesidad de enfrentar el racismo en la sociedad estadounidense, estima Andra Gillespie, directora del instituto de estudios raciales de la Universidad de Emory, en Georgia, para quien estos testimonios recuerdan los del movimiento #MeToo desencadenado por el caso del productor de cine Harvey Weinstein en 2017.

Pero serán necesarios meses o años para saber si estas expresiones de solidaridad “son meras palabras huecas o si pueden catalizar cambios sustanciales”, dijo.

Estos son los sectores donde el movimiento tuvo más eco:

– De la NBA al Nascar –

El jugador estrella de la NBA LeBron James fue uno de los primeros en reaccionar a la muerte de Floyd, un hombre negro, a manos de un policía blanco de Minneapolis el 25 de mayo. Creó una asociación para convencer a los electores negros de ir masivamente a las urnas en las presidenciales del 3 de noviembre.

Otra leyenda de la NBA, Michael Jordan, anunció una donación de 100 millones de dólares a organizaciones que trabajan por la igualdad racial y la justicia social.

Un total de 1.400 miembros de las ligas deportivas estadounidenses -incluido el jugador de fútbol americano Tom Brady- enviaron una carta al Congreso exigiendo el fin de la impunidad policial.

El jefe de la NFL, Roger Goodell, dijo que “erró” al no haber escuchado a los jugadores antes, y alentó a los equipos a reclutar al mariscal de campo Colin Kaepernick, cuya presencia fue prohibida de facto en los estadios por haber denunciado antes que nadie la brutalidad policial, arrodillándose cada vez que escuchaba el himno nacional previo a un partido.

El campeonato automovilístico Nascar prohibió las banderas confederadas en sus circuitos, muy presentes en el sur del país.

Después de Nike, que usó el rostro de Kaepernick en un aviso publicitario en 2018, el grupo alemán Adidas prometió que un 30% de sus nuevos reclutamientos en Estados Unidos serán personas negras o latinas.

– Anna Wintour cuestionada –

Las protestas provocaron una intensa reflexión y hasta despidos en muchas redacciones, de mayoría blanca.

El responsable de las páginas de opinión del New York Times renunció tras la publicación de una columna que sugería desplegar a los militares en las manifestaciones. El jefe de redacción del diario The Philadelphia Inquirer dejó el cargo a raíz de un titular que comparaba al mismo nivel la violencia policial y el vandalismo.

El poderoso grupo editorial Condé Nast se halló en el ojo de la tormenta: tras la renuncia del jefe de redacción de Bon Appétit, acusado de alentar un clima racista en la revista, hubo rumores sobre la renuncia de “la papisa de la moda” Anna Wintour, directora de Vogue y directora artística del grupo, que debió excusarse por “no haber hecho lo suficiente” por sus colaboradores negros.

– “Lo que el viento se llevó” con explicaciones –

Amazon y Netflix destacan ahora las películas y series de actores o directores negros.

HBO Max retiró de su catálogo “Lo que el viento se llevó” (1939), considerado repleto de prejuicios raciales, y anunció que volverá a difundir el filme ganador de ocho premios Óscar con explicaciones históricas.

La directora negra Ava DuVernay, conocida por sus filmes anti-racistas, fue invitada a integrar el comité director de los Óscar, que ahora cuenta con 12 personas de color de un total de 54.

La expresión “música urbana” para hablar de rap, hip hop o R&B parece en vías de desuso. El grupo de country Lady Antebellum -un nombre que recuerda la era de la esclavitud en el sur- fue rebautizado Lady A.

Y crece el debate sobre el espacio dado a los autores negros o hispanos, subrepresentados.

Entre los cinco libros más vendidos de Amazon figuran dos libros sobre el racismo y cómo combatirlo, “How to be an antiracist” (Cómo ser un anti-racista) de Ibram X. Kendi y “White fragility” (Fragiliadd blanca), de Robin DiAngelo.