López Obrador le pedirá un favor al presidente Peña

López Obrador le pedirá un favor al presidente Peña

Carlos MONCADA OCHOA    AMLO le pedirá en estos días a Peña Nieto que le haga un paro.   Y así es como se hacen los chismes. Van a decir que int

Si Ricardo Anaya pierde dentro del PAN, ¿cómo le irá afuera?
Puntos incomprensibles en los episodios delictivos
Peña garantía estabilidad macroeconómica, es decir, para los ricos

Carlos MONCADA OCHOA

   AMLO le pedirá en estos días a Peña Nieto que le haga un paro.

  Y así es como se hacen los chismes. Van a decir que intercambian favores como cuates, dizque acuerdos en lo oscurito, y qué sé yo. En resumen, le pedirá que presente ante las Cámaras, como si fuera suya, la iniciativa de Ley para crear la Secretaría de Seguridad.

  No es la primera vez que el Presidente electo le pide una cortesía así al que va a salir (“cortesía” es el término indicado; eso de “paro” es para la chusma). Se la pidió Peña Nieto, en su momento, a Felipe Calderón, aunque no recuerdo el contenido de la iniciativa

  Se trata de ahorrar tiempo para que el 1º de diciembre, al mismo tiempo que el presidente López Obrador, estrene Secretaría Alfonso Durazo y se ponga a trabajar en uno de los temas urgentes (¿cuál no lo es?). No hay duda de que Peña accederá.

  Aquí la noticia de interés no será que dos presidentes, el que se va y el que entra, de partidos distintos, antiguos adversarios, se comporten como individuos civilizados, sino cómo van a conducirse los diputados y los senadores que deberán analizar y presumiblemente aprobar la iniciativa. 

  ¿Van a aprovechar los legisladores priistas y panistas para pegarle duro a AMLO, que como resultado del triunfo de MORENA los ha dejado en la orfandad política y sin chamba? No dudo que algunos, aunque voten a favor para darle gusto a su jefe Peña, podrían descarriarse y pronunciar discursos agresivos. Pero creo que la mayoría verán en esto la oportunidad de quedar bien con el Presidente que llega, que se  vea como amigos, que reciba una buena impresión. Los señores son políticos, de eso viven y viven muy bien. Cuidan la papa (otra vez el lenguaje de barrio). Presiento que será divertido observar sus reacciones.

FALTA QUE HABLEN LOS BURÓCRATAS FEDERALES

  Ya todo el mundo, incluso esta columna, habló sobre el plan de enviar a las secretarías de estado a diversas poblaciones del país, y la mayoría de los opinólogos condenó el proyecto al fracaso.

  Todo el mundo, menos los que serían los afectados: los burócratas de dichas Secretarías. Se sabe que el movimiento costará miles de millones de pesos que habrá problemas para los gobiernos locales que reciban un gentío de la noche a la mañana, que quienes gozan de buen clima en el altiplano irán a caer en el verano infernal de Sonora o en el paraíso de los temblores en Oaxaca o en las inundaciones de Tabasco…, pero no sabemos cómo reaccionarán los burócratas que reciban la orden de cortar o congelar relaciones de años en México,  dejar casas propias por departamentos rentados,  sacar a sus niños de las escuelas,  separar a los novios de las novias.

  ¿Qué tal si la respuesta de esos trabajadores se concreta en millones de amparos contra la orden de movilización? ¿Les pagarán indemnización? ¿De dónde, señor?

  No veo en mi bola de cristal lo que pasará, pero me alegra vivir para dar cuenta de este extraño caso. ¡Tenía que suceder en México!

 

carlosomoncaca@gmail.com