Lo dicho, más de lo mismo

Lo dicho, más de lo mismo

Para efectos de los sonorenses, rústico y patético el papelito de la senadora Lilly Téllez, quien de su rabioso rechazo a reformas constitucionales qu

Pasarelas y exhibiciones
El derecho a sospechar
Tiempo de definiciones

Para efectos de los sonorenses, rústico y patético el papelito de la senadora Lilly Téllez, quien de su rabioso rechazo a reformas constitucionales que eviten el avasallamiento del Poder Legislativo al Ejecutivo Estatal, se alineó y aprobó consecuencias de modificaciones recientes en el Estado de Chiapas para que dicha entidad tenga como gobernador a un senador con licencia.

Rápido enseñó el cobre la bancada mayoritaria en la Cámara Alta del Congreso de la Unión, al protagonizar el hecho inédito de votar en la misma sesión de apertura dos veces un mismo asunto, primero para negar la licencia al senador Manuel Velasco y luego autorizarla previo el compromiso de ceder a MORENA cinco de integrantes del grupo parlamentario del Partido Verde.

Y en esa faramalla participó la diva del micrófono, contrario a sus pontificias retahílas respecto a su compromiso de hacer las cosas de forma distinta, con el agravante de que ni en los tiempos del más férreo control priista se atrevieron a ejecutar cosa parecida y así ahora dejar en claro que la invocada “cuarta transformación” no es otra cosa que la restauración del viejo presidencialismo.

Para la hilaridad las justificantes de la siempre crispada e incongruente señora, quien a lo mejor dicho desbarre fue producto de su novatez y maleable condición, sin que sepamos si tiene disposición para rectificar, pero que por lo pronto la deja ver como lo que es: un simple peón de intereses ajenos a su representación por Sonora y lo peor, dejar ver infantil cinismo en sus alegatos para justificar haber sido parte de esa faramalla.

Sylvana Beltrones

Hay que subrayar que en esa mascarada operada por el mismo Andrés Manuel López Obrador para conseguir la mayoría absoluta en el Senado, participaron representantes de otros partidos, incluido el PRI, que en el caso de Sylvana Beltrones aseguró que se trató de un cortesía parlamentaria, agregando que de la misma forma se autorizará la licencia a Alfonso Durazo cuando se vaya al gabinete federal.

Pero si bien su manejo no riñe con lo que tradicionalmente ocurre con los del PRI, además de su cercanía con el Partido Verde, se equivoca la senadora priista, ya que es muy distinto autorizar licencia a quien se va de funcionario federal a otorgarla a quien será senador con licencia y a la vez gobernador.

Un viejo conocido de los hermosillenses, el tabasqueño Nicolás Bellizia, cuestionó severamente la actuación del Senado al calificarla como un atropello a la legalidad y a los procedimientos internos de ese órgano legislativo e incluso extendió sus críticas a sus compañeros de partido al sumarse a la línea ordenada por el presidente electo.

Bellizia es diputado actualmente y lo tratamos cuando en el 2012 fue delegado del CEN del PRI en Hermosillo, sumado a la campaña de Manuel Ignacio Acosta en su fallido primer intento por ser alcalde del municipio capitalino y la verdad es que es muy bragado el bato.

En fin, por el riesgo de ser demandado penalmente, ya no vamos a abundar ni mucho menos criticar a la díscola locutora, que como la Chimoltrufia como dice una cosa dice otra y ni modo, así votó la mayoría de los sonorenses, para resumir que los pueblos tienen los gobernantes que merecen y de eso veremos mucho en los siguientes meses, porque con esa señora no se puede esperar otra cosa.

Luis Mario Rivera Aguilar

Por cierto, luego de la amafiada relación entre MORENA y el PVEM, el que puso las cosas en claro en Sonora fue el dirigente estatal y diputado plurinominal electo, Luis Mario Rivera Aguilar, al ratificar su apoyo al proyecto de gobierno de Claudia Pavlovich.

Dicho posicionamiento echa por tierra elucubraciones respecto a su presunta suma a la bancada del partido franquicia de Alfonso Durazo e incluso subrayó que el apoyo a la mandataria estatal es su prioridad, descartando que dicho apoyo violente la autonomía del Verde, que como partido mantendrá su activismo por causas ecológicas y protección al ambiente.

Y así se han manifestado los diputados del Partido Nueva Alianza, el de mayoría Fermín Trujillo Fuentes y el plurinominal, Javier Duarte Flores, quienes a pesar de los escarceos afectivos entre el morenismo y Elba Esther Gordillo, se mantienen en alianza con el PRI y con el gobierno estatal y luce lógico, toda vez la constructiva y eficaz relación en materia educativa y sindical, aspectos que están muy por encima de cuestiones de orden nacional.

A ese respecto, el dirigente estatal del PRI, Gilberto Gutiérrez Sánchez reconoció la verticalidad ideológica de ambos diputados locales electos del Panal, confiando en que serán aliados de la representación de su partido en la próxima legislatura estatal, así como lo será el del Verde, para sumar entre todos ocho votos.

Fermín Trujillo Fuentes

Gutiérrez Sánchez compareció en la Mesa Cancún y ante las víboras de ese espacio de reflexión, calificados como opinólogos y comentócratas por la senadora ecléctica, informó que en la sesión del martes de la Sala Superior del TRIFE en Guadalajara, se reconocieron los triunfos de su partido en los municipios de Yécora y Bavispe.

Ambos resultados fueron impugnados por MORENA, fracasando Alfonso Durazo en restaurar su abollada corona en su solar nativo, frente a la paliza que propinó Cornelio Vega a su peón, en tanto que en Yécora se ratificó el triunfo de Yadira Espinoza Méndez, quien superó con sólo 12 votos a la representación morenista.

Como siempre, buena la entrevista con el dirigente priista, quien entre otras cosas consideró que el exgobernador Eduardo Bours Castelo está en todo su derecho de opinar lo que desee de su partido, así como cualquier militante puede hacerlo, en tanto que igual, subrayó que de igual forma pueden levantar la mano para aspirar a candidaturas, refiriéndose a pregunta expresa a Ricardo Bours Castelo y a Ernesto Gándara Camoú.

De reconocer el aplomo de Gutiérrez Sánchez al analizar las condiciones actuales de la organización que representa, así como su claridad respecto a las tareas que vienen con miras a la recuperación de su competitividad, no necesariamente confiando en los desbarres que vengan de la nueva fuerza política dominante, sino apostándole a la consolidación interna y al compromiso con los sonorenses.

Jaime Moreno Berry

Por lo demás, la reacción de Jaime Moreno Berry al ser desalojado de la dirigencia del PT en Sonora, es muy similar a la de los dirigentes de los concesionarios al levantar el paro del transporte urbano en Hermosillo, que no es otra cosa que someterse a lo inevitable para no acabar en peores condiciones.

En ambos casos disfrazaron sus estados de ánimo mediante la argucia de ante todo salvar su dignidad, que salvo rusticidades de unos y otro, abona a evitar mayores daños al entorno donde se desenvuelven, que en el caso de los concesionarios, implica a miles de ciudadanos.

Resulta una vacilada el que José Luis Gerardo Moreno asegure que levantaron el paro para no afectar a los usuarios, dado que asegura que fracasó el operativo emergente que se instrumentó para facilitar el traslado de los ciudadanos ante la falta de unidades.

La neta que se salió nuestro amigo con esa puntada, así como se salió Moreno Berry al asegurar que el arribo de Ana Gabriela Guevara a la dirigencia del PT fue por recomendación suya, lo cual es cosa menor frente a los efectos de parar el servicio de transporte, tanto en lo que se refiere a la crispación ciudadana, como a las acciones legales que serán ser aplicadas por el estado ante esa presión irracional.

Si bien el día del paro respondió la solidaridad ciudadana y resultó efectivo la suma de taxis, unidades especiales y autos del sector gobierno, obvio que si afectó la normalidad citadina, ya que sabemos de alto ausentismo por ejemplo en la Universidad de Sonora y en el sector comercio del Centro de Hermosillo, además de que las calles lucieron más retacadas de autos que de costumbre.

Miguel A. Jiménez Llamas

Son fregaderas lo que hicieron y harían bien los concesionarios de buscar y encontrar otras formas de presión para cobrar deudas al gobierno, en lugar de atentar en contra de quienes sin ellos no tendrían ningún negocio.

Para acabarla de amolar, quisquillosos en la cobranza de adeudos por subsidios que según esto les debe el gobierno estatal, en cambio ya se supo que la empresa “Sociedad Integradora y Concentradora del Transporte Urbano del Municipio de Hermosillo, S.A. de C.V”, se resiste a pagar al IMSS 103 millones de pesos de cuotas obrero-patronales, así como por concepto de retiro, cesantía y vejez.

El delegado del IMSS en Sonora Miguel Angel Jiménez Llamas, detalló que dicha empresa cuenta con 751 trabajadores registrados ente esa institución, de lo cual se deriva atención médica para más de tres mil derechohabientes, los cuales están en riesgo de obtener tales beneficios ante la omisión patronal.

El funcionario federal señaló que la representación de SICTUHSA ha incumplido a los requerimientos reiterados del pago, pese a los acercamientos y reuniones realizadas en conjunto con dependencias del Gobierno del Estado, resultando sólo en un pago parcial del adeudo en enero pasado para después tirarse a perder.