Los Bours pintan su raya

Los Bours pintan su raya

Tal como lo prospectamos desde la definición de candidaturas del PRI en Cajeme, la aspiración independiente de Rodrigo Bours Castelo para ir por la alcaldía de Cajeme, unificó las fuerzas y el apoyo de sus carnales Ricardo, factor político muy importante en esa región y Eduardo, nada más y nada menos que el mejor gobernador en la historia de Sonora

Jala Peña con Sonora
Amplían mega región
Tramposos al pozo

Tal como lo prospectamos desde la definición de candidaturas del PRI en Cajeme, la aspiración independiente de Rodrigo Bours Castelo para ir por la alcaldía de Cajeme, unificó las fuerzas y el apoyo de sus carnales Ricardo, factor político muy importante en esa región y Eduardo, nada más y nada menos que el mejor gobernador en la historia de Sonora.

“Unidos, aportando ideas y un granito de arena que ayude a levantar Cajeme con una visión de un proyecto optimista, incluyente y alentador. Felicidades Carnal @RBoursC”, posteó en tuiter el líder del llamado Yaqui Power, como pie de una foto donde en torno a una mesa de restaurante están los tres integrantes de esa emblemática familia.

Emeterio Ochoa Bazúa

Así, a ojo de buen cubero, dicho retrato manda el mensaje de que apoyarán y operarán en favor de “El Pipigo” y en contra del candidato del PRI a la alcaldía de Cajeme, Emeterio Ochoa Bazúa, en lo que puede considerarse como la culminación de una serie de desencuentros con la nomenclatura de ese partido, cuya gota que derramó el vaso, fue lo ocurrido en la asamblea anual de socios del Distrito de Riego Río Yaqui, a la cual se asegura no fueron invitados.

Pero la verdad, dicha circunstancia resulta una nimiedad frente a la exclusión que fueron víctimas en los procesos de definición de candidaturas a los distintos puestos de elección popular, que a diferencia de al menos cinco o seis anteriores comicios, en este no obtuvieron ninguna posición, de acuerdo a los perfiles y trayectorias de quienes integran la fórmula del PRI.

Lo que interpretamos como una pitada de raya por parte de reales y poderosos factores del poder político en esa región y con impactos en otras partes de la entidad, sin duda obliga a un ajuste de estrategias por rumbos del PRI, que cuando menos en Cajeme la situación se torna crítica y de pronóstico reservado.

Luego de la exclusión de Abel Murrieta y posterior tratamiento quita ponzoñas aplicado por el mismo Manlio Fabio Beltrones, creímos que las aguas habían retomado su nivel entre los liderazgos priistas de dicha región y más cuando Ricardo Bours Castelo al parecer entró en un período de introspección, sin hacer manifestación ni opinar sobre nada ni en redes sociales.

Abel Murrieta

Sobre Eduardo habíamos percibido un abierto apoyo a su carnal Rodrigo y rechazo a decisiones cupulares de su partido, las cuales consideró fallidas, pero hasta ahí, ya que una cosa es opinar en calidad de espectador y otra dejar constancia gráfica de propósitos para levantar a Cajeme con una visión de un proyecto optimista, incluyente y alentador, tal como lo dijo en tuiter su carnal Ricardo.

La verdad es que no esperábamos otra cosa del exgobernador y ya veremos cómo se desenrollan las cosas en esa competida plaza, en donde por lo que se ve, los del PRI han perdido uno de sus principales puntos de apoyo.

Por otra parte, por lo visto desenvainó su espada Lilly Téllez, integrante de la fórmula de MORENA en Sonora para el Senado de la República y la blande cerca del pescuezo de su adversario postulado por el PAN, el expriista Antonio Astiazarán, a quien le recomendó que más que seguir insistiendo en vivir del erario, pruebe en la iniciativa privada y ahí aplique lo que asegura saber.

Duro y a la cabeza del Toñito se lanzó la locutora seducida de forma sorpresiva por Andrés Manuel López Obrador y que ahora hace mancuerna con Alfonso Durazo, lanzando duras críticas contra el guaymense, a quien cuestionó el que mientras estuvo en diversas posiciones como servidor público, no haya hecho absolutamente nada de lo que ahora propone como candidato.

Lilly Téllez

La locutora con pretensiones de periodista también cuestionó al expriista el que haya vivido tanto tiempo del erario público sin rendir cuentas a nadie, sin que fuera medido su desempeño, para rematar que lo considera un obsesionado por mantenerse prendido de la ubre gubernamental.

Mientras tanto, hace unos días pasamos por La Colorada y observamos la grata transformación que registra en los últimos años dicha comunidad cercana a Hermosillo, luego que la empresa Argonaut Gold prácticamente reubicara el poblado, ya que el asentamiento estaba sobre la riqueza que se extrae del subsuelo.

Los coloradeños tuvieron mucha mejor suerte que los habitantes de Mulatos, allá en la sierra del municipio de Sahuaripa, ahora convertido en un pueblo fantasma, porque diferencias entre vecinos, evitaron se construyera lo que sería el Nuevo Mulatos, comprometido por la empresa Minas de Oro Nacional, también dada la cercanía del poblado al tajo en explotación.

Sobra decir que en Mulatos todo quedó en nada y sus habitantes tradicionales se tuvieron que conformar con los productos de negociaciones casuísticas a cambio de sus propiedades, persistiendo unos cuantos vecinos en aguantar las tronadas cercanas, el ajetreo y polvo contaminante propio de la actividad minera.

Creíamos que esa situación ya había sido superada en La Colorada, pero por lo visto no es así, toda vez que unos cuantos vecinos, que se asegura son cuatro, tienen a la mina al borde de la suspensión definitiva de actividades, en una mezcolanza de exigencias estrafalarias por sus propiedades y posicionamientos de orden ambiental y ecológico que han llevado hasta tribunales.

Claudia Pavlovich

A través de la historia, la actividad minera es parte inherente al desarrollo económico y social de Sonora, incluso supera al sector agropecuario en generación de Producto Interno Bruto, aunque por otro lado sea factor de inquietud social, dada la intrínseca modificación del entorno que se deriva y el consecuente impacto a la ecología por procesos contaminantes en la extracción de minerales.

Acorde a dicha importancia de la minería en el desarrollo de Sonora, valga recordar que desde que era senadora, la gobernadora Claudia Pavlovich, promovió y logró se constituyera un fondo en el cual ponen su parte poco más de medio centenar de desarrollos en explotación, recursos que se distribuyen cada año con criterios de equidad, para ser aplicados en la ejecución de obras de beneficio comunitario en municipios donde están asentados.

Reconocemos no estar al tanto de los orígenes de la problemática que viven los habitantes de la Colorada, que en alto número se movilizaron este fin de semana en defensa de la permanencia de la operación de la mina La Pitahaya, alegando cuestiones elementales de supervivencia incuestionables.

Pero a ojo de buen cubero, sabemos que si bien buena parte de ese poblado fue reubicado y en definitiva ahora está mucho mejor que antes en materia de vialidades, urbanización y servicios públicos, no con todos los vecinos ocurrió así y según reportes de por allá, esos reacios a la reubicación operan periódicamente estrategias de chantaje para sacarle lana a la empresa minera, aunque en esta ocasión al parecer se excedieron en sus pretensiones.

Jorge Vidal Ahumada

Se asegura que para no hacerla de tos a través de una organización ambientalista y no insistir en recursos legales, ese grupo de vecinos reacios a la reubicación exigen nada más y nada menos cinco millones de pesos por cada una de sus propiedades, exceso que derivó en la suspensión de actividades desde ya hace una semana.

Cierto que resulta riesgoso por donde se mire, el dilema de condenar al bajo nivel de vida de habitantes de comunidades mineras, obligando a la suspensión de trabajos de extracción para proteger el medio ambiente y el entorno natural de nuestra orografía, que para efectos prácticos, debería imponerse las necesidades de empleo de las comunidades y concentrar los esfuerzos por la aplicación permanente de protocolos para la protección de la ecología.

Pero como se asegura, ese es un mero pretexto que se esgrime para sacar provecho financiero a la empresa minera, asunto que seguramente ya está siendo visto y tratado por instancias de gobierno, léase el Secretario de Economía Jorge Vidal Ahumada y por el mismo Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella.

Obligada dicha intermediación hasta por necesidades de gobernabilidad, toda vez que los ánimos tienen a caldearse entre una comunidad sin ingresos, su comercio paralizado y la proveeduría suspendida, problemática que puede afectar también en cierta medida a la economía de Hermosillo.

Claudia Téllez

En fin, un verdadero drama es el que enfrenta esa comunidad, que como se sabe, desde hace años depende totalmente de la mina, dada las condiciones poco propicias y poco redituables de las prácticas agropecuarias, que si se cierra en definitiva La Pitahaya, estaría condenada a su desaparición.

Y excelente, comprometedora y hasta enternecedora, la comparecencia de Claudia Téllez, presidenta fundadora de Movimiento RAS, con los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC., a la cual no pudimos asistir por culpa de nuestra ideosa dentista, pero cuyo contenido pueden dar cuenta en el siguiente vínculo http://elportaldelagente.mx/movimiento-ras-necesita-la-ayuda-de-todos/, que ya en siguientes Entretelones le daremos el abordaje correspondiente.