Las dos sorpresas de Claudia: una grata, una penosa y las dos, difíciles

Las dos sorpresas de Claudia: una grata, una penosa y las dos, difíciles

Carlos MONCADA OCHOA      Que hay carácter, lo hay, ¡ni hablar!, y es que “cuando hay que tomar una decisión, hay que tomarla”, le dijo ayer Claudi

Que repararán el auditorio de Navojoa. ¿Quién se acuerda?
¿Ternas propuestas por ciudadanos? ¡Cuéntenme una de vaqueros!
En el caso de Javier Duarte, calma, amigos, no hay otra

Carlos MONCADA OCHOA

     Que hay carácter, lo hay, ¡ni hablar!, y es que “cuando hay que tomar una decisión, hay que tomarla”, le dijo ayer Claudia Pavlovich a la periodista Soledad Durazo. Se trata, en plural, de dos decisiones. Una me parece penosa porque estoy convencido de que tanto el ex fiscal general Rodolfo Montes de Oca como el ex secretario de seguridad Adolfo García Morales realizaron el máximo esfuerzo en el desempeño de sus cargos.

   El derramamiento de sangre llegó a un nivel insoportable, es cierto. Pero la acción de las bandas homicidas no son un problema solamente de competencia local sino también federal. Si los delincuentes que operan en Sonora quieren ejecutar a alguien, para eliminar riesgos pueden pedir un matón de Guerrero, Veracruz o cualquier otra entidad para que venga a hacer “el trabajo” y  se regrese a su lugar de procedencia de inmediato y con su paga, seguro de que nadie lo identificará.

  Estas situaciones y otras no pueden resolverse con únicamente el cambio de funcionarios, pero ese cambio debe ser apenas el principio. En la entrevista citada, la gobernadora dijo que salía a México para reunirse con el Presidente electo y es de suponerse que ahí estaría Alfonso Durazo, inminente secretario de Seguridad. Están demasiado próximas las renuncias y la reunión con AMLO para dudar de que son episodios de un plan previamente diseñado.

  Qué bueno que de una vez se entrelazan opiniones y planes de los titulares del Ejecutivo estatal y el federal. Ojalá que se aproveche la coyuntura para aliviar la tensión de las bancadas PRI-PAN y MORENA porque en este momento delicado se necesitará a la legislatura unida. Nadie olvida que el Poder Legislativo es factor importante en el nombramiento del nuevo fiscal general.

EL TRANSPORTE URBANO

  La otra decisión, también difícil pero grata para la enorme cantidad de personas que en Hermosillo hace uso del transporte público (y me apunto entre los usuarios, aunque no lo utilice de manera cotidiana) es el que concierne a ese servicio.

   En este campo, como en el de seguridad, se habían sobrepasado los límites. Hasta finalizar el sexenio de Padrés, los concesionarios afirmaban que el gobierno les debía dinero por concepto de subsidios, y el gobierno sostenía lo contrario: que los concesionarios no habían pagado un buen número de unidades. Creo que lo más grave fue descubrir que los patrones descontaban a los choferes las cuotas del ISSSTESon pero no las entregaban a la institución.

  Recuérdese, volviendo a la negra época de Padrés, que en la confusión de declaraciones llegó un crédito para fortalecer el servicio y los millones sólo estuvieron un día en el banco, porque se los robaron los padrecistas y a la fecha se ignora si alguna vez serán recuperados.

  Ahora que el Gobierno del Estado toma bajo su responsabilidad ese servicio público (sólo en Hermosillo, por lo pronto), es claro que no se mejorarán las unidades ni la eficacia como por arte de magia. La gobernadora Pavlovich no dio un plazo concreto para apreciar el cambio, tal vez tres o cuatro meses, sugirió. Bueno, vamos bien. A ver qué comenta doña Claudia al respecto en su próximo informe de gobierno.

 

carlosomoncada@gmail.com