La nueva democracia

La nueva democracia

Desde cualquier punto de vista, positivo el arribo de Ana Gabriela Guevara a la dirigencia estatal del Partido del Trabajo en Sonora, para de esa form

Maloro alza la voz
Amplían mega región
A la baja ola AMLO

Desde cualquier punto de vista, positivo el arribo de Ana Gabriela Guevara a la dirigencia estatal del Partido del Trabajo en Sonora, para de esa forma poner fin a más de dos décadas de cacicazgo y denigrante mercantilismo político de Jaime Moreno Berry.

Un altero así de elucubraciones mediáticas, se han acumulado sobre ese tema luego de darse a conocer el oficio enviado al Instituto Estatal Electoral, en el que la dirigencia nacional petista a cargo de Alberto Anaya, le informa de los poderes plenipotenciarios de la afamada deportista sonorense sobre todo lo que tenga que ver el PT en esta entidad, a la vez que revoca cualquier otro nombramiento al respecto.

No lo sabemos con certeza, pero son coincidentes las distintas versiones que adjudican a Alfonso Durazo Montaño la operación en contra de Moreno Berry, en atención a recientes desfiguros y protagonismos del destituido personaje, quien a la menor provocación se dedicó a condicionar la suma del PT a propuestas de MORENA en el Congreso del Estado.

Curioso el caso de Durazo Montaño, quien por lo visto va sobre la misma ruta que transita Manlio Fabio Beltrones, ya que al igual como ocurre con el exgobernador, a él también se le adjudica cuanta gracia, acontecimiento, golpe de mando y decisiones en el ámbito político estatal, y que así sean figuraciones producto de obsesiones de quienes los odian o admiran, solo dejan correr esos dichos sin negarlos ni confirmarlos.

Alfonso Durazo Montaño

Pero como nos decía amigo nuestro, valiera mejor establecer diferencias entre uno y otro y qué mejor el identificar los puntos de apoyo regional más importantes de ambos, que también en el terreno de las percepciones y elucubraciones están los empresarios Ricardo Mazón Lizárraga y David Alfonso González Morillas o sea que hasta en eso hay niveles y obvio, marcadas diferencias, entre quienes según dicen se disputan la propiedad de Sonora.

Como sea, en el marco de esa nueva democracia que promueve MORENA en Sonora, en esta ocasión y en el caso del PT, hicieron bien las cosas con el albazo finsemanero, ya que como decíamos, Ana Gabriela es infinitamente mejor perfil que su antecesor, resultando inocultable el ríspido jaloneo al interior de ambos partidos, dada la disímbola alianza electoral que incluyó al PES y que tendrán la arena de la Cámara de Diputados para dirimir diferencias y/o acomodarse en calidad de calabazas, en la carreta del partido sin cuya marca no estuvieran donde están, incluida Ana Gabriela.

Nos resultó imposible cubrir la conferencia de prensa de este lunes por la mañana donde la nogalense formalizó su asunción como mandamás del petismo sonorense, pero sabemos de sus declaraciones y abordajes respecto a condiciones en la agenda política estatal, lo cual nos permite sugerir cursillos intensivos sobre esos temas, para en lo futuro evitar incoherencias declarativas.

Pero bien en lo general la laureada atleta, cuyo reconocido fuerte carácter seguramente evitará que ella y el PT pasen a ser monigotes y verrugas de MORENA e incondicionales a los designios de Durazo, destacando que por su condición de mujer, le permitirá tender mejores vínculos y puentes de comunicación con la gobernadora Claudia Pavlovich e instancias de su administración, sin la carga mercantilista y negociación pervertida tradicional en Moreno Berry.

Claudia Pavlovich

Se nos hace muy prematuro hacer pronósticos como los que circula el neomorenismo convenenciero, que alza las campanas al vuelo porque con el relevo de dirigencia en el PT, dicen que se asegura la automática suma de los tres diputados que le quedan a los deseos de Durazo, cuando la misma Ana Gabriela pintó su raya a ese respecto en la conferencia de prensa.

Por lo pronto, todo indica que será muy transitoria en esa dirigencia, porque a partir de diciembre deberá atender responsabilidades como titular de la CONADE o sea tiene tres meses para construir lo que debieran ser las bases de la renovación del PT en Sonora, porque en un descuido Moreno Berry vuelve o al menos intenta volver por sus fueros, porque en serio que le hará falta ya que no se ve cómo se le cumplan sus sueños de ser diputado local o bien oficial mayor del Congreso del Estado.

Ana Gabriela estuvo acuerpada en la conferencia de prensa por los diputados electos que aún permanecen en el PT, Orlando Salido y Rodolfo Lizárraga, sin que hayamos divisado por ahí a Rosa María Mancha, que en el caso de Luis Armando Colosio y Yumiko Palomarez, desde hace días atendieron el mandato de sus candidaturas “sigladas” y se sumaron a la bancada electa de MORENA.

Como sea, de pronóstico reservado la reacción de Moreno Berry y si ésta ocurre en los términos que estila, habrá qué ver cómo sale al paso la exsenadora y diputada federal, quien obviamente carece aún de dones para la intriga, aunque seguramente Durazo Montaño seguirá dándole la mano en ese tema.

Somos optimistas y tenemos la impresión que el cambio de dirigente en el PT abonará a relaciones más transparentes entre ese partido y el gobierno estatal e incluso con MORENA, destacando las visitas que hizo la nogalense primero a la titular del IEES, Guadalupe Taddei y luego al Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, que paisanos al fin, calificaron el encuentro como constructivo, con el compromiso del Estado de “trabajar en unidad, apertura y transparencia, para impulsar en equipo, las estrategias que detonen el desarrollo de Sonora”.

La Diputada Federal Irma Terán y el presidente Peña Nieto

Por otra parte, este lunes al filo del medio día hora del centro del país, el presidente Enrique Peña Nieto rindió su sexto y último informe de gobierno, ceremonial sin grandes aspavientos llevado a cabo en el patio central del Palacio Nacional ante un millar de invitados, entre ellos diputados, senadores, empresarios, artistas, intelectuales y el cuerpo diplomático acreditado en México.

Salvo los escarceos en la sesión especial del Congreso de la Unión presidida por Porfirio Muñoz Ledo y las tradicionales histerias de ese señor Noroña quien quiso entrar a la fuerza al Palacio Nacional sin ser invitado, Peña Nieto no enfrentó mayores complicaciones en ese ritual, aunque totalmente lejanos aquellos tiempos cuando el día del informe se denominaba El Día del Presidente, destacando desde nuestro punto de vista, la cercanía con el presidente de la sonorense flamante diputada federal, Irma Terán, joven valor de la política regional proyectada para mayores cosas.

Y porque la familia es primero, la gobernadora Pavlovich no asistió a ese evento y junto al dueño de sus quincenas Sergio Torres Ibarra, se mantuvo atenta y cercana a su hija Ana, quien fue sometida a una operación quirúrgica, de la cual ya se encuentra en recuperación.

Natalia Rivera

Fue la Jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera, quien dio a conocer los motivos de la ausencia en Palacio Nacional de la mandataria sonorense, y si bien no abundó sobre el contratiempo médico de Ana, subrayó que la gobernadora se mantiene atenta sobre asuntos de su administración, así como también en cualquier toma de decisiones que requiera su hija.

Por lo demás, nuevo avance en la promoción de la cultura de la transparencia, la firma de convenio entre la Coparmex y el ISTAI, encaminado a permear en el sector privado de Sonora esa política pública, ante la necesidad de que también en ese ámbito se asuman responsabilidades, aprovechen y estén al día en la protección de datos personales.

Firmado por el comisionado presidente del Instituto Sonorense de Transparencia, Francisco Cuevas, el comisionado del ISTAI, Andrés Miranda y el presidente de Coparmex Sonora Norte, Arturo Fernández, el convenio prevé un programa de capacitación y asesoría en el ejercicio de su derecho de acceso a la información pública, así como impulsar en el sector privado la cultura de la transparencia.

Francisco Cuevas

Y en decisión definitiva, el INE dio por terminada la existencia del Partido Nueva Alianza y el Partido Encuentro Social, que en el caso del primero, tiene razón su dirigente estatal, Ramón Sosa al considerar la posibilidad de que con los actuales activos y militancia del Panal en Sonora, bien pueda constituirse en partido estatal.

Por cierto, independientemente a decisiones de orden nacional, todo indica que es un hecho que en esta entidad se mantendrá la alianza con el PRI, tanto en materia legislativa como en su interlocución y compromisos con el gobierno del Estado, en función de lo que hemos conocido sobre las posiciones del mismo Sosa y de los diputados electos Fermín Trujillo y Javier Duarte Flores, y de igual forma ocurre con el diputado electo por el Verde, Luis Mario Rivera.