Lo que la política no divide

Lo que la política no divide

Resulta por demás evidente el entramado de relaciones familiares y de amistad entre integrantes de la clase política regional, cuyos intereses particu

Traficantes de influencias
Urge el voto informado
Pólvora mojada

Resulta por demás evidente el entramado de relaciones familiares y de amistad entre integrantes de la clase política regional, cuyos intereses particulares a veces los lleva a trincheras partidistas distintas, desde donde pretenden defender sus tradicionales privilegios a través del apoyo popular en las urnas.

Y ni asustarse con dicha realidad que tan claramente se vive en Hermosillo, Cajeme, Nogales, San Luis Río Colorado, Guaymas, Navojoa, Agua Prieta, solo para citar algunas plazas, donde cada tres años varios apellidos de abolengo se disputan posiciones electorales, sin que ello signifique rompimiento de lazos afectivos, financieros y demás, incluso a pesar de haberse confrontado desde partidos distintos.

Fulano es primo de mengano; ella es hermana de zutano, él es cuñado de perengano; ella es socia o él es socio de zutano y mengano, y así por el estilo se escucha en referencia a las relaciones públicas de personajes que despliegan activismos electorales en estos días y que transitan en partidos distintos o incluso que se desempeñan en el servicio público

Quizás no se pongan de acuerdo en las siglas en las cuales simpatizan, pero en lo esencial sus intereses son similares y no discrepan en cuanto a relaciones de amistad de sus vástagos o dependientes, en negocios y/o intereses sociales comunes, dejando que la confrontación sea entre estratos inferiores de partido, entre votantes y sectores inferiores de clase.

Manlio Fabio Beltrones

Eso es lo que la política no divide y como ejemplo está la suma de esfuerzos anunciada este lunes, entre las Fundaciones GANFER y Beatriz Beltrones en favor de la detección oportuna de cáncer y en busca de mejores opciones de desarrollo personal a través del autoempleo para quienes más lo necesitan.

Detrás de la frescura de las imágenes de Sylvana Beltrones Sánchez y Luisa Alejandra Gándara Fernández, abajo firmantes del convenio de colaboración, están Manlio Fabio Beltrones y Javier Gándara Magaña, añejos adversarios en la arena política, incluso desde que el segundo militaba en el PRI y más ahora por su calidad de emergente santón del PAN en Sonora.

Dicha confrontación político partidista no dividió el espíritu solidario de sus jóvenes hijas, quienes pactaron sumar alrededor de 35 años de permanencia de los organismos que ahora presiden en tareas de la asistencia social entre los sectores más desprotegidos de Sonora.

En el ceremonial de firma de convenio ante el notario José Arturo Soto, asistieron el exalcalde panista el ya mentado Gándara Magaña y su esposa, la fundadora de la fundación GANFER, Marcela Fernández, así como el tradicional séquito de damas que siempre la acuerpan, faltando sólo la presencia de Manlio y su esposa Silvia, promoventes e impulsores iniciales de la fundación que lleva el nombre de la Mamá del exgobernador de Sonora.

Por supuesto que dicho protocolo tiene profundo y fuerte impacto en el proceso electoral que corre y si bien habrá quienes nieguen dicho propósito, lo cierto que es un muy buen punto para apuntalar en el primer lugar de las preferencias ciudadana a la cabeza de la fórmula del PRI-Panal-Verde al Senado de la República y que debe haber causado escozor en segmentos del PAN.

Manuel Ignacio Acosta

Hace unos días fue un trágico accidente lo que reveló relaciones afectivas entre representantes de nuevas generaciones de integrantes de la clase política que ahora andan en partidos distintos y ahora no fue el infortunio, sino un acto derivado de la voluntad y solidaridad de dos jóvenes mujeres que la política no las ha dividido ni confrontado en sus propósitos de ayudar a la gente.

Sumado a los efectos de ese convenio, está el trabajo e intenso activismo que despliega Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez apuntalando a la mancuerna que se mantiene a la cabeza de las preferencias electorales, frente a adversarios empantanados, unos en cantaleta monotemática y/o tirándose al piso a la menor provocación y otros buscando bronca y retando hasta sus propias sombras, además de desplegar estrategias de corte fascista para posicionarse.

Por lo demás, nada nuevo en lo general arrojó otra encuesta sobre cómo andan las preferencias electorales en Hermosillo, ratificando a Ernesto de Lucas Hópkins como ocupante de la posición de absoluto puntero en cuatro fundamentales reactivos.

De acuerdo al levantamiento de la casa encuestadora Sigma, el popular “Pato de Lucas” saca muy buena brecha al resto de quienes pretenden ganar la alcaldía de Hermosillo, léase la expanista Célida López Cárdenas, la panista Myrna rea; el expanista Carlos León  y los simpatizantes del PAN, Norberto Barraza y José Guadalupe Curiel.

En el reactivo sobre el conocimiento de la gente, al Pato dijeron conocerlo el 77 por ciento de los entrevistados, en tanto que para la señora Rea del PAN correspondió un 24 por ciento; a la orate ahora en MORENA, Célida López 21 por ciento; al Charly de Movimiento Ciudadano el 18 por ciento; y 15 y 12 por ciento para Barraza y Curiel, respectivamente.

Ernesto de Lucas Hópkins

Respecto a la percepción ganadora, el 47 por ciento de los hermosillenses cree que el próximo alcalde capitalino será “El Pato de Lucas” y de locura que la foránea y desconocida López Cárdenas tenga un registro del 15 por ciento, dos puntos arriba que la señora del fierro, repartiéndose piscachas del 3, 2 y 1 por ciento los abanderados del MC, el independiente y el del MAS.

En preferencia electoral efectiva, al reactivo de por cuál candidato votaría, la propuesta del PRI-Verde-Panal aumentó su ventaja con un 41.4 por ciento de preferencias y se rezaga la de MORENA con un 27.6, despuntando levemente la del PAN con 19 por ciento, dejando con un 6.9, 3.4 y 1.7 por ciento al del MC, independiente y MAS, respectivamente. Y eso que aún no empiezan las campañas.

Por otra parte, excelente la participación de David Palafox Celaya en un debate convocado por los depreciados chamanes de la Calle Mina y al que acudieron Lorenia Valles Sanpedro y José Serrato Castell, también aspirantes a la diputación federal por el distrito 03, Hermosillo Norte.

Mucha pieza Palafox Celaya como activista de muchos años en la capital de Sonora, que lo hace enterado de necesidades y aspiraciones de la gente, además de su probada capacidad en materia legislativa, frente a un Serrato con el pesado lastre de la corrupción de la que formó parte durante el gobierno de Padrés, desencanchado y disperso, en tanto que la experredista deberá interiorizarse más de la realidad del distrito que aspira representar en San Lázaro, aunque con todo y sus limitaciones, se percibió que fue superior al panista.

David Palafox Celaya

Por rumbos de MORENA, haría bien Alfonso Durazo meterle colmillo y autoridad acorde a su condición de dirigente estatal, para que su cabeza de fórmula al senado, Lilly Téllez se esfuerce más en conectar el cerebro con los dedos a la hora de operar sus redes sociales, porque en los últimos días ha dejado ver dramáticas rusticidades que hasta hace poco eran desconocidas en su perfil.

Su condición de mujer no le da licencia para para constituirse en promotora de linchamientos en contra de representantes de medios de comunicación que hacen críticas al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y que ejercen el derecho que ella ejercía antes de recibir el regalo de la candidatura al Senado.

Lamentable la tendencia fascistoide de esa señora dedicada de cuerpo entero a la denostación de quienes piensan distinto a ella y sin ocuparse de tareas esenciales de una campaña, que para eso se dedica su compañero de fórmula con toda y su glamorosa parafernalia que le da en lucir ante la pobretada, que llama a votar contra políticos que se hayan hecho ricos a costa del gobierno.

A propósito de la necesidad de conectar la lengua, pero en este caso con el cerebro al plantarse frente a un micrófono en cabina de radio, pues vaya que Salvador Díaz Holguín habrá de aprender dura lección y tener cuidado cuando vomite estupideces.

Alfonso Durazo

El dirigente del sindicato del ayuntamiento de Hermosillo, fue objeto de una denuncia penal por parte del Coordinador de Servicios Públicos, Luis Fernando Pérez Pumarino, quien con justa razón tuvo dicha reacción frente a las infamias del atrabiliario sujeto, quien en su obsesiva y paranoica posición en contra de la patronal, ni siquiera respeta a los muertos ni a sus deudos y se aventó la jalada de asegurar malas prácticas que realizan sus propios sindicalizados en el manejo de exhumaciones de cadáveres.

Pues no fue lejos por la respuesta a tales calumnias, porque Pérez Pumarino radicó la denuncia en la instancia correspondiente y como el miedo no anda en burro y sabe que sos insostenibles sus dichos, el lenguasuelta tramitó el amparo 634/2018 en el Juzgado Primero Penal en contra de una orden de aprehensión que seguramente será liberada.