¿Le indigna a Ud. que Padrés pueda quedar libre? ¡Dé vuelo a su fantasía!

¿Le indigna a Ud. que Padrés pueda quedar libre? ¡Dé vuelo a su fantasía!

Carlos MONCADA OCHOA No hay mal que por bien no venga. Da coraje que los jueces federales le vayan quitando obstáculos a Padrés, a fin de otorgarle

¿Contagia el virus que dejó en Salud el doctor Campillo?
LUNES CULTURAL: esta semana, Día del Maestro y de los Museos
Barrerá AMLO la corrupción como barren las escaleras: de arriba para abajo

Carlos MONCADA OCHOA

No hay mal que por bien no venga. Da coraje que los jueces federales le vayan quitando obstáculos a Padrés, a fin de otorgarle la ansiada libertad. Pero esa misma situación le permite al sonorense dar vuelo a sus fantasías políticas.

Me acaba de informar una amiga muy querida que en donde vive se maneja, con visos de absoluta certeza, que el presidente Peña está detrás de estos enjuagues porque, y esta conclusión es fabulosa, el verdadero candidato de Peña no es Meade sino Ricardo Anaya. ¡Anaya, el nazi!

No veo que relación tendría Padrés, el delincuente que paga costosos abogados con el mismo dinero que se robó, con la candidatura de Anaya. No sé por qué, si Peña quiere que lo suceda en el poder Anaya daría tantos rodeos, con la consecuencia de que no sólo él, que al fin de cuentas dará por terminado su sexenio, sino sus colaboradores y su partido se hundirían.

Está probadísimo que entre más descabellada es la versión que se lanza a los amantes del absurdo, más crédulos la aceptan y la repiten. En fin…

Lo que no se ha dicho en las esferas políticas locales es si la Fiscalía Anticorrupción no tiene listas dos o tres expedientes para acusar a Padrés y socios de delitos que son competencia de las autoridades judiciales de Sonora, pues los que se está quitando de encima son los federales.

No más falta que cuando se decida la Fiscalía a actuar resulte que los delitos hayan prescrito. Por fortuna los diputados presumen de que estudian el endurecimiento de las penas contra los funcionarios que roben… en el futuro.

 

LOS ABSURDOS BANCARIOS

La cámara de compensación de Hermosillo resolvió que la firma que puse en  uno de mis cheques no era la mía. Recuerdo que delante de la secretaria que me veía llenar el documento con cuidado, dije que escribía con lentitud porque los bancos ahora rechazan los cheques con el menor manchón.

Pero no me había pasado que rechazaran mi firma porque no era mi firma.

Fui al banco que tenía en su poder el documento y la condena estaba expresada en no más de nueve palabras. Busqué la prueba de que mi firma no era mi firma adherida a la copia del documento, tal vez un dictamen grafológico que explicara que se había hecho tal o cual prueba que demostraba que aunque había firmado, no había firmado. No lo había, desde luego.

¡Qué manera estúpida de hacerme perder el tiempo! Cuantos cheques firme en lo sucesivo habrá que esperar el dictamen caprichoso de alguien que se rasca la panza mientras dice: esta firma no es tu firma, no es tu firma esta firma… Y dicen que Sonora se halla en pleno progreso. ¿Qué sería si estuviera atrasado?

 

carlosomoncada@gmail.com