Lo peor de lo mismo

Lo peor de lo mismo

Al menos en otros tiempos se guardaban las formas y a pesar de los instrumentos de dominación a su servicio, se procuraba simular que las cosas se hacían de la forma correcta, al atenderse y cumplirse con normas escritas y no escritas en el ejercicio de gobierno

Si las cosas van bien, ¿mejorarán?
Muchos en la rifa del tigre
Partidocracia, transfuguismo

Al menos en otros tiempos se guardaban las formas y a pesar de los instrumentos de dominación a su servicio, se procuraba simular que las cosas se hacían de la forma correcta, al atenderse y cumplirse con normas escritas y no escritas en el ejercicio de gobierno.

Con la llamada cuarta transformación llegó la franqueza, el descaro, la desfachatez y la crudeza, donde dejaron de ser básicas toda una diversidad de premisas que garantizaban necesarios equilibrios en el complejo entramado social, económico y político del país, mantener una precaria gobernabilidad y posibilitar condiciones para mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Podrían considerarse como lo de menos las trapacerías tan al estilo del PRI, PAN o del PRD que derivó en la anulación del proceso de MORENA para elegir a su nueva dirigencia nacional y dirigencias estatales, pero también en dicho entorno se refleja su inclusión en el avanzado proceso de descomposición del sistema político mexicano a pesar de ser un partido de reciente creación.

El gradual desmantelamiento de organismos autónomos mediante la incorporación de incondicionales a los mismos; la ruptura del pacto federal al dejar en letra muerta postulados constitucionales en favor de los Estados y los Municipios; restituir prácticas presupuestales corruptas, y supeditar conveniencias políticas particulares a nuestra carta magna, son el pan de cada día en este México de hoy.

Jaime Bonilla y AMLO. Cinismo en planta

Dos referentes inmediatos dejan ver que con MORENA en el ejercicio del poder político en México, de ninguna manera es más de lo mismo de aquel PRI o aquel PAN cuando despachaban en Palacio Nacional, que de ser así, bueno fuera a la luz de los resultados de estos fallidos más de once meses del rústico e incompetente presidente Andrés Manuel López Obrador.

Han resultado peor de lo mismo y como muestra, está la estratagema fraguada en el primer círculo presidencial para que Jaime Bonilla extienda por cinco años su gestión como gobernador de Baja California, cuando fue electo para un período de dos años, en lo que constituye un plan piloto, un laboratorio experimental, con miras de aplicarse a nivel presidencial con evidente complicidad de la cooptada Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El otro referente reciente, es la designación de Rosario Piedra Ibarra a la presidencia de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, cuyos reconocidos antecedentes familiares como víctimas de la guerra sucia y sus luchas junto a su madre, Rosario Ibarra de Piedra para dar con su hermano desaparecido, no corresponde a la fraudulenta votación en el Senado de la República y que con ella en la titularidad de la CNDH, dicho organismo deje de ser autónomo.

Hasta ahora, en la selección de integrantes de organismos autónomos se había cuidado mucho el hacer efectivos candados para evitar la incorporación de perfiles abiertamente partidistas y/o progobiernistas, como premisa básica para garantizar dicha autonomía y que su actuar fuera ajeno a compromisos e incondicionalidades.

Hasta en encuestas cuchareadas y oficialistas cae AMLO

Psicóloga de profesión y activista junto a su madre en la lucha por desaparecidos, Piedra Ibarra hasta hace poco fue secretaria de Derechos Humanos del CEN de MORENA, además de haber sido candidata a diputada local a la legislatura de Nuevo León en la elección pasada y muy cercana a los afectos presidenciales, son rasgos de un perfil que no garantiza su objetividad para el abordaje de violación de derechos humanos atribuibles al Gobierno Federal o de autoridades del partido en el que milita.

Y lo anterior es indiscutible independientemente a si se ratifica o no su nombramiento luego del alud de impugnaciones que cuestionan la legalidad del trámite de votación, ejercicio trinquetero que veremos mucho en los próximos meses toda vez que es evidente que López Obrador va por el control del Instituto Nacional Electoral, el IFAI, la Auditoría Superior de la Federación, entre otros organismos autónomos que tiene en la mira para que no sean obstáculos en sus ansias absolutistas.

Y en ese peor de lo mismo se incluye la escalada criminal histórica que sufrimos los mexicanos mientras López Obrador se mantiene en la inacción y aferrado a fantasías estúpidas y que en materia económica ya suframos los efectos del crecimiento cero, sin que tengamos idea si habrá reconsideraciones y rectificaciones frente a la abrupta caída en los niveles de aceptación ciudadana que registran todas las encuestas, incluidas las cuchareadas, como reacción inmediata a sus frecuentes desbarres.

Por otra parte, está semana es definitoria para el futuro del país en el corto plazo, toda vez que a más tardar del viernes próximo, la cámara de diputados deberá definir los criterios de la distribución del gasto público federal para el año próximo, cuando la materia base de la propuesta presidencial amenaza la viabilidad financiera y presupuestal de Estados, Municipios y sectores productivos, al privilegiar programas asistenciales populistas.

Raúl Navarro Gallegos

Para efectos de Sonora, también el viernes vence el plazo para que vía el secretario de Hacienda, Raúl Navarro Gallegos, la gobernadora Claudia Pavlovich haga llegar a la 61 Legislatura el paquete económico y fiscal para el 2020, en el marco de un entorno muy desventajoso ante la tacañería y mezquindad federal e inequidad distributiva que se resume en que a cambio de los alrededor de 116 mil millones de pesos que aportará Sonora en recaudación prospectada para el 2020, la Federación regresará vía participaciones sólo 40 mil millones de pesos.

Así las cosas, crece la acumulación de desengaños por una nueva clase política dominante que detrás de muletillas como esa de primero los pobres, los distingue su aristocracia cínica y excluyente, así como proverbial incompetencia para gobernar, con lapidarios efectos entre amplios sectores liberales y progresistas de este país en apurado proceso de deslinde, ya que se niegan a pasar a la historia como cómplices de quienes llevan al país a la bancarrota.

Ya veremos en qué términos se desarrolla el debate y los procesos de consenso entre los grupos parlamentarios del Congreso del Estado, así como el resultado del tradicional cabildeo con instancias del Poder Ejecutivo, para acordar el acomodo de la recortada y pequeña cobija presupuestal que propone e impondrá el Gobierno Federal.

En prospectivas nada positivas, alienta que la gobernadora Pavlovich al menos consiga beneficios para ciudadanos de los municipios de Nogales, Agua Prieta, Cananea, Naco, Nacozari, Bacoachi y Santa Cruz, quienes se encuentran bajo el esquema de tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC), recibirán un apoyo especial para poder cubrir el costo de su recibo en 2019 y 2020, y así poder hacer frente al crudo invierno que ya está encima.

La gobernadora Claudia Pavlovich y Hugo Alberto Niebla, gerente división Noroeste de la CFE

Y lo mejor de todo es que la mandataria ya inició las gestiones para que se mantenga para el año próximo, el subsidio a la tarifa 1F de la Comisión Federal de Electricidad, que como se sabe, beneficia a los usuarios de los 72 municipios de la entidad y permite hacer frente sin altos costos el ardiente verano sonorense, y seguramente lo logrará.

Reportan un constructivo encuentro de la gobernadora con Hugo Alberto Niebla Mendoza, gerente división Noroeste de la CFE, en el cual también estuvieron Natalia Rivera Grijalva, jefa de la Oficina del Ejecutivo Estatal; el ya citado Raúl Navarro Gallegos, secretario de Hacienda; Daniel Galindo Ruiz, tesorero del Estado de Sonora; José Luis Escobedo, jefe de Departamento de Facturación y Cobranza de CFE, entre otros directivos de la paraestatal.

Mientras tanto, vaya el drama que reportan de varias comunidades de la sierra de Sonora, en donde envalentonados grupos de sicarios de forma abierta y ostensible se han convertido en los dueños absolutos que se dan el lujo de revisar y quitar celulares, expropiar bienes como reses, vehículos e incluso ranchos y que se pasean en la vía pública armados hasta los dientes, amenazando de muerte a quien retobe, e incluso tales amenazas son cumplidas.

Lo ocurrido en Bavispe y la caja de resonancia que representa la identidad de las víctimas de la barbarie, sólo es la punta del iceberg de una situación que se vive a lo largo de todos los municipios de la región serrana sujetos a la disputa territorial de bandas del narco, que mantiene con el alma en un hilo a sus habitantes; a los Ayuntamientos prácticamente inmovilizadas dada su desventaja logística y la fuerza del gobierno estatal supeditada a la conocida estrategia federal de dejar hacer.

David Anaya Cooley

Una buena noticia lo es sin duda el anuncio de la gobernadora Pavlovich de que ante la negativa de la Fiscalía General de la República de atraer la indagatoria del caso Bavispe y en complimiento a tratados binacionales, solicitará la colaboración del FBI para que esos crímenes no queden impunes e inferimos que el eventual éxito de tal colaboración, impactará positivamente al resto de los municipios donde la maña ha sentado sus reales.

Sabemos de la decidida posición de la gobernadora para defender vidas y bienes de la gente decente de Sonora, así como el carácter y capacidades operativas del secretario de seguridad, David Anaya Cooley y también sabemos que en dichos esfuerzos no cuentan a cabalidad con el apoyo federal y a eso se atienen esos envalentonados grupos del narco, quienes sin duda estuvieran al menos replegados si en la distribución de elementos de la guardia nacional, se hubieran atendido criterios que demanda la realidad que se vive en esa región de Sonora.

Y aún estamos estremecidos por la muerte de la historiadora Raquel Padilla Ramos, a quien conocimos por su notable protagonismo portando el estandarte de la cultura e historia de la tribu yaqui, su defensa como pueblo originario, y sus notables aportaciones a la lucha en contra del acueducto El Novillo, además de su maduro y documentado feminismo, así como su irreductible exigencia de justicia a mujeres víctimas de la violencia de género.

Raquel Padilla Ramos

Paradójico el que su muerte haya sido tipificada como feminicidio y que el responsable sea integrante de la etnia por la que tanto luchó, y la neta que nos estremecen el alma tales circunstancias, pero prevaleciendo nuestra percepción de que eso quedaría en lo irrelevante ante todo su legado y que su victimario recibirá el castigo que se merece. En paz descanse Raquel Padilla Ramos.

Y también en paz descanse Don Darío Ponce de León, papá de nuestro querido amigo e influyente periodista Gerardo Ponce de León Moreno, también conocido como el doctor Pin Shivago, a quien enviamos nuestro afecto y comprometida solidaridad ante tan irreparable pérdida.